CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Eléctricos y reciclados, el no tan loco futuro de los coches según BMW

David Clavero | @ClaveroD | 3 Sept 2021
Bmw I Vision Coche Reciclado 0921 01
Bmw I Vision Coche Reciclado 0921 01

Tu coche actual, si no es muy antiguo, puede contener algún que otro material reciclado. Pero el BMW i Vision Circular concept va todavía más allá de esta idea, mostrando el futuro de una industria automovilística donde los coches estarán compuestos en su totalidad de materiales reciclados y reciclables. Así, aunque ahora esta idea pueda sonar a locura, BMW nos presenta un futuro no tan lejano donde sus coches serán totalmente eléctricos, estarán fabricados de materiales reciclados y serán construidos sin emitir un solo gramo de CO2 a la atmósfera.

Con motivo del salón del automóvil de Munich, BMW nos presentará un nuevo coche eléctrico que podría ser un adelanto del sucesor del BMW i3. Pero además, este prototipo también esconderá una filosofía que será cada vez más común en BMW, además de en todos los fabricantes de automóviles.

Hablamos de coches que son fabricados con materiales reciclados y reusados, algo que el BMW i Vision Circular concept llevará un paso más allá al estar fabricado de forma íntegra con este tipo de materiales. Porque sí, el 100% de este nuevo prototipo de BMW habrá sido fabricado con materiales que han sido reciclados o reusados, que son en su totalidad reciclables y buscando el menor impacto en emisiones de CO2 durante su fabricación.

Coches como el BMW iX ya han supuesto un paso importante en este sentido, pero la realidad es que BMW pretende alcanzar un objetivo bastante ambicioso para el año 2030 en todos sus coches: reducir un 40% las emisiones de CO2 de sus coches durante toda la vida útil. Y a ello debemos añadir otro desafío más, que es conseguir que el 50% de los materiales usados en la fabricación de sus coches procedan de materias recicladas.

Interior del BMW iX

Esto afecta desde el aluminio o el acero que dan forma al chasis o las diferentes estructuras del vehículo, hasta los tejidos que cubren el interior, pasando por los materiales plásticos que dan forma a innumerables piezas de un coche.

Pero como decíamos, esta visión de BMW no es aislada, pues la industria del automóvil persigue este objetivo desde hace tiempo en pos de limitar su huella de carbono. No todos los fabricantes automovilísticos del mundo se muestran tan ambiciosos ni mucho menos, pero lo cierto es que en mercados como el europeo cada vez son más comunes estas apuestas, buscando hacer cada coche más sostenible que su antecesor.

BMW iX

Quizá, el gran dilema de esta estrategia está en cómo garantizar que todos esos futuros coches eléctricos serán reciclados, pues tal y como ya hemos comentado anteriormente, una de las claves de esta apuesta está enfabricar coches reciclados, pero también reciclabes teniendo en cuenta toda la vida del vehículo. Y es aquí donde hacen acto de presencia elementos como las baterías y el siempre polémico reciclado de las mismas, pues ni es fácil ni barato.