Audi nos enseña el interior del e-tron quattro, así como las innovadoras “pantallas retrovisoras” del SUV eléctrico

 |  @sergioalvarez88  | 

En unas horas Audi presentará a la prensa el interior de su nuevo SUV eléctrico del Audi e-tron quattro. Es el lanzamiento más importante del año para la marca alemana, y una fuerte apuesta de futuro en un segmento que pronto estará más que reñido. Este SUV de altas prestaciones 100% eléctrico tendrá que competir con el recién lanzado Jaguar I-Pace (ver prueba del Jaguar I-Pace), así como los Tesla Model X y los futuros Mercedes EQC, que serán presentados en septiembre. Por el momento, ya podemos ver cómo será el interior definitivo del Audi e-tron quattro, contemplar su diseño, y analizar qué soluciones han sido implementadas por Audi.

En primer lugar, nos gusta el diseño escogido por Audi. Es un diseño similar al de los últimos lanzamientos de la marca, como pueden ser los Audi A6 y Audi Q8. El coche eléctrico presume de una instrumentación digital con pantalla de 12,3″, y una consola central donde el protagonismo se reparte entre la pantalla del sistema de infotainment y la pantalla del módulo de la climatización. Es un interior con pocos botones físicos, en la línea de los últimos lanzamientos del Grupo Volkswagen. La parte inferior de la consola es semi-flotante, al igual que la bonita palanca de cambios, integrada en reposamanos.

Puede equipar un sistema de iluminación ambiental a base de LEDs, con intensidad y colores variables para la luz del habitáculo y sus contornos.

Es un coche donde Audi no ha escatimado en materiales o calidades, un detalle que se suele achacar a bastantes coches eléctricos, que tratan de compensar el coste de sus baterías ahorrando en calidad interior. Cuero, inserciones metálicas o materiales como la madera se aseguran de que no suframos de igual manera en el Audi e-tron. Los rivales del Audi e-tron tienen buenas calidades interiores, pero lo que no tienen son espejos retrovisores digitales. En vez de espejos convencionales, Audi los ha reemplazado por cámaras, de menor resistencia aerodinámica y mejor resultado práctico.

O al menos, eso es lo que nos venden: en vez de mirar al reflejo de un espejo, unas pantallas OLED de 7 pulgadas proyectan las imágenes de las cámaras en el hueco entre la manilla de la puerta y el pilar A. A través del sistema MMI del coche, podemos escoger qué modo de visualización usar, el modo para circulación en autopista, el modo de circulación en carretera o el modo de aparcamiento – varias focales controladas electrónicamente lo permiten a nivel técnico. Estas cámaras deberían ser compatibles en un futuro con sistemas de realidad aumentada, o innovaciones como los sistemas de visión nocturna.

Usar cámaras en vez de retrovisores es una idea innovadora en turismos de producción, pero me preocupa la fiabilidad futura de estos sistemas.

Audi afirma que el e-tron tiene un interior capaz de albergar cómodamente a cinco personas con su equipaje, además de tener un fondo plano – las baterías van ubicadas bajo el suelo del coche – los grupos motopropulsores no requieren de un túnel central de transmisión y su distancia entre ejes es de 2.928 milímetros. También prometen una experiencia de conducción muy silenciosa, con un gran aislamiento de los ruidos aerodinámicos, especialmente a partir de los 85 km/h. A nivel técnicos, Audi aún tiene que desvelar algunos detalles, pero ya conocemos bastantes detalles de este SUV eléctrico.

Monta una batería de iones de litio y nuevo diseño, con 95 kWh de capacidad y refrigerada por anticongelante. Esta batería pesa 715 kilos y permite una autonomía de 400 km según el ciclo WLTP. El Audi e-tron tiene tracción total permanente y dos motores eléctricos – con una potencia estimada de 400 CV, hará el 0-100 km/h en 4,6 segundos. El Audi e-tron es compatible con un sistema de recarga rápida de 150 kW de potencia, con el que recargaremos la batería hasta el 80% de capacidad en 30 minutos… si podemos acceder a un cargador de este calibre. Con un wallbox doméstico, estamos hablando de unas 11 horas de recarga a 7 kW de potencia.

Su precio de venta al público rondará los 80.000 euros para la versión de acceso, según las últimas declaraciones del CEO de la marca.

Lee a continuación: Todo por la aerodinámica: el Audi e-tron tendrá cámaras en vez de espejos retrovisores

  • nombre

    A ver cuanto tardan en comentar…que si prefiero los coches sin tanta pantallita, que si se está perdiendo la filosofía de conducir, que si los coches parecen electrodomésticos, que si prefería los teléfonos con botones, el fax, la teles con culo… y bla, bla ,bla

    • ElYi

      A mí me gustaba desactivar el wifi para usar el teléfono