Parecidos pero no idénticos: las 10 diferencias entre el Ford Mustang patrio y el europeo

 |  @Dieguti_  | 

La última generación del Mustang cambió la forma de ver el mundo para el muscle más famoso de Ford: por primera vez en su historia, se vendería en todo el planeta de forma oficial. Un modelo global que necesitaba un diseño y una ingeniería en consecuencia. Por primera vez, por tanto, lo podríamos ver en Europa en cualquier concesionario oficial junto a los Focus, Fiesta, Ka, Mondeo o Kuga.

Lo podríamos ver y lo estamos viendo. Disponible en España desde 39 500 euros (2.3 Ecoboost con carrocería Fastback), pocos coches ofrecen una relación potencia/estilo/precio que pueda hacer sombra al Mustang y prueba de ello es que está resultando ser un éxito…

En principio, el Mustang es un modelo global e igual en todos los lugares donde se vende. Pero en la práctica, las distintas legislaciones locales hacen que el pony car por antonomasia deba someterse a ciertos cambios para poder homologarse y venderse legalmente. Por tanto, sí: la sexta generación del Ford Mustang es la generación que ha globalizado el modelo pero no es idéntico en todas los rincones del globo. Entre el modelo estadounidense y el europeo hay 10 diferencias de diversa consideración, y son las siguientes.

ford-mustang-003

1. Por motivos de seguridad, los legisladores europeos pensaron que las salidas de ventilación del capó del Mustang no eran adecuadas en caso de atropello. Por eso, y para cumplir con la normativa europea vigente, el Mustang de nuestro continente luce un capó de diseño más limpio y descargado, aunque quizá menos agresivo, que el modelo estadounidense, el cual sí tiene dichas salidas de ventilación en el capó (que, además, tienen una nota curiosa).

Desde diferencias mecánicas y estéticas para adaptarse a distintas normativas hasta la forma de consumirlos: los Mustang americanos y europeos son muy parecidos pero no idénticos

2. Diferencia de potencia. En este aspecto perdemos en Europa… Mientras que en el 2.3 Ecoboost apenas hay diferencia (314 CV del americano frente a 317 del europeo y cifras idénticas de par), el V8 del 5.0 GT europeo es claramente menos prestacional: 422 CV y 524 Nm de par máximo frente a los 441 CV y 542 Nm del Mustang estadounidense. Casi veinte caballos menos en el Viejo Continente. ¿La razón? Un colector de escape de menor tamaño necesario para hacer hueco a la dirección en el lado derecho… Y que todos los europeos sufrimos.

3. Ratio final distinto. Los Mustang europeos no vienen con el ratio final de 3.73:1, opción sí disponible en Estados Unidos con el pack Performance. La transmisión de los Mustang europeos equipan un ratio final de 3.55:1, lo que se traduce en una peor aceleración respecto al modelo norteamericano a cambio de algo más de velocidad punta.

4. También son distintos los pilotos traseros. Aunque aparentemente es un simple decoro estético, en el europeo el plástico de los pilotos es blanco mientras que en el yankee es rojo. El americano tiene además el detalle de la intermitencia secuencial (algo legal en Europa que también equipa el Audi R8, por ejemplo). Además, las luces de gálibo tampoco son iguales: de color naranja en el europeo y rojas en el modelo americano.

Ford_Mustang_2015_DM_82

5. Mientras que en el Mustang patrio las tres barras de los faros sirven como iluminación diurna, por alguna razón esas tres barras no son adecuadas para la iluminación diurna que exige la normativa europea. Aunque están, en “nuestro” Mustang esas tres líneas aparentemente lumínicas son sólo reflectores, quedando las luces diurnas integradas en los antinieblas.

6. El V6 de 3.7 litros no está disponible en Europa. Y no pasa nada por ello. El 3.7 se ve superado en eficiencia y prestaciones por el 2.3 Ecoboost de cuatro cilindros que tenemos en Europa. Y a quien se le quede corto, siempre puede optar por el V8. Eso sí, en Estados Unidos tienen los Shelby GT350 y GT350R y nosotros no.

7. Retrovisores exteriores. Los del Mustang europeo (derecha en la foto inferior), además de eléctricos y calefactables, son más grandes y triangulares que los de su homólogo estadounidense, más delgados y estilizados. Una vez más, cuestión de normativas.

diferencias-retrovisores-ford-mustang-americano-y-europeo

8. El precio. Gran diferencia aquí. Por poco más de 24 000 dólares (unos 21 500 € al cambio actual), en Estados Unidos podemos comprar un C-Max, un Focus ST o… el Mustang de acceso -el V6 Fastback-. Ventajas de fabricarlo y venderlo en casa, ahorrando algunos impuestos de importación y el coste de traerlo en barco. En España es considerablemente más caro pero sigue siendo una opción muy atractiva en cuanto a relación potencia/precio. Para ponerlo en perspectiva: un BMW 440i Coupé con 326 CV cuesta veinte mil euros más que el Ecoboost.

En España, el 57% de los Mustang vendidos monta el Ecoboost de cuatro cilindros frente al 43% de clientes que eligen el V8. Del total, apenas dos de cada diez Mustang son Convertibles

9. En caso de que vivas en el Reino Unido y estés pensando en comprar un Mustang, debes saber que los asientos Recaro no están disponibles ni siquiera como opción. Razones de ingeniería -al parecer, estos asientos son incompatibles con tener el volante a la izquierda- que huelen a abaratamiento de costes.

10. Los compradores. Aunque en el Reino Unido el Mustang de ocho pucheros se lleva hasta el 68% de las ventas, en España es diferente: desde que se vende el Mustang en nuestro país, el Ecoboost es el más vendido con un 57% de la cuota de ventas frente al 43% del V8. Esta última cifra es similar a EE.UU., donde el 40% de los Mustangs que se venden son el 5.0 GT V8 -frente a un 34% de Ecoboost, un veinte por ciento del 3.7 V6 y un seis por ciento de clientes que se dejan de tonterías y van a por el GT350-.

Fuente: Car Throttle vía YouTube

En Diariomotor:



Lee a continuación: Pura adrenalina: 8 coches de más de 300 CV que pueden ser tuyos por 45.000 euros o menos

El Ford Mustang 2015 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Será vendido en Europa por primera vez en su historia y se trata de un deportivo de 4 plazas.

  • Pedro

    Normal que en EEUU se vendan mas V8…tienen alli de risa el precio de la gasolina de 98….no como en europa..q seria toda una ruina para el ciudadano de a pie…

    Y lo de los británicos q no puedan montar Recaro,me suena a guasa…

    • Leonmafioso

      En USA la gasolina de 95 es la que venden en Europa como de 98. Hay una forma distinta de medir el octanaje.

  • Eduardo Piernas

    “10. Los compradores. Aunque en el Reino Unido el Mustang de ocho pucheros se lleva hasta el 68%…” Pucheros?, en serio?… supongo que quería decir válvulas.
    Creo que alguien tenia hambre cuando redacto este articulo. xD

    • Chumake

      Valvulas?que valvulas?me parece que a ti si te falta azucar…cilindros, 8 cilindros, no valvulas. Lo de pucheros viene de traducir literalmente “pot” ( una manera coloquial en usa de llamar al cilindro).

      • Eduardo Piernas

        Sorry me cole quería decir cilindros ya esta corregido.
        Desconocía lo de “pot”, gracias por la aclaración.

  • Félix

    El 2.8 ecoboost puede llegar a unos 370cv sin apretarle mucho, teniendo cuenta la ventaja en peso frente al V8 asmático que viene a Europa comparado con el de allí, lo mismo no es tan descabellado el ecoboost.

    • ThePgR777 .

      Seguramente el Ecoboost esté mucho más apretado que el V8. Tan solo mira que el V8 tiene 83,6 CV/litro. El 2.3 (2,8 es mentira) ya son 136,5 CV/litro y según tú se pueden sacar 370CV que ya son 160,9 CV/litro. Eso ya es terreno de Ferrari con el 488 GTB.

      • Félix

        Ok, tienes razón. Es un 2.3, ya va demasiado apretado. Pensaba que era un 2.8.

El Ford Mustang 2015 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Será vendido en Europa por primera vez en su historia y se trata de un deportivo de 4 plazas.