ESPACIOS
PUBLICIDAD
Cerrar CERRAR

El secreto de las baterías españolas que permitirá a Volkswagen fabricar coches eléctricos baratos

Los eléctricos más asequibles del grupo Volkswagen tendrán acento español y esta semana hemos podido conocer más en detalle cuán importante será esta nueva oleada de coches eléctricos que, gracias a estar fabricados en España, podremos comprar por menos de 25.000 euros. Con un total de 4 modelos ya confirmados, descubramos cuál es la clave en forma de baterías Made in Spain que permitirá a Volkswagen, CUPRA y Skoda abaratar sus eléctricos.

Con un plan de inversión de 10.000 millones que permitirá actualizar las plantas de SEAT en Martorell y Volkswagen en Navarra, además de levantar una fábrica de baterías de PowerCo en Sagunto (Valencia), la estrategia del grupo Volkswagen tiene como objetivo poner en las calles una nueva gama de coches eléctricos asequibles. Estos coches tendrá como objetivo conseguir precios de compra inferiores a los 25.000 euros tal y como ha prometido el prototipo ID.2 All Concept.

Volkswagen Id. 2all Concept Car

Para conseguir abaratar el coste de fabricación de estos cuatro coches, el plan de Volkswagen pasa por hacer uso de una nueva plataforma MEB Entry que a grandes rasgos no es más que una revisión de la plataforma MEB actual, la empleada por coches como el ID.3, el CUPRA Born o el Skoda Enyaq. A base de simplificar su componentes, reducir el equipamiento y rediseñarla para pasar a una configuración de tracción delantera, esta plataforma permite ajustar considerablemente el coste de producción de cada nuevo modelo fabricado sobre ella.

Pero la mayor clave para haber reducido los costes la encontramos en las baterías, un componente crucial a la hora de hablar de precio en los coches eléctricos, pues la batería es responsable de entre el 30 y el 50% del coste total de un vehículo eléctrico. Para la factoría de Sagunto, Volkswagen se ha propuesto un objetivo de producción de 40 GWh al año (ampliables a 60 GWh), produciendo 150 millones de celdas que permitirán construir 500.000 coches eléctricos. Su producción arrancará en 2026, siendo capaz de suministrar baterías con celdas LFP (litio-ferrofosfato) y NCM (niquel-cobalto-manganeso). La posibilidad de fabricar baterías LFP es el punto clave, pues este tipo de celdas consiguen un menor coste de producción frente a las celdas NCM. Además, esta tecnología también se caracteriza por disfrutar de una menor degradación y una mayor tolerancia al uso de recarga rápida. Por contra, su densidad energética es inferior, aunque Volkswagen promete que esto no será un problema dado que el ID.2 All Concept habla de hasta 450 Km de autonomía WLTP.

Cupra Urban Rebel Concept 01

De Martorell saldrán los Volkswagen ID.2 y CUPRA UrbanRebel a partir de 2025, lo que significará que durante su primer año de producción emplearán baterías producidas en la planta de Salzgitter. Una vez Sagunto abra sus puertas, esta planta suministrará baterías en exclusiva a Martorell y Navarra. En la factoría de Navarra está previsto que se produzca tanto el Volkswagen ID.1 como el Skoda Elroq (nombre aún por confirmar), dos coches eléctricos de tipo crossover que también buscarán posicionarse como los eléctricos más baratos de sus respectivas firmas. Para el ID.1, Volkswagen ha señalado un precio objetivo inferior a los 20.000 euros.

Foto de David Clavero

David Clavero

Apasionado por la mecánica y la tecnología, llegué a Diariomotor en Agosto de 2011.

Gracias a mi formación en Automoción, Electrónica y Energías Renovables disfruto probando y transmitiendo todas las novedades del mundo del motor, en especial las relacionadas con las altas prestaciones, aunque sin olvidar la historia y clásicos que han hecho grande este mundo.

Cargando...