Una década después, estuvo muy cerca de regresar el dúo formado por Yvan Muller y el SEAT León

 |  @fernischumi  | 

Ha sido una semana muy intensa en lo referente a la nueva Copa del Mundo de Turismos. Con Tom coronel como última gran novedad entre los equipos que previsiblemente lucharán por la victoria, el heredero del WTCC ha podido comprobar que la adopción del reglamento TCR ha sido un gran éxito de convocatoria, logrando incluso sacar del retiro a un Yvan Muller que compaginará labores de piloto y de director de su propio equipo.

Sin embargo, el alsaciano no parece a atreverse a hablar de regreso. En una entrevista concedida al medio francés AUTOHebdo, el propio Muller ha desgranado algunos de los detalles de su programa para esta temporada en el WTCR en el que también estará integrado el vigente campeón del WTCC, Thed Björk. La gestación de este tiene algunas curiosidades, entre ellas la de la posibilidad de haber vuelto a ver al nombre del tetracampeón ligado al SEAT León, vehículo con el que conseguiría su primer título Mundial de la disciplina.

La participación M con Volvo en Qatar para la final del WTCC fue una experiencia divertida, pero no había planeado nada más. De hecho, intento desarrollar mi equipo lo mejor posible. Tuve la oportunidad de establecer un programa en WTCR, pero para que fuera exitoso, tuve que participar. No lo llamaría retorno, sino un trabajo independiente, sin duda en una temporada, pero más para lanzar y ayudar a mi equipo en un programa que nos dará experiencia. Las posibilidades fueron varias, pero fue decidido por los socios. Personalmente estaba muy interesado en SEAT León. Conocí bien al personal debido a mi paso por el equipo en el WTCC.

Finalmente, los socios de Muller terminaron por impedir el reencuentro entre el piloto francés y SEAT Sport, optando en este caso por uno de los últimos lanzamientos dentro de la categoría. No han sido los únicos en apostar por el Hyundai i30 N TCR, aunque bien es cierto que el caso de Norbert Michelisz es incluso más curioso que el del francés. La decisión llegaría a finales de 2017, precisamente después de una entrevista concedida a Autosport.

Tras algunas propuestas, la posibilidad de compartir box con Gabriele Tarquini (el cual volvía a Honda para sustituir a Tiago Monteiro) terminó por convencer al ídolo húngaro que además visitó la factoría de Alzenau en la que incluso pudo ver el trabajo que se hace con los World Rally Cars. Fue suficiente para que la balanza se terminara de decantar.

Necesitaba un cambio, un cambio, para poder mantener el nivel que mostré en la segunda mitad de la temporada pasada. Necesitaba el cambio para mantenerme tan motivado como antes. Un colega de Autosport me preguntó acerca de mi situación contractual para 2018, y honestamente respondí que no tenía ningún contrato con Honda para 2018. Después de que se publicó el artículo, recibí solicitudes por SMS y correo electrónico. Le pregunté mucho a Gabriele sobre el Hyundai, sobre las estructuras y lo que espera del automóvil en 2018. Francamente, ha dicho que espera que sea un coche ganador

Lee a continuación: Yvan Muller y Thed Björk también estarán en el nuevo WTCR con Hyundai