Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

Necesito un coche nuevo y diésel, pero tengo miedo de restricciones y prohibiciones, ¿qué opciones tengo?

Los acontecimientos de las últimas semanas, la entrada en vigor del WLTP, o las noticias que a diario nos llegan sobre el futuro del diésel, han conseguido que se despierte un interés inusitado en nuestros lectores, familiares y amigos, que he de reconocer que jamás habíamos visto, por adquirir un coche nuevo y, sobre todo, informarse acerca de las mejores opciones, ya sea leyendo Diariomotor, o solicitando ofertas de coches nuevos en ¿Qué coche me compro?. Pero la actualidad informativa también ha tenido como consecuencia que las dudas de los compradores, sobre todo con respecto al diésel, también sean la tónica general de la mayoría de aquellos que se encuentran en el proceso de decisión de compra. Y la pregunta más habitual es la siguiente: necesito un diésel, pero tengo miedo a las restricciones y las prohibiciones, ¿qué opciones tengo?

Lo primero es valorar si de verdad necesitas un diésel

Mi respuesta corta, habitualmente, es la siguiente. Si buscas un coche nuevo diésel, nada ha cambiado. Las restricciones y prohibiciones afectarán, sobre todo, a los diésel más antiguos. No se va a prohibir a los diésel más modernos, no limitar su capacidad de movimiento, de la noche a la mañana. Técnicamente no tendría sentido y difícilmente sería aplicable, tanto a corto, como a medio plazo. Está confirmado que el gasóleo será más caro en los próximos años, por la anunciada subida de impuestos del Gobierno para equipararlo con la gasolina. Pero esa subida de impuestos al diésel no será tan cuantiosa, y se producirá progresivamente.

Nuestros consejos seguirán siendo los mismos que hace años, antes de que comenzaran las restricciones, antes de que el diésel estuviera en el punto de mira tras destaparse el escándalo de Volkswagen. Solo deberías elegir un diésel si realmente lo necesitas, y eso implica recorrer muchos kilómetros, en el orden de decenas de miles de kilómetros al año.

Existe demasiado alarmismo al respecto, cuando difícilmente habrá restricciones y prohibiciones a corto o medio plazo para los diésel más modernos, lo cual no tendría sentido desde el punto de vista técnico, ni práctico

Los combustibles alternativos son una gran opción. Marcas como SEAT están impulsando con fuerza el GNC. Ver gama SEAT León en ¿Qué coche me compro?

Busca alternativas, coches que no sean diésel

A día de hoy es difícil encontrar opciones que, en términos generales, ofrezcan un coste por kilómetro más bajo que los diésel. El comprador de un diésel busca, o debería buscar, un coche económico para realizar muchos kilómetros en carretera. Los coches híbridos son una opción interesante aunque, en general, su consumo en carretera es más alto que el de un diésel. Si la conducción que se espera del coche será habitualmente urbana, o incluirá muchos recorridos urbanos, un híbrido puede ser una opción más que interesante, porque es precisamente en este entorno donde los híbridos suelen brillar. Los coches híbridos enchufables, aunque requieren de punto de recarga, y son normalmente más caros, son incluso mejores por su capacidad de recorrer unas decenas de kilómetros sin consumir combustible. Ver ofertas en nuestra guía de coches híbridos enchufables.

Los combustibles alternativos, como el GLP y el GNC, también son una opción interesante, que facilita un coste por kilómetro inferior al de la gasolina, y algunas ventajas de cara a las restricciones que se esperan en las grandes ciudades. El GLP cuenta con una red de distribución en estaciones de servicio que cubre todo el territorio nacional, todas las ciudades, y suficientes estaciones de servicio para repostar, mientras que el GNC aún cuenta con una red de distribución muy limitada, que deberías conocer antes de comprar un coche. También es importante saber que en estos coches, aún funcionando también con gasolina, deberíamos intentar utilizarlos siempre con el combustible alternativo para minimizar el coste por kilómetro.

Ver las ofertas de nuestra guía de coches híbridos en ¿Qué coche me compro?

Compra un diésel cubriéndote las espaldas

Muchos compradores que están decidiendo adquirir un coche nuevo, y valoran un diésel, temen no poder utilizarlo en unos años en su ciudad, o que las restricciones, y prohibiciones, hagan que su valor se hunda, y nadie quiera comprarlo de segunda mano si quieren deshacerse de él. Insisto, de nuevo, en que a corto y medio plazo los diésel modernos no deberían sufrir restricciones tan importantes, ni prohibiciones. Y es cierto que existe mucho alarmismo al respecto, en parte por la indecisión de nuestros políticos a la hora de aclarar qué sucederá a largo plazo con el diésel.

La mayoría de los coches nuevos en España se adquieren financiando la compra. Habitualmente, las marcas de coches y financieras ofrecen una alternativa muy interesante que sigue siendo un modelo de financiación, pero que facilita que cubramos nuestras espaldas, comprar un coche nuevo financiando mediante una multiopción. La multiopción no ha de confundirse con el renting o el leasing. Esta alternativa ofrece un valor de recompra del coche, al vencimiento del pago aplazado, en unas condiciones determinadas, que asegura un valor de recompra. Está pensado para que el cliente decida si en el momento de finalizar el pago aplazado decide pagar la cuota final, y quedarse con el coche, o entregarlo, escoger un vehículo nuevo, y entrar en un nuevo proceso de financiación.

La multiopción no es una decisión acertada desde el aspecto financiero, pero sí ofrece la garantía de que nuestro coche tenga un valor de recompra determinado en los tiempos acordados. Lo que es más interesante es que financiar un coche con un plan de multiopción no implica que el cliente tenga que deshacerse de su coche, puesto que esa decisión no tendrá que tomarla hasta que terminen los plazos del pago financiado. Al financiar un coche nuevo con la marca o el concesionario es interesante informarse acerca de los planes de multiopción.

Cada vez hay planes de renting con condiciones más flexibles y orientadas al cliente particular, como os mostramos en nuestra guía con las mejores ofertas de renting del mercado

No compres el coche, opta por el renting o el leasing

La opción que ofrece más garantías y flexibilidad es hacerse con un coche nuevo mediante la opción del renting o el leasing. Generalmente, no es una opción económica, muchos planes de renting pueden ser caros, y no están indicadas para cualquier cliente, aunque sí es cierto que en muchos casos puede ser recomendable y que cada vez existen más alternativas de renting, y cada vez más enfocadas al cliente particular, y ya no solo al profesional, o a la empresa.

Muchas marcas ya ofrecen planes de renting muy interesantes para coches nuevos, condiciones más flexibles, y próximas a las necesidades de un particular. En los próximos años se espera que el renting sea la opción escogida por muchos compradores que hasta ahora financiaban la adquisición de su coche nuevo. La ventaja está en que el compromiso del que se hace con un coche nuevo por la opción del renting es menor y tiene la garantía de que, en el momento en que venza su contrato de renting, puede escoger cualquier otro coche, sin preocuparse de valor de reventa, ni de que vayan a imponerse restricciones al diésel, o el coste de repostar gasóleo sea demasiado alto.

Vencido el contrato de renting puede decidir si cambia su coche por un nuevo diésel, o por cualquier otra opción y, lo que es aún más importante, puede cambiar su coche por otro que se adecúe mejor a sus circunstancias personales en ese momento.

Ver nuestra guía con las mejores ofertas de renting del mercado.

Lee a continuación: La subida de los impuestos para el diésel ya tiene fecha, ¿cuándo subirá el precio del gasóleo?

Ver todos los comentarios 1
  • ThePgR777 .

    Ahora defendéis su compra cuando lleváis meses metiendo mierda al diésel. Anda y que os den por culo.