CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

4 MIN

El mayor secreto de M, un BMW M3 CSL con motor V8 que nadie se atrevió a fabricar

David Clavero | @ClaveroD | 14 Jun 2022
Bmw M3 Csl V8 0622 06
Bmw M3 Csl V8 0622 06

El mayor secreto de la historia de BMW Motorsport acaba de salir a luz. No hablamos de unicornios ya descubiertos como el BMW M8 no nato o el inconducible Z3 V12, sino de cuatro versiones CSL que BMW M fabricó pero que nadie se atrevió a llevar a las calles. Con motivo del 50 aniversario que cumple este 2022, BMW M ha decidido mostrar por primera a estos cuatro coches, centrándonos hoy en un aparato muy serio ya que se trata del único BMW M3 CSL (E46) fabricado con motor V8 de 430 CV. Prepara el babero, primer aviso.

Por tercera vez en su historia, BMW Motorsport se ha animado a lanzar a las calles una variante CSL de uno de sus deportivos. Las siglas CSL responden a la denominación Competition, Sport y Leichtbau, significando esto que todo coche bautizado con esta nomenclatura hace honor a una filosofía más radical que cualquier otra versión fabricada por BMW M. De esta forma, el nuevo BMW M4 CSL G82 sucede al BMW M3 CSL E46 y éste a su vez al BMW 3.0 CSL.

Pero esta era solo la versión oficial sobre la saga CSL, una historia que ahora de pronto reescribe toda su trayectoria para dar la bienvenida a nada menos que 4 coches nuevos, nunca lanzados al mercado por desgracia, pero con sobrados argumentos para haberse convertido en joyas de la historia de BMW Motorsport.

El caso del BMW M3 CSL V8 no debe confundirse con el BMW M3 GTR que tan conocido hizo la saga Need For Speed. En este caso hablamos de un desarrollo totalmente único y diferente a aquel GTR ideado para correr oficialmente en USA, una creación con la que BMW Motorsport quiso ir más allá del M3 CSL que ya estaba en fabricación, buscando los límites de este modelo y sentando las bases de lo que serían los futuros deportivos de la marca.

6
FOTOS

Para conseguir dar vida a este M3 CSL V8, obviamente lo primero que se hizo fue desarrollar un nuevo motor 4.0 V8 atmosférico bajo el código S65VB40, un 8 cilindros que además buscaba evolucionar la serie S62 de motores V8 empleados por otros modelos de BMW. Este nuevo propulsor conseguía desarrollar 430 CV de potencia máxima, girando a más de 8.500 rpm. Manteniendo la cura de adelgazamiento de 110 Kg que ya se realizó sobre el CSL con motor de 6 cilindros, la importante ganancia de potencia (70 CV) disimulaba el sobrepeso que suponía el nuevo motor V8. Además se mejoró la refrigeración y la admisión, duplicando la característica toma de aire frontal que estrenó este CSL en el paragolpes delantero.

Aunque BMW Motorsport no lo detalla, esta mejora en prestaciones también estuvo acompañada de una revisión de las suspensiones y el equipo de frenos, pues el nuevo corazón hacía todavía más rápido y radical al M3 CSL.

Desgraciadamente solo se fabricó una unidad de este prototipo, haciéndolo además a partir de un M3 CSL de producción que fue empleado por el departamento de prensa de la marca para las pruebas de conducción con periodistas. Esto significa que hablamos de un M3 CSL V8 totalmente funcional, pero que no pasó de laboratorio rodante ante la negativa de BMW de llevarlo a las calles, muy posiblemente por el alto precio que tendría lanzar una serie limitada de este coche. Contra todo pronóstico, y al igual que ha sucedido con sus otros tres hermanos CSL, su desarrollo ha permanecido totalmente en secreto hasta hoy, sin embargo a este prototipo le debemos mucho, pues gracias a los conocimientos y experiencia adquiridos en su diseño y puesta a punto, partiendo de este V8 se dio vida al motor S85 V10 del BMW M5 E60 y al S65B40 V8 que empleó el BMW M3 de la serie E90.

6
FOTOS