Tras nuestra visita a Dudenhofen, te contamos 10 increíbles curiosidades sobre el Centro de Pruebas de Opel

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace unas semanas, acudimos invitados por Opel a un evento muy especial en una pequeña ciudad llamada Dudenhofen, cerca de Frankfurt. Puede que no te suene, pero es la sede del Centro de Pruebas de Opel, unas instalaciones de 2,8 km2 de superficie, principal sede de desarrollo de vehículos de General Motors en Europa. Fue inaugurado en 1966, y con motivo de su 50 aniversario, un pequeño grupo de medios españoles pudimos acceder al “sancta sanctórum” de Opel en Europa, y desvelaros algunos secretos y curiosidades por muy pocos conocidos.

1) 200 millones de kilómetros

De Marte a la Tierra hay una distancia mínima de 54,6 millones de kilómetros. Peccata minuta.

Desde su inauguración en 1966, los miles de vehículos desarrollados y testados en Dudenhofen han recorrido una distancia acumulada de 200 millones de kilómetros. Vamos a poner en perspectiva esa cifra: en su órbita más cerca a la Tierra, Marte está a una distancia mínima de 54,6 millones de kilómetros. En algunos días se han llegado a recorrer más de 40.000 km – acumulados – en Dudenhofen. Teniendo en cuenta que los equipos de probadores e ingenieros trabajan 7 días a la semana en tres turnos, parece una cifra de lo más creíble.

2) 16 tipos de combustible

El Centro de Pruebas de Dudenhofen tiene una gasolinera propia, como no podía ser de otra manera. Sorprende acercarse a ella y no ver el cartel de precios por ninguna parte. Esta modernísima gasolinera fue inaugurada en 2013, y tiene nada menos que 32 surtidores. Sirven hasta 16 tipos diferentes de combustible, gasolinas y gasóleos de diferente graduación, GNC, GPL, etc. También suministran líquidos de servicio, como aceites, refrigerante, o líquido de limpiaparabrisas. Dispone de puntos de recarga para coches eléctricos.

3) Un pino de 275 años

La conservación de los árboles tiene un doble fin: respeto medioambiental y protección del espionaje industrial.

Dudenhofen está en pleno bosque. Opel se toma muy en serio la conservación de su masa forestal, y no sólo por conciencia medioambiental, sino porque esconde de las miradas indiscretas todos sus secretos. Cuando se construyó el Centro de Pruebas ya se tenía muy clara esta noción. El pino más antiguo del estado de Hesse – en el que se encuentra Dudenhofen – tiene 275 años, y está a apenas unos metros de una pista de adoquines. Se ha apodado “dicke Tanne” y es usado comúnmente como referencia en las pruebas de vehículos.

4) A 250 km/h… sin manos

El Centro de Pruebas de Dudenhofen tiene en su interior una enorme pista oval, o mejor dicho, circular. Esta pista tiene 4,8 km de longitud y un peralte máximo de 40º en su tercer carril. Desde su segunda renovación en 2012, los probadores pueden circular sin la influencia de fuerzas laterales a 250 km/h, lo que teóricamente, les permitiría soltar las manos del volante. Los sensores incrustados en la pista miden en tiempo real temperatura y humedad, factores cuya influencia en las pruebas puede ser determinante.

5) Un Nordschleife en miniatura

Dudenhofen posee una completa estación meteorológica propia.

Opel dispone de una “pista de comportamiento” en su Centro de Pruebas. Esta pista recrea en menos de 2 km algunas curvas especialmente desafiantes del Nürburgring, y se usa para poner a punto la dinámica de los vehículos, siendo especialmente frecuentada por los ingenieros de OPC – también en la pista se entrenan los pilotos probadores de la marca. Consiste en una recta y una serie de curvas de todo tipo, desde curvas rápidas a lentas horquillas. Es desafiante, y cuesta encontrar una línea de pilotaje precisa.

En nuestra visita, pudimos dar unas pocas vueltas al circuito, cada vez a un ritmo mayor, siguiendo a un Opel Astra Sports Tourer conducido por uno de los ingenieros, que nos iba guiando por el laberinto de calles y caminos que es Dudenhofen. Mi montura era un Opel Astra con motor 1.6 CDTI de 136 CV, sin suspensión deportiva. Es un circuito bastante revirado, en el que sólo en la recta se pasa de tercera marcha.

6) 10 años de uso intenso, en 24 semanas

La finalidad del Centro de Pruebas de Opel es someter a los futuros vehículos de la marca a todas las situaciones que podrían encontrar en el mundo real, en una sola instalación. Para comprobar cómo envejecerá el coche, y la resistencia de sus materiales, se somete al vehículo a 24 semanas de duras pruebas de desgaste acelerado, diseñadas para simular 10 años de uso intensivo del vehículo. Pretenden cubrir, en palabras de la marca, el trato que el coche recibirá por al menos el 95% de sus futuros dueños.

7) Una pista de aterrizaje

Esta pista puede estrecharse a voluntad, para recrear situaciones desafiantes para el coche autónomo.

Recién inaugurada, la “pista larga” de Dudenhofen es una recta de 1,7 kilómetros de largo, en la que teóricamente podría aterrizar un avión si el aeropuerto de Frankfurt sufre algún tipo de problema. En realidad, se usa para testar la aerodinámica, la dinámica de conducción o el aislamiento del vehículo. También juega un rol fundamental en el desarrollo de coches autónomos, las comunicaciones de vehículo a vehículo y la puesta a punto de los diferentes sistemas de seguridad activa de un vehículo moderno.

8) Tortura extrema con adoquines belgas

Para probar la durabilidad a largo plazo del coche, los ajustes del interior y la solidez del tren de rodaje, existe una pista de adoquines de 5 km de longitud. Provoca en el coche un desgaste acelerado. Sin embargo, la verdadera tortura son cuatro pistas rectas de 900 metros de largo, con adoquines de 50 cm que simulan una superficie absolutamente destrozada. Un kilómetro en esta pista equivale a 75 km de circulación en una carretera convencional en mal estado. Se cambia de conductor tras una hora de tortura mecánica, para evitarle daños físicos.

9) No sólo Opel, y no solo coches europeos

Al circular por detrás del edificio de calibración de motores, me sorprendí al ver una GMC Canyon, una Chevrolet Silverado, varios prototipos camuflados de lo que parecía una berlina firmada por Cadillac y un curioso Buick pensado para el mercado chino. Dudenhofen suele acoger a vehículos de diferentes marcas y mercados del grupo General Motors, con el objetivo de calibrar sus motores, someterlos a pruebas anticontaminación o los clásicos test de durabilidad. Demuestra la importancia del centro en un mundo globalizado.

10) Made in Dudenhofen

Si has conducido un Opel fabricado a partir del año 1966, ha sido desarrollado íntegramente en Dudenhofen. El primer coche en ser desarrollado al completo en Dudenhofen fue el precioso Opel GT, un coupé deportivo cuya versión Aero – sólo 2 unidades fabricadas – pudimos probar en exclusiva hace unas semanas. El nuevo Opel Astra ha sido el último producto de Opel desarrollado al completo en Dudenhofen. 50 años de historia dan para decenas y decenas de vehículos, algunos ya con un estatus icónico en nuestro mundo.

En Diariomotor:

Lee a continuación: BMW lanza una bici eléctrica inspirada en el BMW i8: el complemento perfecto si tienes ya al deportivo híbrido en el garaje

Ver todos los comentarios 0