CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

5 MIN

Tierra sin ley: 5 anuncios de coches con los que se iba, literalmente, a la yugular

Javier López | @jlopezbryan96 | 31 Jul 2021
Anuncios Antiguos Deportivos Sin Filtros 1
Anuncios Antiguos Deportivos Sin Filtros 1

Las normas existen por algo, por buscar un orden, un respeto y evitar el caos; sin embargo, esto no siempre fue así. Y es que hoy, estimados lectores, quiero remontarme a una época en la que la ley de la publicidad brillaba por su ausencia permitiendo que los anuncios fuesen mucho más fuertes, directos y crueles. La industria del automóvil no era ninguna excepción, la cual aprovechaba cualquier oportunidad para intentar degollar a sus rivales, y es por eso que hoy, en tono nostálgico, os acercamos estos 5 anuncios de coches con los que se iba, literalmente, a la yugular.

Imaginad por un momento a Porsche riéndose sin piedad y descaradamente de Ferrari; o a Volvo lanzando cuchillos a Lamborghini. Parece completamente inviable, ¿verdad? Pues lo cierto es que en la década de los 70 y de los 80 esta práctica era tan habitual que hasta marcas como Daihatsu se atrevieron a buscarle las cosquillas a los titánicos fabricantes de superdeportivos italianos.

¿Un Volvo 740 Turbo? Es exactamente lo mismo que un Lamborghini Countach con remolque

Volvo no se andaba con rodeos por aquel entonces y no solo quería dejar patente que sus coches eran los más seguros, sino también rápidos. Prueba de ello fue la campaña publicitaria que emplearon para promocionar al 740 Turbo, un vehículo que, con su carrocería familiar, no solo ofrecía espacio por doquier, sino también prestaciones.

Vale, puede que fuese algo pretencioso por parte de la firma sueca afirmar que su 740 Turbo era como Countach con remolque, sobre todo teniendo en cuenta que el italiano era muy superior en prestaciones. Pero la gracia precisamente se encontraba en la osadía de las marcas de pugnar por sus vehículos sin miedo a mencionar a otros sin tapujos, incluso cuando se trata de firmas como Lamborghini.

¿Os imagináis hoy en día a Volvo afirmando que un XC60 Recharge es la misma idea que un Huracán con remolque?

Por qué tener un Nissan o un Mitsubishi si existen coches como el Porsche 911

Así de claro lo dejaba Porsche cuando la generación 964 del 911 reinaba a sus anchas en las carreteras. Pocos deportivos eran capaces de hacerle sombra al mítico nueveonce, pero, por si acaso, la casa alemana hacía a sus potenciales clientes plantearse si realmente querían "desperdiciar" su sueño de la juventud comprándose un Mitsubishi o un Nissan.

"Solo hay un coche que se parece, se conduce y ofrece prestaciones como las de un Porsche 911: un 911." Seguramente esto no sentó nada bien a los aficionados de los Mitsubishi 3000 GT y Nissan Skyline, dos de los grandes competidores nipones del 911 por aquel entonces.

Qué más da si es un Volvo o un Porsche, ante un radar son lo mismo

Volvo tenía los cuchillos bien afilados y ningún miedo a la hora de arrojarlos contra otras marcas, especialmente contra Porsche. La casa sueca volvió a la carga para crucificar al Porsche 944, un deportivo no tan admirado como el 911 pero igualmente capaz y a la altura de la casa que le dio cobijo.

Y es que, bajo la premisa de que el Volvo 740 Turbo Wagon era un familiar de altas prestaciones, al fin y al cabo a los ojos de un radar este y el Porsche 944 eran lo mismo: vehículos capaces de superar la velocidad máxima de la vía y recibir sanciones igualmente.

Con un Daihatsu Hitjet ligarás más que con un Lamborghini

Seguro que te sonará Daihatsu, una firma japonesa perteneciente a Toyota que se dedica a fabricar vehículos asequibles y que se atrevió a mofarse de una de las más grandes: Lamborghini. La casa nipona aprovechó el lanzamiento del Daihatsu Hitjet, un pequeño monovolumen que también contaba con versiones de uso industrial, para declarar que era mejor que cualquier superdeportivo procedente de Sant'Agata Bolognese.

Pero, ¿por qué? La respuesta es muy sencilla y es que, según Daihatsu, con el Hitjet podrías ligar más que con un Lamborghini, principalmente porque contaba con seis plazas y cabrían en el interior cinco mujeres más que en cualquier vástago de la casa italiana. ¿Sexista? Sin duda, ¿radical, innecesario y con pizca de originalidad? También.

Por encima de las 5.000 revoluciones no escucharás a tu pasajero gritar

El Porsche 911 Turbo siempre ha sido un referente en lo que a prestaciones se refiere, convirtiéndose en todas y cada una de sus generaciones en todo un portento de la deportividad. Cuando la generación 964 del mítico deportivo alemán se encontraba en operativo, eran pocos los coches capaces de hacerle sombra, lo que se traduce también en que podías hacérselo pasar muy mal a tus pasajeros.

Así de claro te lo dejaba la propia Porsche en sus anuncios, indicando que por encima de las 5.000 revoluciones el aullido del seis cilindros bóxer sobrealimentado por turbo se acentuaba pudiendo llegar a mitigar los gritos de tu acompañante.

Vale, aquí no se arrojan cuchillos a otras marcas, pero el mero hecho de que usasen este eslogan para promocionar a uno de los 911 más rápidos de la época es digno de admirar. No creo que hoy en día la firma alemana piense siquiera en insinuar en sus anuncios lo mal que se lo puedes hacer pasar a tu pasajero en un 911 GT3 992, aunque realmente puedas hacerlo.