Nuevo ciclo de homologación de consumos WLTP: ¿en qué se diferencia del NEDC y cómo funciona para ser más realista?

 |  @Dieguti_  | 

Cuando buscamos un coche, uno de los aspectos más recurrentes a analizar es su consumo. Cuestión medioambiental aparte, es la cifra que de forma más clara y directa nos indica cómo de caro nos saldrá circular con nuestro vehículo. Sin embargo, es de sobra conocido que los consumos homologados que se anuncian no son los que luego se registran en el uso del día a día. La variación depende de cada marca y modelo, pero en algunos casos el desfase entre el consumo homologado y el real es exagerado, tanto que quizá podría tildarse de fraude si no conociésemos la forma en que funciona el ciclo de homologación europeo NEDC introducido en 1992 y todavía vigente. Pronto esta forma de homologación pasará a mejor vida para dar paso al nuevo y más realista WLTP, un ciclo de homologación con vigencia global. ¿En qué consiste este nuevo ciclo y cómo consigue homologar cifras de consumo más cercanas al uso real?

Marcas como Opel ya han comenzado a publicar los consumos de sus modelos de acuerdo al nuevo ciclo de homologación WLTP, mientras que otras firmas como las del Grupo PSA decidieron hace algún tiempo realizar mediciones de consumo y emisiones en condiciones reales. Porque sí, los coches son cada vez más eficientes pero no tanto como nos quieren hacer pensar. ¿Dónde está el problema?

¿Por qué el actual ciclo de homologación NEDC es tan poco realista?

Empecemos por el principio: los coches no se prueban en conducción real para la homologación de sus consumos sino que se testan dentro de un laboratorio. Es decir, se simula la conducción. He aquí el primer distanciamiento de la realidad. Si bien es cierto que las simulaciones -en diversos ámbitos- se pueden ajustar a la realidad con precisión, no es el caso del ciclo NEDC, una prueba en la que los coches se analizan en condiciones ideales y apenas se les exige. Vamos a detallarlo.

Temperatura ambiente ideal, pocas aceleraciones y frenadas… En el ciclo NEDC apenas se les exige a las mecánicas y de ahí que consigan homologar consumos tan bajos

El ciclo NEDC se compone de dos partes: en los primeros 13 minutos simula la conducción en entorno urbano con muchas fases de parada y arranque, mientras que la segunda parte corresponde a un trayecto de carretera. En el banco de rodillos del ciclo de homologación europeo la temperatura inicial antes de empezar la prueba oscila entre los 20 y los 30 grados centígrados, una temperatura que se puede considerar ideal si buscamos la máxima eficiencia del motor de combustión. Por otro lado, la potencia media exigida al vehículo es de 4 kW alcanzando un pico de 34 kW (el equivalente a unos 46 CV). Los motores trabajan muy por debajo de su máxima capacidad debido a una prueba que no les exige aceleraciones bruscas y que, en total, tiene a los coches parados el 25% del tiempo que dura la prueba. Si a unos propulsores diseñados para que a bajo régimen consigan ser bastante ahorradores, le añades algunas trampas, tenemos una eficiencia (ficticia) sin parangón.

El ciclo apenas dura veinte minutos, recorriendo once kilómetros, y durante el mismo la velocidad media es de 34 km/h con un pico de 121 km/h. Por si todo lo anterior fuese poco, los sistemas auxiliares como el equipo de luces, aire acondicionado o equipo de sonido se desconectan (aunque en este apartado no juega en desventaja respecto al WLTP, ya que tampoco lo hace). ¿Todavía os preguntáis por qué los consumos homologados son tan bajos?

¿En qué consiste el nuevo ciclo WLTP y en qué se diferencia respecto al NEDC?

WLTP responde a las iniciales de Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedures, o Procedimientos Mundialmente Armonizados para Pruebas de Vehículos Ligeros en castellano. Esta nueva norma de homologación, que se empezará a usar en la Unión Europea, India y Japón, se basa en una encuesta realizada a nivel mundial para recoger perfiles de conducción reales. Incluye cuatro partes realizadas a diferentes velocidades medias: baja, media, alta y muy alta, y en cada parte se incluyen diversas fases: deceleración, frenada, parada, etc. con diferente frecuencia y/o intensidad para intentar reproducir más fielmente las situaciones de la conducción cotidiana. Aunque también se realiza en el banco de pruebas de un laboratorio, con el WLTP el vehículo pasa más tiempo en movimiento, lo hace a mayor velocidad y las aceleraciones y desaceleraciones son más agresivas.

Mientras que en el actual ciclo NEDC las cifras de consumo se dividen en urbano, extra-urbano y mixto, el nuevo ciclo de conducción WLTP utiliza las cuatro secciones antes mencionadas (baja velocidad, media, alta y muy alta) para registrar las cifras de consumo. Los valores publicados para cada modelo definen el margen de consumo, desde el más bajo hasta el más alto, obtenido en cada una de las cuatro secciones. Estas cifras ofrecen, por tanto, una indicación más próxima al consumo real de cada modelo. Las diferencias concretas del nuevo ciclo WLTP respecto al NEDC son las siguientes:

  • Dinámica de conducción y temperatura ambiente (14º C) más realistas
  • Mayor distancia recorrida en los tests: 23 km (WLTP) vs 11 km (NEDC)
  • Velocidad media un 37% más alta: 46,6 km/h (WLTP) vs 34 km/h (NEDC)
  • Velocidad máxima más elevada: 131 km/h (WLTP) vs 121 km/h (NEDC)
  • Tiempos de parada más cortos: 13% del tiempo total (WLTP) vs 25% (NEDC)
  • El equipamiento opcional se tiene en cuenta en el WLTP para requisitos de peso y aerodinámica

Según la Unión Europea, al comparar distintos modelos en ambos ciclos de homologación las diferencias en cuanto a emisiones de CO2 llegaron a ser, de media y en el peor de los escenarios (velocidades altas), un 11% más elevadas en el ciclo WLTP y los requerimientos de energía hasta un 44% superiores. En el mejor de los escenarios (velocidades bajas), el consumo energético fue de media un 26% superiores en el nuevo ciclo.

Para muestra, dos botones: un Opel Astra 1.4 Turbo 125 CV con cambio manual y carrocería de cinco puertas homologa 5,1 l/100 km en ciclo combinado NEDC, mientras que con el nuevo WLTP la cifra de consumo publicada es ‘5,0-8,5 l/100 km’. Por su parte, un Astra Sports Tourer 1.6 CDTi 136 CV con cambio automático homologa 4,5 litros/100 km en el actual ciclo europeo mientras que con el WLTP el consumo homologado es 4,6-7,9 l/100 km, las cifras menor y mayor, respectivamente, obtenidas en las cuatro fases de la prueba.

El WLTP entrará en vigor el próximo septiembre para nuevos turismos y paulatinamente hasta septiembre de 2018 para todos los vehículos.

Fuentes: RACE, Comisión Europea para la Ciencia, Opel / Gráfico comparativo NEDC vs WLTP: Opel

En Diariomotor:




  • zamu

    Solo se puede decir lo de… Eran horas.

  • Vikingog

    De igual manera, el articulo o explica objetivamente porque el nuevo ciclo es mas realista que el anterior.. seria interesante conocer de donde se tomaron los datos para estandarizar ese “circuito virtual” que desde ya me atrevo a decir que no es realista pero ni en aproximación.
    no se tienen en cuenta cambios de direccion (inercias que vencer, cambios de punto de apoyo que pueden ocasionar mayor resistencia a la rodadura) resistencia aerodinámica con viento real, ráfagas, viento en contra. peso llevado en el vehículo; uso de acondicionador de aire. resultados a diferentes temperaturas o climas, (a 18°no tiene nada de realista con temperaturas de 35° que tenemos en promedio en América del sur) diferentes estilos de conducción (paso de marchas a rpm no ideales, freno de motor, kickdowns para adelantamientos etc.
    Me lo creeré el día que le pidan a 100 o mas empleados de sus fabricas en diferentes lugares del mundo que hagan un test de 250 km de uso real y se documenten debidamente los resultados. por mi parte seguiré añadiendo un 20% a las cifras de consumo declaradas para considerarlas próximas a la realidad.

  • Leonmafioso

    Repito, deberían hacer la prueba con luces altas, aire acondicionado al máximo, maxima capacidad de carga y equipo de sonido encendido para obtener el peor resultado posible, y no en un banco de rodillos sino en carretera abierta.