CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Legislación

5 MIN

Será antes de fin de año cuando la etiqueta de la DGT empiece a preocuparte, y mucho

Javier López | @jlopezbryan96 | 9 Jun 2022
Diesel Gasolina Microhibrido 2021 Etiqueta Eco
Diesel Gasolina Microhibrido 2021 Etiqueta Eco

Ha sido hoy, día 9 de junio, cuando la DGT ha presentado su estrategia de seguridad vial 2030, y nos encontramos con trascedentes novedades. Entre ellas una que, hasta la fecha, preocupaba tan solo a los habitantes de grandes urbes como Madrid o Barcelona, y recientemente Gijón, pero ahora será preocupación de muchos más. Y es que la Dirección General de Tráfico y el Gobierno no quieren esperar a 2023 como estaba previsto para instaurar las Zonas de Bajas Emisiones en aquellos municipios de más de 50.000 habitantes, ya que está planeado que estas entren en vigor antes de fin de año.

Así lo ha comunicado el Ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska en la rueda de prensa, haciendo alusión a que "vamos a ayudar a las ciudades españolas de más de 50.000 habitantes a que antes de fin de año pongan en marcha sus Zonas de Bajas Emisiones." O lo que es lo mismo: antes de que finalice el año 2022 has de tener en cuenta que no podrás acceder a placer a ciertos núcleos de tu ciudad siempre y cuando sea de más de 50.000 habitantes o que tu coche no cumpla con las exigencias de la ZBE en sí.

Las Zonas de Bajas Emisiones serán una realidad en toda España antes de fin de año

Ahora bien, ¿qué es una ZBE o Zona de Bajas Emisiones? ¿Cómo funciona? Lo primero de todo es que cada ayuntamiento de estos municipios podrá determinar la zona de la ciudad que se considere de bajas emisiones. Esto se traduce en que serán zonas delimitadas para que circulen o bien coches de residentes, invitados de estos o que acudan a un parking o establecimiento, o bien para coches con etiquetas B, C, ECO y CERO de la DGT, aunque paulatinamente las dos primeras perderán privilegios.

No obstante, al tratarse de competencia de los ayuntamientos, estos podrán decidir las normas que se deberán cumplir para acceder a las ZBE. Por ejemplo, Gijón tan solo sanciona a aquellos vehículos que circulen sin llevar el distintivo de la DGT colocado en el parabrisas independientemente de cuál sea, así como prohibir estacionar en las zonas de aparcamiento regulado a aquellos vehículos que no tengan etiqueta medioambiental.

Habrá cámaras que controlen a los vehículos que accedan a las Zonas de Bajas Emisiones, y se restringirá el aparcamiento en estas a automóviles que no cumplan con las normas establecidas. De no hacer caso a las exigencias de las ZBE, uno puede enfrentarse a multas de 200 euros, aunque podría variar el pago por infracción más adelante.

¿Qué coches tienen etiqueta medioambiental de la DGT?

Bien es cierto que en algunos municipios se podrá seguir accediendo a las ZBE siempre y cuando nuestro coche tenga etiqueta medioambiental. Pero no en todos será así, y de manera progresiva las Zonas de Bajas Emisiones tendrán que ser más restrictivas con los vehículos con etiquetas menos ecológicas. Es decir, que aunque ahora podamos entrar en las Zonas de Bajas Emisiones con un coche con etiqueta B o C, finalmente serán los coches con etiquetas ECO y CERO los que mayores ventajas experimenten y los que prevalezcan.

Mientras tanto, el reparto de etiquetas se realiza de la siguiente manera:

  • Etiqueta B (amarilla): coches de gasolina matriculados posteriormente al 2001 que cumplen con el Euro III y aquellos vehículos diésel matriculados después de 2006 que cumpla con Euro IV y V.
  • Etiqueta C (verde): coches de gasolina que cumplen con Euro IV y que están matriculados después de 2006 y coches diésel que se matricularon después del 2015 y que cumplen con Euro IV y V.
  • Etiqueta ECO (azul y verde): vehículos híbridos (gasolina o diésel y eléctricos) que sean enchufables con autonomía eléctrica menor a 40km/h. Los impulsados por gas natural, comprimido o licuado del petróleo y que cumplan con las normas de la etiqueta C.
  • Etiqueta CERO (azul): vehículos electrificados que tengan una autonomía superior a los 40km/h, sean eléctricos, híbridos o eléctricos con autonomía extendida.

La evolución que experimentarán todas las ZBE

Como hemos mencionado, las Zonas de Bajas Emisiones podrán ser competencia de cada ayuntamiento, ajustando estos las restricciones que implican. Sin embargo, el Gobierno exige que estas cumplan paulatinamente con una serie de normas y aspectos en busca de ser cada vez más severas con los vehículos más contaminantes, perdiendo ventajas progresivamente hasta el punto de que tan solo los coches con etiquetas ECO y CERO sean utilizables.

  • Restricciones de circulación: se establece una jerarquía de restricciones a la hora de priorizar el acceso a las zonas restringidas, de manera que el peatón será el que tenga siempre la máxima prioridad, seguido del ciclista y del transporte público. El vehículo privado, independientemente de su potencial contaminante, queda relegado al último puesto de prioridad.
  • Aplicación: si hasta ahora los vehículos privados que más iban a "sufrir" con la llegada de las ZBE eran aquellos sin distintivo ambiental, el proyecto de Real Decreto ya establece que las restricciones de circulación se aplicarán progresivamente a los vehículos tanto con distintivo A (sin etiqueta) como aquellos con etiquetas B (amarilla) y C (verde).
  • Actualización: en caso de que existan ya Zonas de Bajas Emisiones desarrolladas, éstas deberán adaptarse a las nuevas exigencias en un plazo máximo de 4 años.
  • Revisión: todas las ZBE deberán someterse a un proceso de revisión cada, como máximo, 4 años con el fin de asegurarse que se están cumpliendo los objetivos establecidos.