comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

6 MIN

V12 o V8T: ¿Se equivoca Ferrari con el nuevo GTC4Lusso T?

ferrari-gtc4lusso-david-clavero-2016-05-mdm

Con la presentación del Ferrari GTC4Lusso T el fabricante italiano nos ha dejado a todos con la boca abierta, y es que la presentación de esta variante pone en jaque al GT más controvertido de cuantos ha fabricado Ferrari hasta la fecha. La nueva especificación del Ferrari GTC4Lusso pierde su motor V12, también pierde su tracción total, pero sus prestaciones apenas se ven perjudicadas gracias a las bondades del nuevo V8 Turbo heredado del Ferrari California T.

Las diferencias entre un GTC4Lusso V12 y V8 serán mínimas para el grueso de sus clientes

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el concepto del Ferrari GTC4Lusso, un modelo que sustituyó al Ferrari FF en el papel de deportivo de corte Gran Turismo. De este modo nos encontramos un vehículo enfocado en el equilibrio entre las prestaciones y el confort y con espacio suficiente para 4 ocupantes. Sí, su motor V12 atmosférico siempre ha sido uno de sus estandartes, pero nunca ha sido un factor que decidiese la adquisición del mismo salvo para los más puristas. Teniendo en cuenta el enfoque de este deportivo para todos los días y las posibilidades del nuevo 3.9 V8 Twin-Turbo, será muy difícil que alguien note la diferencia entre un motor y otro sin saber previamente qué esconde ese enorme capó delantero.

¿Y por qué este movimiento buscando un acceso de gama? Ferrari quiere expandir su línea de negocio en busca de un perfil de cliente más joven y no tan enfocado en las máximas prestaciones. Con una gama de deportivos de primer nivel, el siguiente gran paso es consolidar una oferta válida para todos los públicos a los que convencer por diseño, tecnología y confort y no sólo por cifras de infarto. No hay que andarse por las ramas para ver que el nuevo objetivo de Ferrari es arañar ventas en el mercado donde los Bentley Continental GT V8 y V8S son reyes absolutos, ofreciendo prestaciones más que suficientes, pero con un enfoque de la deportividad mucho más práctico al de los clásicos deportivos del cavallino.

Justamente en Bentley encontramos el mejor espejo para saber qué va a suceder, pues hablamos de una marca que decidió ampliar su gama más deportiva introduciendo un V8 Twin-Turbo para hacer crecer las ventas de un modelo que siempre fue ofrecido en versiones de doce cilindros. Con la llegada del motor V8, los clientes del Bentley Continental GT crecieron, encontrando buenas prestaciones, más eficiencia y un precio de acceso menor. Pasado el tiempo el motor de doce cilindros se mantiene en catálogo, es su mayor escaparate tecnológico - leer historia del motor W de VW-Audi -, pero ha reducido sensiblemente su cuota de mercado hasta menos del 30% y su justificación sólo se excusa por razones de imagen.

No podemos descartar que el Ferrari GTC4 Lusso V12 desaparezca, siendo un movimiento lógico en favor del F12 Berlinetta

El problema, o quizás no tanto si responde a un movimiento estudiado por la marca, es que Ferrari no es Bentley y el Ferrari GTC4 Lusso T coquetea en exceso con su hermano mayor con motor V12. El dato de potencia - 80 CV más en el V12 - es casi despreciable en un deportivo que ahora es sólo tracción trasera y además elimina 80 kilogramos de peso. Su aceleración - 3,5 segundos en el 0-100 Km/h - es apenas 0,1 segundos más lenta que en la variante V12, mientras que su eficiencia es mucho mayor... ¿Acaso importante el consumo en este tipo de coches? El consumo, 15,3 l/100 Km en V12 frente a 11,6 l/100 km en V8T, no es un valor tan importante como sí lo es la autonomía, dato que en el caso del V12 quedará sensiblemente penalizado al enfrentarse al nuevo V8 doblemente turboalimentado.

Si nos olvidamos de nuestra afición por el mundo del motor, el movimiento más racional tras la presentación del Ferrari GTC4Lusso T sería el de eliminar su versión V12 y ofrecer el sistema de tracción total 4RM Evo de forma opcional en la versión V8. Seamos sinceros, el cliente del GT de Ferrari será difícil que se convenza con la actual diferencia entre escoger un V8 y un V12. Puestos a buscar prestaciones reales será realmente difícil justificar esa elección, pues con toda lógica será más razonable dar el salto al Ferrari F12 Berlinetta que sí que garantiza un sustancial aumento de prestaciones y sensaciones. Tampoco debemos obviar que el Ferrari F12 Berlinetta afronta su recta final como producto, un fin de ciclo que se beneficiaría de la marcha del GT V12 dejando a la berlinetta como única opción para los que de verdad buscan un doce cilindros.

En definitiva hablamos de un movimiento muy interesante que deja al Ferrari GTC4Lusso (V12) como el GT definitivo, pero con un hermano menor que nada tiene que envidiarle en forma de Ferrari GTC4Lusso T.

En Diariomotor: