¿Tiene sentido que BMW y Mercedes desarrollen coches juntos?

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Mercedes Clase A 2019 Exterior Blanco Gris 2

Sin lugar a dudas esta ha sido una de las grandes sorpresas de la semana. BMW y Mercedes-Benz se encuentran, como la mayoría de fabricantes de coches, en un proceso de redefinición, de inversiones ingentes para desarrollar coches eléctricos y autónomos, y para optimizar los costes en todas sus gamas. Lo que no podíamos imaginarnos es que BMW y Mercedes-Benz pudieran unirse para desarrollar coches juntos. Una noticia que, de momento, no pasa de ser un rumor, que apunta a conversaciones entre ambas marcas para desarrollos conjuntos en su gama de coches compactos, en las líneas BMW Serie 1 y Mercedes Clase A, y sus derivados, con los que comparten plataforma. ¿Pero tiene sentido que BMW y Mercedes desarrollen coches juntos?

¿Por qué querrían BMW y Mercedes desarrollar coches juntos?

Cuando el río suena, normalmente, suele llevar agua. En cualquier caso, el medio alemán Handelsblatt que lanzaba estos días la noticia también reconocía que el hipotético acuerdo entre BMW y Mercedes-Benz, de estarse produciendo, aún se encontraría en una fase preliminar. De ser cierto, BMW y Mercedes-Benz estarían dialogando para establecer acuerdos, pero estarían muy lejos de llegar a tomar una decisión como la de compartir desarrollo, y por ende plataformas, en su gama de coches compactos.

Desde el punto de vista económico muy probablemente tenga sentido. La razón fundamental por la cual BMW y Mercedes-Benz podrían querer desarrollar coches compactos de forma conjunta es la de optimizar costes, y crear productos muy competitivos frente a sus rivales.

BMW y Mercedes-Benz han de optimizar costes de desarrollo y fabricación para ofrecer productos competitivos, pero desarrollar coches conjuntamente podría no ser la mejor estrategia comercial

Bmw X2 Amarillo Azul 2019 Coches Mercedes

Imágenes del BMW X2.

Recordemos que el nuevo BMW Serie 1, además de compartir plataforma con toda la gama de productos compactos de BMW, también hará lo propio con MINI. Mercedes-Benz, por su parte, no solo aumentará su gama compacta, la que comparte plataforma con el Mercedes Clase A, sino que también emplea algunas tecnologías de su socio Renault, como el bloque de algunos de sus motores. Audi, el rival natural de estas dos marcas, aún lo tiene más fácil, el Audi A3 comparte plataforma, motores y tecnologías con un espectro muy amplio de modelos del Grupo Volkswagen.

Los pros y los contras de un coche desarrollado por BMW y Mercedes

El empleo de una plataforma común, e incluso tecnologías concretas, como motores, no necesariamente debería abocarnos a un futuro de coches clónicos, en el que la única diferencia entre un BMW y un Mercedes sea el emblema. Partiendo de una misma plataforma, y según los términos que se acordasen, BMW y Mercedes-Benz podrían imprimir su personalidad a cada uno de sus productos. En cualquier caso, estas marcas alemanas han de ser muy conscientes del efecto que una decisión como esta podría tener sobre sus clientes y aún más en gamas tan populares e importantes como las de sus coches compactos. ¿Cuál sería su factor diferencial si llegáramos hasta este punto?

Según la misma información publicada por el diario Handeslblatt, los responsables de ingeniería de ambas marcas habrían mostrado su oposición a un acuerdo como este. Y no es para menos.

La clave de un acuerdo entre BMW y Mercedes-Benz sería avanzar en el desarrollo de coches autónomos

Mercedes Benz Cla, C 118, 2019

Imágenes del nuevo Mercedes CLA 2019.

BMW y Mercedes-Benz desarrollando conjuntamente coches autónomos

En cualquier caso, la clave de este acuerdo iría más allá de un hipotético desarrollo conjunto de coches compactos entre BMW y Mercedes-Benz. El acuerdo también iría dirigido a que BMW y Mercedes-Benz compartan desarrollo de coches autónomos. Y si tuviéramos que poner la mano en el fuego, e incluso hacer de adivinos y vaticinar qué acuerdos unirán a marcas como BMW y Mercedes-Benz en los próximos años, diríamos que sin duda entre esos acuerdos estarán los de compartir tecnologías de coche conectado y coche autónomo.

Todos los fabricantes persiguen el objetivo de poner en la calle un coche capaz de desplazarse sin conductor. Pero el desarrollo de una tecnología como esta es sumamente complejo y tedioso. Hablamos de infinidad de simulaciones y de contar con la información más precisa para garantizar el correcto funcionamiento de la tecnología. El factor diferencial de un coche autónomo de BMW, frente al de Mercedes-Benz, estará en su diseño, lo cómodos que sean sus asientos, o lo equipado que vaya su habitáculo. El cliente no pedirá un coche autónomo que conduzca mejor, o peor, simplemente querrá uno que conduzca sin su intervención y lo haga de forma segura.

Mercedes Clase A 2019 Exterior Blanco Gris

Imágenes del Mercedes Clase A Sedán.

De hecho, en los últimos años conocíamos que Audi, BMW y Mercedes-Benz se habían unido para adquirir la compañía HERE, dedicada a la cartografía y tecnologías de posicionamiento. Un movimiento que, sin duda, va encaminado a unir fuerzas en el desarrollo de coches autónomos y, hablando de coches conectados, desarrollar automóviles con las funcionalidades más avanzadas y que a la vez sean capaces de entenderse con otros coches, también con los de la competencia.

Vídeo destacado del Mercedes Clase A

Lee a continuación: BMW y Mercedes podrían unirse para desarrollar coches compactos, sus nuevos Serie 1 y Clase A

Ver todos los comentarios 1
  • 4x4 de corazon

    Me pregunto ahora que Mercedes ya no produce la sprinter junto a vw ya es hora que bmw su Rama de vehiculos de trabajo ,que mejor que sea con Mercedes que tiene años de experiencia....otro punto es que ahora que vw va trabajar junto a ford en el area de autos autonomos y vehiculos industriales se la van ver negras las marcas que no Sean fuertes en este ramo .....