CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

6 MIN

La solución que permitirá seguir vendiendo diésel y gasolina en 2035 (IV)

David Villarreal | @davidvillarreal | 15 Nov 2021
Mazda Toyota Subaru Combustibles Neutrales Gr86 Derrapando
Mazda Toyota Subaru Combustibles Neutrales Gr86 Derrapando

Nos dirigimos hacia un mundo libre de humos en el que, según parece, la combustión interna estaría condenada a su desaparición. La Unión Europea pretende acabar con las ventas de coches diésel y gasolina en 2035. Mientras tanto, Mazda, Subaru y Toyota se unen para impulsar un proyecto que defiende la combustión interna. Los combustibles sintéticos son un clavo ardiendo al que muchos quieren aferrarse y una solución bastante válida, tal vez la única, para seguir vendiendo diésel y gasolina en el futuro.

Mazda, Subaru y Toyota impulsarán esta tecnología en la competición, con dos proyectos que emplearán gasóleos y gasolinas sintéticos y neutrales en las carreras, y con el potencial de aplicarse en turismos de calle.

Ahora bien, ¿se trasladarán estos proyectos a los diésel y gasolina de calle?

Mazda, Subaru y Toyota se unen para impulsar los combustibles sintéticos neutrales en competición y dejan toda una declaración de intenciones para apoyar esta tecnología y defender la combustión interna en automóviles de calle

La solución que salvará al diésel y la gasolina en 2035

Como os decíamos, los combustibles sintéticos neutrales pueden ser una alternativa real, al coche eléctrico - de baterías e hidrógeno - para permitir que se sigan vendiendo diésel y gasolina en 2035. Os recomendamos leer la serie de artículos en la que, desde hace tiempo, os venimos hablando de esta tecnología, empezando por nuestro reportaje sobre los combustibles sintéticos neutrales (I); el proyecto de Porsche, uno de sus principales impulsores (II); la visión de Bosch, al respecto del empleo en la industria auxiliar (III); y también el vídeo incrustado más arriba, en el que mi compañero Sergio nos cuenta las conclusiones a las que llegó tras viajar a Alemania para conocer el proyecto de combustibles sintéticos de Porsche.

Resumiendo muy rápidamente en qué consisten los combustibles sintéticos neutrales, nos quedaremos con su razón de ser para contribuir a la descarbonización de la industria del automóvil. En tanto combustibles, evidentemente, generan emisiones de CO2. Pero al producirse mediante procesos químicos y físicos en los que se "capta" el CO2 del aire y se emplea energía de origen renovable, su neutralidad reside en que las emisiones generadas en la combustión ya han sido compensadas en su producción reduciendo el CO2 en la atmósfera.

Evidentemente, esta tecnología está en pleno desarrollo y afronta muchísimas dificultades, partiendo de lo más básico, de conseguir producciones en volúmenes industriales y a un coste que lo haga viable.

Mazda, Subaru y Toyota y su proyecto de combustibles neutrales

Como os decíamos, Mazda, Subaru y Toyota se han unido para impulsar proyectos de combustibles sintéticos neutrales en competición y que, nos demuestran, una vez más, que hay mucho en juego. Para muchos la combustión interna es una característica inherente e imprescindible de la competición automovilística, sin la cual las carreras pierden buena parte de su interés. El trío de fabricantes japoneses que se ha unido en este proyecto no oculta que, más allá de la competición, los combustibles sintéticos neutrales son una línea válida para alcanzar la neutralidad de carbono en la industria y que, por lo tanto, apoyarán esta tecnología en productos de calle.

Mazda ha anunciado que participará en la prueba de Okayama de la Super Taikyu Race, un campeonato de resistencia en el que participan turismos, con un Mazda 3 equipado con un motor diésel 1.5 SKYACTIV-D y alimentado por gasóleo sintético y producido íntegramente mediante biomasa.

Mazda empleará el biocombustible desarrollado por la compañía Euglena Co. Ltd. que ha conseguido producir un combustible con las mismas propiedades del gasóleo que empleamos en nuestros automóviles, mediante procesos en los que intervienen microalgas para transformar residuos, como el aceite de cocina, en combustible.

Subaru y Toyota también dispondrán de sendos vehículos, el Subaru BRZ y el Toyota GR86, compitiendo en todo el campeonato de la Super Taikyu Series empleando gasolina sintética neutral. Pero, tan importante como la colaboración entre fabricantes japoneses, unidos por la causa de impulsar los combustibles sintéticos neutrales en las carreras, la declaración de intenciones que hacen con una nota de prensa conjunta (ver paneles de prensa de Mazda, Subaru y Toyota), en la que defienden la combustión interna y los combustibles sintéticos neutrales en automóviles de calle.

Mazda, defiende la "importancia de proporcionar al cliente un abanico de opciones [...] para alcanzar la neutralidad de carbono". Subaru y Toyota expresan la intención de colaborar para "acelerar el desarrollo de todo tipo de tecnologías para afrontar el reto de alcanzar la neutralidad de carbono".

De manera que, a pesar de estar todas ellas inmersas en el desarrollo y lanzamiento de vehículos eléctricos - sin ir más lejos el Subaru Solterra y el Toyota vZ4X han sido desarrollados conjuntamente - defienden un futuro en el que habrá sitio para la combustión interna, asociada a la hibridación y a sistemas de baterías enchufables y no enchufables, empleando combustibles sintéticos neutrales.

Mazda, Subaru y Toyota se posicionan en contra de prohibir la combustión interna en 2035 y defienden la importancia de ofrecer tecnologías variadas a los conductores y los combustibles sintéticos neutrales en el camino hacia la neutralidad de carbono

Pero el proyecto avanzado por los fabricantes japoneses va mucho más allá de los combustibles sintéticos neutrales. En los próximos días os seguiremos detallando otros proyectos no menos apasionantes, como el hecho de que Toyota y Yamaha vayan a competir en la Super Taikyu Race de Okayama con un coche de hidrógeno. Este proyecto, aunque parezca limitado, y sencillo, es realmente interesante en tanto en cuanto requiere afrontar numerosos retos, para el transporte y suministro del hidrógeno hasta los circuitos que, en el fondo, es también un reflejo de los retos que afrontará la pila de combustible y el coche de hidrógeno para desarrollarse en turismos de calle.

Por otro lado, Kawasaki y Yamaha también se han unido, en el mundo de las dos ruedas, para impulsar el desarrollo de motocicletas de hidrógeno. Según han anunciado (ver paneles de prensa de Kawasaki y Yamaha), Kawasaki y Yamaha están conversando para considerar la posibilidad de desarrollar conjuntamente motores de hidrógeno para motocicletas.

La solución que permitirá seguir vendiendo diésel y gasolina

  1. ¿Qué son los combustibles sintéticos neutrales?
  2. La visión de Porsche y los combustibles neutrales
  3. La visión de Bosch y la defensa de puestos de trabajo