comscore
MENÚ
Diariomotor
Curiosidades

7 MIN

Consumer Reports identifica los 10 coches que deberías evitar en este 2017

Land_Rover_Discovery_Sport_gallery_DM_59

Consumer Reports es uno de los organismos estadounidenses más reputados si hablamos de reviews de coches, ránkings de fiabilidad o seguridad a bordo. Sus pruebas de coches tienen el poder de alterar el statu-quo de la industria y sus ránkings de fiabilidad influyen de manera significativa en las ventas de coches. Cuando Consumer Reports publica un listado con los coches más decepcionantes del momento, no quieres que tu coche aparezca en él. Como ya hicieron anteriormente, han identificado a los 10 coches que no deberías comprarte en este 2017, separados por segmentos y categorías. Puede que encuentres alguna sorpresa.

Es conveniente aclarar que Consumer Reports emite sus informes enfocados al mercado estadounidense, y en ellos pueden aparecer coches que en España no están a la venta.

Utilitarios: Mitsubishi Space Star

Es un coche realmente sencillo y simple, pero muy poco adaptado al gusto estadounidense. Aunque Consumer Reports no critica su fiabilidad o sus consumos, critica el funcionamiento poco refinado de su motor de tres cilindros y la lenta aceleración que proporciona al coche. Tampoco están contentos con su comportamiento dinámico, que califican como "blando y rebotón". El organismo estadounidense también critica el habitáculo, pero no a nivel de espacio, sino a nivel de calidad: "está construido con materiales de tacto barato y es realmente soso". Terminan su crítica conminando al consumidor a comprar un buen coche usado por el mismo precio.

Coches eléctricos o híbridos: Mitsubishi i-MiEV

El Mitusbishi i-MiEV - y sus gemelos en Citroën y Peugeot - es un coche eléctrico decepcionante. Lleva demasiados años en el mercado y jamás despuntó en prestaciones, espacio, diseño o relación calidad-precio. Aunque es el eléctrico más barato del mercado, sus calidades son abismales y su comportamiento es más propio de un carrito de golf, con suspensiones demasiado firmes. Además, sólo tiene cuatro plazas. Otra dura crítica es el tiempo de recarga de su batería: de 6 a 7 horas en un enchufe de 240 voltios. Además, su autonomía en condiciones reales de circulación no llega a los 100 km. Hay alternativas muchísimo mejores.

Coches compactos: Fiat 500L

El desembarco de Fiat en Estados Unidos no ha sido especialmente exitoso, y aunque las ventas de coches como el 500X no van del todo mal, coches como el 500L lastran su penetración de mercado. Consumer Reports no es fan del Fiat 500L, al que han catalogado como el menos fiable del segmento, así como uno de los menos seguros en las últimas pruebas del IIHS. Aunque muchos propietarios actuales se arrepienten de su compra, admiten que su comportamiento dinámico y su espacio interior sí son más que correctos - a pesar de tener una suspensión demasiado firme y "una posición de conducción un tanto extraña".

Berlinas medias: Chrysler 200

El Chrysler 200 ha sido considerado uno de los rivales más débiles de su segmento desde su lanzamiento. Tiene el dudoso honor en su categoría de tener la peor nota total, la peor nota en prueba en carretera y la peor nota de fiabilidad estimada. Aunque es un coche moderno, Consumer Reports afirma que su conducción es comparable a la de generaciones pasadas, y que su motor de cuatro cilindros tiene una potencia y respuesta escasas. Además, para más inri, su interior es de escasa calidad y sus plazas traseras son pequeñas. Su segmento es muy competitivo, y rivales como el Chevrolet Cruze o el Honda Civic lo superan en todos los aspectos.

Pick-up compactas: Toyota Tacoma

El principal problema de la Toyota Tacoma no es su excelente capacidad todoterreno. Su principal problema es que su reciente rediseño no ha venido acompañado de una nueva plataforma, ni mejoras significativas en dinámica y comodidad a bordo. Aunque el coche sí equipa asistentes avanzados a la conducción y ha mejorado en seguridad, sigue sin tener un buen aislamiento y sin ser realmente cómoda. Además, su nuevo equipamiento en asistencias a conducción e infoentretenimiento probablemente produzca una menor fiabilidad durante su primer año - según estimaciones de Consumer Reports.

SUV medianos: Dodge Journey

El Dodge Journey, vendido como Fiat Freemont en España, es el todocamino mediano menos recomendable del momento según Consumer Reports. A pesar de que está al final de su ciclo de vida, no lo recomiendan ni como coche de alquiler en un aeropuerto. Esto es un calificativo muy duro en Estados Unidos, dicho sea de paso. Además, en Consumer Reports afirman que su consumo de combustible es desmedido en relación a sus prestaciones, y que su tercera fila de asientos no es en absoluto espaciosa. Tampoco es demasiado fiable ni seguro, aunque le conceden que el habitáculo es cómodo y está bien insonorizado.

Coche premium de acceso: Mercedes CLA

El Mercedes CLA ya ha protagonizado anteriormente una lista de Consumer Reports, apareciendo en "los coches que los consumidores estadounidenses se arrepienten de haber comprado". Esta segunda aparición no les deja en buen lugar, francamente. Las críticas se centran en lo pequeño - aunque bien rematado - que es el habitáculo, lo complicado de su acceso y el precio de las opciones, que disparan el coste total del vehículo. Por último, critican la brusquedad del motor 2.0 turbo, así como el escaso aislamiento y lo excesivamente firme que es la suspensión. El pedigrí no lo es todo, sentencian.

Berlina premium: Maserati Ghibli

Me ha sorprendido ver al Maserati Ghibli en esta lista, pero pensándolo bien, es cierto que el segmento premium es muy competitivo. ¿Cuáles son las principales críticas de Consumer Reports hacia el italiano? Aunque los estadounidenses están enamorados de su motor V6 de origen Ferrari, no lo están tanto de su apetito por el combustible. Tampoco están contentos con la accesibilidad a las plazas traseras o con la posición de conducción, demasiado baja con respecto a otros rivales. Una crítica más fundada es que algunos controles y plásticos proceden de otros modelos generalistas de FCA, y "abaratan" el coche.

SUV premium compactos: Land Rover Discovery Sport

El Land Rover Discovery Sport no es el coche más querido por Consumer Reports. "Para ser un coche premium, le cuesta incluso competir con rivales generalistas de segmentos inferiores", arranca el prestigioso organismo. La respuesta de motor y caja de cambios es brusca y poco refinada, y el interior tiene una calidad indigna de un fabricante "boutique" como Land Rover. Aunque es capaz fuera del asfalto, no es cómodo ni dinámico en carretera. El último jarro de agua fría habla de su fiabilidad: "conociendo el historial de la marca, dudamos que vaya a impresionar en este aspecto", sentencian.

SUV de lujo: Cadillac Escalade

El Cadillac Escalade es un todocamino de lujo, pero está construido sobre la plataforma de los Chevrolet Tahoe/Suburban y GMC Yukon. La conclusión de Consumer Reports es que es una compra mucho más lógica un Yukon XL o un Suburban mejor equipado que este monstruoso Cadillac de casi 6 metros de longitud. A pesar de su enorme tamaño las dos filas traseras de asientos no son cómodas ni amplias. En marcha, carece del refinamiento que se espera de un todoterreno de su precio, con una calidad de rodadura baja, demasiado rígida. A esa rigidez contribuyen sus enormes llantas de 22 pulgadas con neumáticos de perfil bajo.

En Diariomotor: