Una dieta necesaria: el Dodge Challenger SRT Demon será más ligero que el Hellcat (que no es precisamente una sílfide)

 |  @HerraizM  | 

Dodge sigue caldeando el ambiente para aclimatar la llegada de la bestia del infierno que se avecina. Una bestia, un Dodge Challenger más radical, que bautizado como Dodge Challenger SRT Demon promete ir un paso más allá de lo hasta ahora conocido con el Dodge Challenger SRT Hellcat… y claro, si tenemos en cuenta ya lo disparatado que resulta el Hellcat… mientras esperamos impacientes a su lanzamiento la firma norteamericana nos ha dejado un interesante adelanto: ¡el Demon será más ligero que el Hellcat!

El Dodge Challenger SRT Demon será 90 kg más ligero que el Hellcat

Aún sin revelarnos su potencia, sin revelarnos los aditivos estéticos de los que a buen seguro gozará su carrocería, Dodge nos revela un vídeo en el que ya se nos advierte de la reducción de peso a la que se verá sometido como medida para hacer al Challenger aún más deportivo, aún más salvaje.

Esta reducción de peso será de 200 libras, 90 kg, una importante dieta que aún resta por ver cómo se habrá logrado… ¿se habrá prescindido de las plazas traseras? ¿Menos aislante? ¿Un nuevo sistema de escape más ligero? ¿Algún componente de fibra de carbono en su carrocería?

Debemos tener en cuenta que el Challenger Hellcat cuenta con un generoso peso de 2027 kg, como también debemos tener en cuenta que bajo su capó late un V8 de 6.2 litros que desarrolla una potencia de 707 caballos… por lo que el Demon bien podría coquetear con los 800 caballos.

Aún tendremos que esperar bastante para conocerlo:

¿Cuánto lo conoceremos?

Por ahora Dodge no ha dado una fecha concreta para su debut, pero sí ha lanzado una página web que bajo el título de “If you know, you know” nos promete un nuevo vídeo de adelanto cada semana, fechándose el último dentro de 81 días.

¿Alguien más está ansioso por saber cual será la próxima pista?
En menos de una semana lo sabremos y descubriremos un nuevo ingrediente de este demonio.

Lee a continuación: Un Dodge Challenger SRT Hellcat aún más potente: el demoniaco Challenger SRT Demon se presentará en Nueva York

  • ADN

    Aligerar al actual Challenger no es difícil. Gran parte de su excesivo peso es el no emplear materiales ligeros en su construcción, al mismo tiempo que reducen su precio.
    Capó, puertas, maletero, tuberías y asientos traseros jugarían un importante lugar en esta cuestión.