Un sonido inolvidable: Sébastien Loeb hizo de nuevo volar al Peugeot 306 Maxi [OnBoard]

 |  @fernischumi  | 

Sin saber todavía cómo estará conformada su temporada 2018 en el Mundial de Rallyes, en la que no se espera que dispute más de tres pruebas, Sébastien Loeb volvía a subirse este fin de semana a su mejorado Peugeot 306 Maxi (cambios en el chasis, más ligero y con nueva electrónica) junto a Daniel Elena con el objetivo de ir recuperando ritmo de competición antes de afrontar en apenas un mes el Dakar 2018. La pareja nueve veces Campeona del WRC ha estado a punto de llevarse el Rallye du Var, con una buena delegación de R5 e incluso de WRC 1.6 Turbo como rivales y en una carrera en la que han estado presentes Stéphane Sarrazin con el Toyota Etios R5, Delecour con el Aston Martin y Pepe López y Giles Panizzi con sendos Peugeot 208 T16 R5.

La salida de Arzeno en el cuarto tramo permitía a Loeb y Elena colocarse como líderes de la prueba que cierra el nacional francés con un Kit Car de 20 años y frente a toda la armada de R5 modernos, sin embargo, David Salanon echaría el resto con su Ford Fiesta RS WRC y terminaría la jornada del sábado como sólido líder con 16 segundos de ventaja sobre el actual piloto de Peugeot Sport.

Lejos de tirar la toalla, Sébastien Loeb se tiraría en tromba en el inicio de la etapa del domingo, llegando incluso a recortarle a Salanon 11 segundos de su renta en el primero de los cuatro tramos de los que se conformaba la jornada. Sin embargo, el motor diría basta y el alsaciano, junto a su copiloto de confianza y amigo, debería tomar el camino de la retirada en la última especial, dejándole en bandeja el triunfo a David. Por su parte, Pepe López terminaba 12º, en un gran resultado para el español entre pilotos mucho más conocedores de estas carreteras.

Aun así, las imágenes que nos ha dejado durante este fin de semana Loeb al volante del 306 Maxi han hecho que más de uno se haya remontado al pasado, a la que para muchos ha sido una de las etapas más bonitas de los rallyes, las de los Kit Car atmosféricos de tracción delantera y frenos refrigerados por agua que muchos no han conseguido olvidar. OnBoards como esta, desde luego no ayudan a ello:

Lee a continuación: La FIA deberá buscar un nuevo director que trabaje en el destino del WRC

  • Jacobo87

    Los Kit Car 2.0 son para mí una debilidad personal. Igual porque debido a mi edad, la mayoría de mis recuerdos a pie de tramo del nacional datan de esa era. Recuerdo en debut en Orense 96 del Maxi Megane en manos de Oriol Gómez, los tiempos del 306, del ZX de Piedrafita en manos de Chus Puras, luego la irrupción ya de forma más oficial del Xsara Kit Car. Hasta aquella rareza que era el Escort Kit Car que llegó a participar de forma (oficial?) en el nacional de asfalto de 1997...

    Luego las apariciones mundialistas de Panizzi, Puras y Bugalski en Córcega y Catalunya; haciendo sudar tinta y batiendo a los WRC. Enteiendo que esa etapa tenga sus detractores, pero yo la recuerdo con un cariño especial, con esos motores atmosféricos atronadores.

    • Txesz

      Me suena que el Escort si tenía algo de apoyo oficial. No era como aquel RS Cosworth de Alonso en el 93 que, aun con los colores oficiales del equipo del mundial, sólo lo patrocinaba Ford Asturias.

      Tenía su punto, pero estéticamente no tenía nada que hacer frente al duo de PSA.

  • Txesz

    Va tan fino en las curvas que asusta...

    No se si es impresión mía, pero diría que Elena tiene un volumen corporal algo menor.