CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

4 MIN

Mercedes pierde la corona y ya no es la marca premium que más vende: ¿quién lo es ahora?

Elena Sanz Bartolomé | 11 Ene 2022
Mercedes Amg Sl 2022
Mercedes Amg Sl 2022

Si saliésemos a la calle y preguntásemos a la gente por tres marcas premium, la mayoría de las respuestas coincidirían en el tridente alemán: Audi, BMW y Mercedes. En los últimos cinco años, esta última había gozado de cierta ventaja sobre sus compatriotas y rivales. Los de la estrella podían presumir de ser la marca premium más vendida. Hasta ahora. Hasta que apareció primero una pandemia y después la crisis de los semiconductores. Mercedes ya no es la marca premium que más vende.

Una caída global del 5%

A lo largo de 2021, tal y como desveló Daimler hace unos días, Mercedes puso en el mercado 2,05 unidades: esto se traduce en una caída del 5%. Un descenso que fue especialmente agudo en el cuarto trimestre cuando la escasez de semiconductores hizo mella en la oferta y el volumen de ventas se desplomó un 25%. Estas cifras, recogidas por Automotive News y Reuters, no incluyen las de Smart ni las furgonetas comerciales ligeras.

Si analizamos los resultados por regiones, en Europa la bajada ha sido del 11% mientras que en Alemana ha sido especialmente incisiva: un 25% menos. En Asia han decaído un 1,6% y destaca China con un porcentaje algo más elevado: 2%. Como contrapunto, las ventas de Mercedes crecieron un 0,3% en América del Norte incluyendo un aumento del 0,4% en Estados Unidos.

Largas esperas

Mercedes tiene clara cuál es la razón que le ha arrebatado esa corona premium: la crisis de los semiconductores. En este contexto de escasez de chips, los fabricantes de automóviles han priorizado la producción de aquellos modelos con mayor margen. Esto se ha traducido en tiempos de espera más prolongados. Los de Stuttgart explican que sus plazos de entrega han aumentado considerablemente debido a ello: un 17% para los Mercedes-AMG, un 40% en el caso del Mercedes Clase S y un 51% para los vehículos de alta gama de Maybach.

La familia EQ

A pesar de esta caída, Mercedes tiene razones para ser positiva: la demanda de sus modelos electrificados le ha llevado a firmar un nuevo récord. Las ventas de vehículos híbridos enchufables y totalmente eléctricos crecieron un 69% alcanzando un nuevo máximo de 227.458 unidades: de ellas, 48.936 pertenecen a modelos que forman parte de la familia EQ. En este sentido, destaca el Mercedes EQS ya que desde diciembre (momento en el que comenzó su comercialización) ha registrado 16.370 pedidos.

Por otro lado, las ventas de furgonetas comerciales también registraron una tendencia alcista con un crecimiento del 2,6% que se traduce en 334.210 unidades: de ellas, más de 9.000 fueron eléctricas.

BMW… a la espera de Audi

Audi todavía no ha publicado sus cifras de 2021. Hasta entonces BMW ostenta la corona: por primera vez en cinco años ha superado en ventas a Mercedes. Y lo ha hecho gracias a unas ventas cifradas en 2,2 millones de vehículos (sin contar los resultados de MINI y Rolls-Royce): las cifras oficiales llegaran a finales de enero, pero mucho tendrían que cambiar las cosas para que BMW dejase de ser la marca premium más vendida.

Esta misma semana, Pieter Nota (miembro del Consejo de Administración de BMW AG y titular de ventas de la firma bávara) lo confirmaba en LinkedIn: “Podemos decir, con orgullo, que ocupamos el primer lugar en el segmento automotriz premium mundial”. Unos resultados que atribuye al desempeño operativo de la compañía y a la línea de productos: a BMW le ha afectado menos la escasez de semiconductores que ha complicado las líneas de producción a nivel mundial. A pesar de ello, los de Múnich anticipan un “crecimiento rentable” en 2022.

Mercedes, por su parte, ve el futuro desde otro prisma y ha querido lanzar una advertencia para este 2022: “El suministro de semiconductores sigue siendo volátil y se espera que la escasez afecte a la producción y a las ventas en los próximos trimestres”.