comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

Da un frenazo para evitar ser cazado por un radar fijo y provoca una colisión en cadena

Accidente Frenar Evitar Radar

Este pasado finde semana podíamos ver en el Twitter de SocialDrive una colisión en cadena como consecuencia de un conductor que frenó bruscamente para evitar ser cazado por un radar fijo en Pontevedra, en un tramo de autovía limitado a 80 km/h y que por la señalización que puede verse, en las intermediaciones de una curva peligrosa a la derecha. Así pues, esta práctica de frenar en un radar conlleva una multa de 200 €, pues puede provocar situaciones como la que te contamos.

Dar un frenazo para evitar un radar supone 200 € de multa

`

Esta práctica del frenazo es algo muy habitual en nuestras carreteras, seguro que en más de una ocasión lo has podido observar con tus propios ojos, o incluso conduciendo por una carretera que desconocías, y tras haberte despistado, te hayas topado con algún radar de golpe y para evitar la multa no te haya quedado otro remedio.

Sea como fuere, frenar bruscamente en un radar es una acción que puede ser multada, no por el hecho de circular a una velocidad superior a la legal (ya que no posible probarlo), sino por poner en peligro a los demás usuarios de la vía según el artículo 53 del Reglamento General de Circulación, en el que se establece que: "Salvo en caso de inminente peligro, todo conductor, para reducir considerablemente la velocidad de su vehículo, deberá cerciorarse de que puede hacerlo sin riesgo para otros conductores y estará obligado a advertirlo previamente del modo previsto en el artículo 109, sin que pueda realizarlo de forma brusca, para que no produzca riesgo de colisión con los vehículos que circulan detrás del suyo."

Por tanto, si un agente de la Guardia Civil o el cuerpo policial pertinente advierte que has disminuido la velocidad de forma brusca y contundente sin causa justificada, puede sancionarte por ese hecho, el cual es una infracción grave que supone una cuantía económica de 200 €.

Aunque frenes y no te multen por ello, aún pueden cazarte por el superar el límite de velocidad

Supongamos que has visto el radar y que has logrado frenar a tiempo para evitar la multa sin que ningún agente se percate de ello. Pues bien, aún puedes ser multado, porque la DGT "se las sabe todas", y es por ello que emplean la técnica de los radares dobles y los radares en cascada.

Los radares dobles consisten en instalar varios radares fijos adecuadamente señalizados a escasos kilómetros unos de otros en tramos especialmente problemáticos, ya sea por su trazado, siniestralidad o volumen de tráfico, de forma que los conductores no sepan exactamente la ubicación concreta de cada cinemómetro y se vean obligados a no superar el límite de velocidad establecido. Respecto a los segundos, los radares en cascada, es una técnica en la que después de un radar fijo se instala uno móvil camuflado. Así, los conductores que han frenado ante el primero y vuelven a acelerar confinados, son multados por el segundo.

Más guías sobre la DGT y los radares de velocidad

- La DGT recuerda por qué frenar en los radares no siempre evita la multa - Así funcionan y te cazan los radares en cascada - Radares dobles: dos multas por exceso de velocidad en unos kilómetros - Los radares anti-frenazo no existen - Todo sobre los radares de tramo de la DGT: qué son, cómo funcionan y dónde están