CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

3 MIN

El Honda CR-V híbrido cambia de apellido y estrena una faceta más deportiva

Cr V Sportline

El Honda CR-V sigue siendo uno de los SUV medianos más interesantes si buscas un coche híbrido muy polivalente. Este rival de los KIA Sorento híbridos y del Toyota RAV4 difiere en su mecánica de otros SUV full-hybrid, ya que su motor térmico actúa como generador para el motor eléctrico, encargado último de la propulsión. Este sistema i-MMD sin caja de cambios ya ha sido analizado en Diariomotor, en una prueba en vídeo. Ahora, es hora de conocer la nueva denominación de este híbrido, además de a su nueva faceta dinámica, la versión Sport Line.

La noticia es que el Honda CR-V híbrido, que hasta ahora se llamaba "Honda CR-V Hybrid", pasa a llamarse "Honda CR-V e:HEV". Este cambio de denominación va en línea con el nombre de la versión híbrida del Honda Jazz, y será el mismo nombre de la versión híbrida del Honda HR-V de nueva generación que estamos a punto de descubrir. Es, en definitiva, un cambio diseñado por el departamento de marketing, que quiere poner de relieve la electrificación de Honda - para 2022, el fabricante japonés quiere que todos los vehículos de su gama estén electrificados.

El Honda CR-V solo se vende en versiones híbridas o versiones de gasolina. Ya no hay diésel en Honda.

Sin embargo, este cambio de denominación comercial no afecta en absoluto a la mecánica del Honda CR-V, que no experimenta cambio alguno. El Honda CR-V e:HEV sigue teniendo 184 CV de potencia y 315 Nm de par motor, y sigue teniendo un motor 2.0 VTEC de gasolina como "alma térmica". Al igual que hasta ahora, en la gama del Honda CR-V híbrido seguiremos disponiendo de versiones con tracción delantera 4x2 y versiones 4x4. La gran novedad, en verdad, es la introducción de una nueva versión en la gama, un nuevo acabado llamado Sport Line.

Un acabado que apela a la deportividad y el dinamismo, equivalente a los FR, R Line, N Line y todos los acabados deportivos de los que ya presumen sus rivales. Este acabado cuenta con un nuevo modelo de llantas de 18 pulgadas y multitud de detalles ahumados en su exterior, como el contorno de los faros delanteros, los espejos retrovisores o los marcos de las puertas, además de la calandra, los faros antiniebla y las propias llantas. En las versiones Sport Line los cristales tintados son de serie. También hay cambios en el habitáculo.

Las versiones Sport Line solo cambian estéticamente. El tren de rodaje no es más deportivo.

Los acabados plateados del interior se reemplazan por madera teñida de color negro, además de toques de "negro piano" en la consola central y controles de la climatización - sí, el "negro piano" que tanto nos gusta... El mismo acabado también llega al pomo de la palanca de cambios y el volante, mientras que el techo también es tapizado en color negro. La experiencia se completa con asientos tapizados en cuero oscuro.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vídeo destacado del Honda CR-V