CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

10 MIN

Toyota Land Cruiser BJ40 de 1979 vs. actual: el mito frente a su historia [vídeo]

La modernidad del Land Cruiser actual frente al carisma y la dureza del BJ40

David G.Artés | 24 Sept 2021
Toyota Land Cruiser Bj40 Vs Moderno
Toyota Land Cruiser Bj40 Vs Moderno

El Toyota Land Cruiser Serie 40, como el BJ40 que hemos podido probar, podría considerarse el coche más importante de la historia de Toyota. No es el más vendido, tampoco el más conocido, pero fue el vehículo que puso a Toyota en el mapa del mundo como una marca universal de coches indestructibles, fama que aún arrastra a día de hoy. ¿Que te parece si lo probamos frente a la última generación del propio Land Cruiser?

En la historia del 4x4 existe un "póker" de todoterrenos históricos que todo aficionado debería conocer. Por orden histórico y según mi criterio de importancia, serían el Willys Overland (Jeep) de 1941, el Land Rover Serie I de 1948, el Toyota Land Cruiser Serie 40 de 1960 y el Mercedes Clase G de 1979. Estos 4 vehículos han definido lo que es un todoterreno, tanto militar como civil, durante los últimos 80 años de automovilismo y hoy es un día muy especial porque vamos a probar uno de ellos.

Nuestra unidad ha sido cedida por la empresa Classic Land Cruiser, un taller especializado en restauración de 4x4 clásicos de las marcas Toyota y Land Rover, cuyos talleres se encuentran al norte de Madrid.

Vamos a situarnos: breve historia del Toyota Land Cruiser

La historia del Toyota Land Cruiser comienza en 1951, hace 70 años, con un vehículo llamado Toyota Jeep BJ, construido para uso militar y basado en el Jeep americano de la segunda guerra mundial. El Toyota Jeep BJ empezó a llamarse Toyota Land Cruiser a partir de 1954 porque la palabra Jeep había sido registrada por Willys Overland. Y se produce aquí un curioso paralelismo entre el Jeep americano, el Defender británico y el Land Cruiser japonés: los tres coches son más antiguos que su propio nombre.

Toyota Jeep BJ 1950

Tras el Jeep BJ renombrado como Land Cruiser llegó la serie 20 en 1955. Era una versión muy mejorada del original, de aspiración civil tanto como militar, que ya nos conduce directamente a nuestro clásico de hoy.

Toyota Land Cruiser Serie 20, el primer Land Cruiser nacido como tal

La serie 40 se vendió entre 1960 y 1984 se fabricaron más de un millón de unidades durante 24 años. Por muchos Corollas que haya vendido Toyota en el mundo, este es, en mi opinión personal, el coche más importante de toda la historia de la marca y el que convirtió a Toyota en lo que es hoy: una marca universal de coches indestructibles.

Toyota Land Cruiser Serie 40 de 1960

La serie 40 de Toyota era más potente y más fiable que el Land Rover británico, así que rápidamente le ganó la partida en Europa, Asia, África, América y Oceanía creando la imagen de marca fiable que aún perdura hoy en día.

Después de recorrer su historia… ¿qué os parece si le echamos un vistazo?


26
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Diseño exterior del Toyota Land Cruiser BJ40

Comenzando por el frontal, llama la atención el carisma y la personalidad infinita que tiene. Posiblemente es debida a sus faros redondos (todos los grandes clásicos tienen los faros redondos) y a los intermitentes sobre las aletas delanteras. Otra de las claves es su prominente defensa, en la que se aprecia el final del chasis de doble larguero y el anclaje de las ballestas. Eso sí, la seguridad para peatones en caso de atropello no es precisamente su punto fuerte.

El BJ40 ofrece un generoso ángulo de ataque pero, si éste no fuese suficiente, siempre podríamos apartar la tierra que sobre con la defensa delantera y las puntas del chasis.

Otra de las claves del coche son sus proporciones. Es un coche corto y alto y en este caso está algo elevado y lleva una rueda ligeramente más grande que la original (235/85 R16) que roza las 32 pulgadas de diámetro, lo que le aporta un plus estético increíble sin dejar de llevar los ejes originales.

En la parte trasera brillan con luz propia el neumático a la izquierda y las chapas de TOYOTA 4 Wheel Drive a la derecha, así como las dos defensas de acero ultra-resistentes.

Es curioso que en un coche de menos de 4 metros de longitud tengan cabida hasta 7 ocupantes, pero en este caso es así gracias a las 3 plazas delanteras y los bancos traseros para otros cuatro pasajeros. Por supuesto, la seguridad no es un factor tenido en cuenta en el diseño del coche que, por no llevar, no lleva ni cinturones de seguridad. Cualquier vuelco y casi cualquier accidente grave sería mortal en este coche.

Diseño interior del Toyota Land Cruiser BJ40

En el interior, nos encontramos con la simplicidad que suele caracterizar a estos coches de trabajo. Un volante de aro fino y una chapa detrás a modo de salpicadero con agujeros para los pocos botones es todo lo que necesitamos.

Un detalle curioso y muy significativo del BJ40 es que la chapa que hace de salpicadero tiene dos troquelados simétricos a izquierda y derecha: en uno se incrusta el cuadro de mandos y en el otro está la guantera. La razón de esta simetría no es otra que la de poder fabricar coches con el volante a la izquierda y a la derecha cambiando el mínimo número de componentes: el salpicadero sería el mismo. Eso explica también porqué el botón de los calentadores de gasoil y el tirador de ahogo están lejos del conductor: es porque en Japón se conduce a la inversa y el coche está pensado para llevar el volante a la derecha en primer lugar, con lo que esos dos mandos básicos te quedarían junto al volante.

Es una pena que nuestra unidad lleve el salpicadero vinilado ya que esa chapa en color de la carrocería es una belleza (para mi gusto) pero cada propietario tiene su propio criterio.

Toyota Land Cruiser BJ40 en carretera

Arrancamos el BJ, no sin antes presionar durante 10 segundos el botón de precalentamiento, y nos ponemos en marcha. El embrague es duro, pero la palanca de cambios va como la seda: recorridos muy largos pero precisos y una sensación de solidez increíble al engranar cada marcha, incluso la marcha atrás o la palanca que controla la caja transfer. Impresionante.

A partir de aquí, es un coche ruidoso, extremadamente incómodo, la dirección es muy imprecisa y el comportamiento en curva es terrorífico. En definitiva, se conduce como un camión más que como un coche, ya que las velocidades son siempre bajas y la entrada en curvas es necesariamente muy lenta para mantener el control del vehículo.

Pero este es el encanto de los clásicos: el sonido, el tacto, el viento... todo compone una experiencia única y emocionante, convirtiendo cada trayecto en una aventura. Es genial.

Algunos datos comparativos entre antiguo y moderno

Antes de entrar en el circuito 4x4, veamos algunos datos comparativos entre el Land Cruiser moderno y el BJ40. Partiendo de bloques diésel de similar cilindrada, el nuevo Land Cruiser consigue más del doble de potencia más del doble de par y os aseguro que también consigue un menor consumo, ya que el BJ traga un montón. No quiero ni pensar lo que puede consumir la versión FJ40 de gasolina con 6 cilindros...

Características técnicasLand Cruiser 3P WXLLand Cruiser BJ40
Cilindrada2.755 cm32.977 cm3
Cilindros44
Transmisión6V auto + reductora4v manual + reductora
Tracción4x4 permanente4x4 conectable
Potencia max177 CV80 CV
Par max450 Nm

En cuanto a las medidas, el nuevo Land Cruiser es claramente más largo, claramente más ancho, pero si tuviese techo el BJ40 sería más alto que el nuevo. La diferencia de masas rondaría la media tonelada, sobre todo por culpa de las medidas de seguridad estructurales que incorpora el moderno Toyota.

MedidasLand Cruiser 3P WXLLand Cruiser BJ40
Largo4.565 mm3.915 mm
Ancho1.855 mm1.665 mm
Alto1.845 mm1.955 mm
Batalla2.450 mm2.285 mm
Altura libre205 mm210 mm
Masa EOM2.065 kg1.600 kg aprox

Y ahora sí, vamos a ver de qué son capaces en nuestro circuito

Comparativa 4x4 entre antiguo y nuevo

Nos metemos una vez más en el Circuito 4x4 de Ocaña Raid Aventura para poner a prueba estos dos colosos del 4x4 y ver lo que dan de sí fuera del asfalto.

Nuestra primera prueba es el clásico camino roto, repleto de piedras sueltas en la primera subida. Comenzamos con el BJ40 y la verdad es que con la tracción 4x4 y la reductora engranadas el coche sube alegremente dando botes. Ni el más mínimo problema para superar el obstáculo.

En el Land Cruiser moderno todo transcurre igual, pero en medio de un silencio y una comodidad incomparablemente superiores, combinadas con el suave efecto del aire acondicionado. Apenas se percibe patinamiento o acción por parte del control de tracción, en un obstáculo que deja fuera de juego a muchos SUV.

El segundo obstáculo son los Dubbies, esa sucesión de profundos agujeros alternos que pone a prueba las cotas y la articulación de suspensiones. En este caso el BJ40 sorprende porque la suspensión de ballestas es capaz de lograr una gran articulación y recorre los hoyos llegando con las ruedas hasta el fondo, sin perder contacto ni tracción en ningún momento y sin que sea necesario ni siquiera pisar el acelerador o tomar el más mínimo impulso.


En el turno del Land Cruiser moderno la facilidad también es pasmosa y obviamente no toca en ningún punto, pero curiosamente sí nos exige pisar un poco el acelerador en un punto, lo que demuestra que llega a tener dos ruedas en el aire durante demasiado tiempo. Pisando el acelerador, el control detracción nos permite avanzar sin ningún problema.

Por último, llevamos ambos coches a un obstáculo extremo, la batidora, en la que los cruces de puentes son salvajes y la pendiente es fuerte. Y es aquí donde el BJ encuentra su límite, ya que por tracción no es capaz de trepar sin inercia al descolgar dos ruedas opuestas a la vez. Sería necesario un bloqueo trasero para subir por aquí, cosa que el BJ40 no equipa.

Tal como estaba previsto, el Land Cruiser moderno sube fácilmente por la batidora, haciendo gala de un control de tracción espectacular que lo hace todo muy sencillo, y llega a la cima sin despeinarse. 50 años nos contemplan.

CONCLUSIONES

El Toyota Land Cruiser BJ40 fue el primer Toyota universal y el que creó la fama de durabilidad y calidad al principio de los tiempos de la marca. Es un coche clave y, en mi opinión, podría considerarse el coche más importante en la historia de Toyota desde ese punto de vista, aunque la historia de la marca está llena de hitos importantes.

A partir de aquí, nos hemos encontrado con un clásico delicioso que desborda personalidad y, aunque no puede hacer sombra a su bisnieto en ningún aspecto técnico (como mucho en dureza, a la luz de su edad) sí que se ha comportado como un auténtico coloso en nuestro circuito 4x4 y resulta infinitamente más atractivo y carismático que el moderno, con toda su electrónica.

¡Larga vida al Land Cruiser!

Vídeo destacado del Toyota Land Cruiser