Mercedes-Maybach Pullman 2018: nuevos aires para el mayor enemigo de Rolls-Royce y Bentley

 |  @ClaveroD  | 

Mercedes sigue actualizando la gama Mercedes Clase S. Tras conocer los detalles estrenados en esta nueva generación de la berlina de lujo, poco tiempo después descubrimos las novedades que llegaron a Maybach, siendo ahora el turno del aún más ostentoso y lujoso Mercedes-Maybach Pullman. La limusina de Mercedes basada en la Clase S se pone al día recibiendo el grueso de los cambios estrenados en la gama “convencional”, descubriendo un Mercedes-Maybach Pullman 2018 aún más exclusivo que sube su apuesta para ser la principal alternativa de los Rolls-Royce Phantom y Bentley Mulsanne.

El Maybach Pullman es el guante lanzado a Rolls-Royce y Bentley, la visión más lujosa y exclusiva de un Mercedes

Desde que fuese presentado el Mercedes-Maybach Pullman, la Clase S de Mercedes subió varios niveles en distinción y categoría. La recuperación de esta denominación tan histórica Mercedes no se hizo a la ligera, encontrando el momento y formato más adecuado para crear un coche de 6,5 metros de longitud capaz de colocar el sello Mercedes a la misma altura que Rolls-Royce y Bentley. Mediante el uso del emblema Maybach, Mercedes ha sabido crear una línea de acabado aún más lujosa, pero todo eso queda muy atrás cuando damos el salto hacia el Pullman.

El Mercedes-Maybach Pullman supone incrementar de forma considerable la batalla y longitud de un Mercedes Clase S de batalla extendida. Esta ganancia permite al Pullman confeccionar un habitáculo posterior completamente independiente con 4 butacas enfrentadas 2 a 2, el mayor espacio para piernas visto nunca en un coche y un despliegue sin limitaciones en tanto a materiales, acabados, tecnología u ocio. El objetivo del Pullman es convertir su zona posterior en el mejor espacio rodante del mundo, ya sea una oficina móvil o un selecto club.

Las novedades que introduce Maybach para esta nueva generación a nivel estético son una nueva parrilla, la posibilidad de emplear una nueva configuración bitono y un nuevo diseño de ópticas acorde con el resto de la gama. En el interior los cambios son menores, añadiendo las nuevas posibilidades vistas en el Mercedes Clase S 2017, pero destacando un nuevo sistema de sonido que permite diferenciar entre la zona delantera y el habitáculo posterior para que chófer y cliente escuchen sus canciones preferidas sin molestar al otro. En el apartado técnico nos encontramos con un propulsor 6.0 V12 Twin-Turbo que rinde 630 CV de potencia máxima y 1.000 Nm de par motor, unas cifras que permiten a semejante coche firmar el 0-100 Km/h en apenas 6,5 segundos y homologar un consumo mixto (NEDC) de 14,6 l/100 Km y unas emisiones de 330 gramos de CO2 por kilómetro.

Lee a continuación: Mercedes tendrá coches autónomos de nivel 3 en 2020 que, como los de Audi, aún no sirven de mucho

Es el tope de la gama Mercedes y también una referencia tecnológica mundial para la industria del automóvil. No es poco.

  • mermadon

    Muchas veces el buen gusto y el dinero no son buenos amigos. Que adefesio de utilitario, muy lolailo, demasiado poligonero o de mafia de tres al cuarto.

  • Alberto Piqueras Ramos

    Sólo aceptado para empresas, donde sus directores tengan que ir trabajando del punto A al punto B. El chófer es el gran destinatario para su manejo, pues difícilmente veremos un usuario común en su volante. No lo necesito, por ahora.

    Saludos.