CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Movilidad

5 MIN

6 motivos por los que si vas a comprar un coche nuevo debes hacerlo antes que acabe diciembre

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 3 Dic 2020
Coches Stock Baratos Seat Concesionario
Coches Stock Baratos Seat Concesionario

Tradicionalmente el último mes del año es el momento ideal para comprar nuevo, por todo aquello que las diferentes concesiones y marcas hacen balance final y para cumplir objetivos recurren a aprovisionarse de coches de stock o bien los matriculan para venderlos como km0. Sin embargo, este diciembre 2020 será irrepetible, al menos en un corto plazo, pues podemos decir que se ha dado una tormenta perfecta para encontrar los mejores chollos. A continuación te contamos los seis motivos, unos más evidentes e inmediatos, y otros más intrínsecos y deducidos, por los que si vas a comprar un coche nuevo debes hacerlo ahora.

1) No habrá prórroga de la moratoria del WLTP

El primero de ellos es que a partir del 2021 subirá el impuesto de matriculación del grueso de los coches que acaparan la mayor parte de las ventas. De hecho, se estima que el 50 % de los coches que se venden en España suban entre 500 y 1.000 euros. Esto se debe a que la cuantía a pagar por el impuesto de matriculación varía en función de las emisiones de CO2. Así pues, cuando entró en vigor el ciclo WLTP los coches pasaron a homologar unas emisiones más realistas y reales, lo que significaría que muchos de ellos subirían de tramo impositivo, tributando entonces una mayor cantidad. Para evitar esa subida de precios el gobierno de de turno aprobó una moratoria en la que para dicho impuesto se utilizaría el WLTP correlado (una cifra que está a medio camino), finalizando dicha moratoria este 31 de diciembre.

2) Fin del Plan Renove

El día 31 de diciembre también es el último día en el que puedes comprar un coche acogiéndote al Plan Renove, salvo que el Ejecutivo decida prolongarlo hasta agotar los fondos destinados al mismo como compensación a la subida del WLTP. Lo cierto es que las cuantías se mueven en la mayoría de los casos entre los 400 € y los 1.000 €, los cuales deberán tributar en hacienda, siendo además necesario entregar un coche usado con un mínimo de diez años de antigüedad y doce meses de pertenencia. No obstante, este punto será más influyente en todos aquellos que estén pensando en comprar un coche híbrido enchufable o eléctrico, que son los que cuentan con las mayores ayudas, 2.600 € y 4.000 €, respectivamente, y por algún determinado motivo no quieran o puedan acogerse al Plan MOVES II.

3) Cumplir objetivos de pedidos y ventas

En tercer lugar tenemos el motivo más evidente de todos, y es el de cumplir objetivos. Por un lado, las concesiones deben realizar un determinado número de pedidos a fábrica, sin olvidar que en diversas ocasiones son los mismos fabricantes quienes les "endosan" una determinada cantidad de coches, y si dicha concesión no tiene una gran liquidez, querrá venderlos cuanto antes para dejar de tener ese retenido. Asimismo, a las marcas también les gusta aparecer en los ranking de ventas, los cuales se miden por unidades matriculadas, por lo que finalmente acaban obligando o incentivando que esas concesiones matriculen más coches aumentando el número de km0.

4) Revisión de las etiquetas de la DGT

En este preciso instante la DGT está inmersa en un proceso de revisión del actual etiquetado medioambiental, pues antes de que finalice el año deben presentar un proyecto al Ejecutivo cuya propuesta entrará en vigor en julio de 2021, la cual será más restrictiva. Por tanto, y aunque todo son especulaciones, puede que un híbrido enchufable no siga considerándose como CERO o un GLP como ECO, así como que la creación de la etiqueta D relegue a un segundo plano a los motores que no cumplen la Euro 6d.

5) Normativa europea de emisiones a 95 gramos de CO2

Tal y como hemos trasladado en varias ocasiones, de forma resumida podemos decir que la Unión Europea ha aprobado una normativa que obliga a todos los fabricantes a que la media de emisiones de todos los vehículos vendidos sea inferior a 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. En caso de superar esa cifra deberán pagar una sanción progresiva de 5 € por el primer gramo, 15 € por el segundo, 25 € por el tercero y 95 € por cada uno de los siguientes, por cada uno de los coches vendidos. Por tanto, en líneas generales estaríamos hablando de un total comprendido entre mil y dos mil euros de sobreprecio por cada unidad vendida, el cual se trasladará en gran parte al precio final que abonará el comprador.

6) Un mal año que compensar

Finalmente, no debemos perder de vista que este año 2020 pasará a la historia por ser uno de los peores en cuanto a ventas se refiere. Por ejemplo, en el caso de España aún no hemos alcanzado las 750.000 unidades, lo que supone un 35 % menos que el año pasado a estas alturas, y lo cierto es que es muy improbable que se cierre el año por encima de las 900.000 matriculaciones. Ello provoca que los diferentes actores de esta cadena (concesionarios y marcas) opten por aplicar políticas de agresivos descuentos para incentivar la compra, reduciendo al mínimo posible los márgenes de beneficio con el objetivo de "no tener el dinero aparcado en campas", y así hacer frente a todos sus gastos.