CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

2 MIN

Vamos a jugar a un juego: ¿Cuántos segundos conseguirá bajar el récord de Nordschleife el Porsche 919 Hybrid EVO?

Iván Fernández | 8 Jun 2018
porsche-motorsport-nurburgring-919-956-18
porsche-motorsport-nurburgring-919-956-18

Ahora que Porsche Motorsport ya ha comenzado a preparar el asalto al récord de Nordschleife oficialmente, es un buen momento de empezar a pensar dónde puede colocar el listón el Porsche 919 Hybrid Evo. Mientras que esperamos la fecha definitiva, la cual no debería retrasarse hasta julio, los aficionados expertos en Nürburgring ya nos están dejando las líneas maestras de cómo podemos escudriñar las pocas informaciones e imágenes que tenemos hasta ahora. Como diría el conocido personaje de una conocida saga de películas de terror: “vamos a jugar a un juego”.

El menos es lo que ha querido hacer en uno de sus últimos vídeos uno conocido Youtuber alemán especializado en todo lo relacionado con los automóviles. Misha Charoudin estuvo presente durante el pasado lunes en los entrenamientos realizados por Porsche Motorsport en el Infierno Verde y allí, cronometro en mano nos quiso dar una idea de los registros a los que se puede acercar el ‘revientarécords’ creado por los de Weissach.

Más allá de que el crono de 5 minutos y 32 segundos al que hace referencia Misha se convierta finalmente en realidad o no (estaríamos hablando de rodar más de medio minuto por debajo del récord de Stefan Bellof con el Porsche 956 C que lleva vigente más de tres décadas), no me deja de resultar curioso el “Método científico” digno de primer año de cualquier carrera de ingeniería al que recurren para tratar de pronosticar el que puede ser el nuevo récord absoluto del Nordschleife. Se nota que no es algo improvisado.

Sin duda, una solución muy ingeniosa la de comparar los tiempos del Porsche 911 GT2 RS con el tiempo que transcurre entre la comunicación de los comisarios que están apostados a lo largo del circuito, e incluso diría que muy profesional el hecho de ir ajustando el margen de error con el paso de los kilómetros para así dar lugar a una referencia con la que determinar la mejora de la que estamos hablando respecto a uno de los tres únicos Porsche de producción que han sido capaces de bajar de los siete minutos. ¿Acertará el bueno de Mischa? En unos días saldremos de dudas.