comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Renault

3 MIN

¿Está Nissan pensando en vender su 34 % de Mitsubishi para salvarse económicamente?

Mitsubishi Motors North America To Relocate U.s. Headquarters To

Son varias las voces que hablan de una posible venta de Mitsubishi por parte de Nissan, quien posee el 34 % de las acciones de la misma, debido a que no se estaría recuperando al mismo ritmo de los efectos económicos del COVID-19. De producirse esta venta, la triple alianza Renault-Nissan-Mitsibishi (recordemos que los franceses cuentan con el 43 % de Nissan, y que Nissan a su vez cuenta con el 15 % de Renault) vería como el objetivo de convertirse en uno de los mayores grupos automovilísticos, junto a Volkswagen y Toyota, se vería claramente alterado.

Nissan compró el 34 % de Mitsubishi en 2016 por 1.940 millones de euros

30
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Ante los rumores de esa posible venta portavoces de ambas firmas niponas se han apresurado a desmentirlos - Renault ha decidido guardar silencio - añadiendo que seguirán cooperando en el desarrollo de plataformas y motorizaciones conjuntas, centrándose Mitsubishi en su estrategia "Small but Beautiful". Es decir, que Renault se enfocará principalmente a la producción de turismos y SUV para el mercado europeo, Nissan básicamente pondrá el foco de atención en los SUV dando lugar a cierta replegada hacia el continente asiático con una Mitsubishi más desaparecida (sólo contaría con importante presencia en el sureste asiático, Sudamérica y Oceanía) y como punta de lanza en plataformas híbridas (similar a lo que ya está haciendo con su Outlander PHEV) y key cars.

Sin embargo, esos rumores provienen directamente de fuentes internas de la compañía, según Bloomberg, y tendrían bastante peso (y sentido), sobre todo dada la difícil situación que está atravesando una Nissan que vende uno de cada tres coches en China, y que es gracias a este país que ha podido recortar su previsión de pérdidas, las cuales suben hasta los 2.650 millones de euros en el primer semestre del presente año fiscal.

Además, también debemos tener presente la falta de liderazgo dentro de la alianza tras la salida de Carlos Ghosn, quien tenía esa visión de convertir a este trío en uno de los mayores grupos automovilísticos, y siendo ese el motivo por el que en 2016 inyectó 1.940 millones de euros desde Nissan a Mitsubishi. Sin embargo, en noviembre de 2018 Ghosn fue detenido por presuntamente desviar parte de sus pérdidas personales a estas empresas, y por ocultar parte de su patrimonio, dejando un claro vacío de poder que aún sigue en disputa entre los altos cargos de Renault y Nissan.

Así pues, toda esta situación que se está gestando alrededor de la marca de los tres diamantes, unida a la restrictiva normativa europea en materia de emisiones y al coste-rentabilidad de homologar sus productos para ser vendidos en el viejo continente, hace pensar que la salida de Mitsubishi de Europa está más cerca de lo que pensamos, a pesar de contar con un Outlander PHEV que podría calificarse casi como un súper ventas dentro de su segmento en varios países.

El adiós de Mitsubishi podría ser aún más radical: no más SUV desde Septiembre
Difícil, muy difícil, así es como se presenta el futuro de Mitsubishi, su ...

Fuentes: EuropaPress | El Español | Automotive News