CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

Qué es la correa de servicio o accesorios, en qué se diferencia de la de distribución y cómo controla todos los sistemas eléctricos

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 10 Oct 2022
Correa De Servicio
Correa De Servicio

Un coche suele tener algunas correas y cadenas que hacen que el motor y otros componentes trabajen adecuadamente, cuando el mismo se encuentra en funcionamiento. Una correa muy importante del motor es la correa de servicio o accesorios y aquí te vamos a enseñar algunos aspectos muy importantes relacionados con ella.

Sigue leyendo para que aprendas qué es la correa de servicio y por qué es tan importante mantenerla siempre en buen estado.

¿Qué es la correa de servicio?

La correa de servicios es una correa de goma larga que hace funcionar a los accesorios del motor, como lo son el alternador, el compresor de aire acondicionado, la bomba de dirección asistida, y en algunos casos hasta la bomba de agua.

Hoy en día, los coches modernos por lo general solo tienen una correa que pasa a través de múltiples poleas para alimentar todos los accesorios. Si bien el sistema de una sola correa es la opción más confiable y eficiente, también tiene sus desventajas, ya que cuando se rompe la correa del motor del coche, todo deja de funcionar.

Al romperse la correa se perderá la dirección asistida, dejará de funcionar el aire acondicionado, el alternador no funcionará y la batería eventualmente se agotará y el motor se sobrecalentará. Esta es la razón por la cual es tan importante reemplazar la correa de servicio de forma regular en cuanto detectamos un posible fallo.

Debido a su relevante papel para hacer funcionar todos los sistemas y accesorios eléctricos, comúnmente también solemos referirnos a esta pieza como correa de accesorios.

¿Cómo funciona una correa de servicio o correa de accesorios?

La correa de servicio va conectada al motor, de modo que es el movimiento de este el que a la vez mueve la correa. Esta correa va a su vez conectada a la rueda del alternador, que no es otra cosa que un generador de electricidad. Gracias a este movimiento se ponen una serie de imanes electromagnéticos a desplazarse alrededor de un núcleo. El movimiento de un imán alrededor de un conductor produce electricidad. De esta forma aprovechamos el movimiento del motor para mover unos imanes alrededor de un conductor para así producir la electricidad que necesitamos para los diferentes sistemas eléctricos y accesorios del coche.

Es por esto mismo por lo que cuando activamos muchos sistemas eléctricos, tales como el compresor del aire acondicionado, podemos estar aumentando el consumo de combustible del coche.

Por cierto, es esta producción de electricidad la que da energía a la batería. De hecho, este es el motivo por el que cuando el coche se ha quedado sin batería por dejarnos unas luces encendidas la recomendación una vez arrancado es circular durante un rato con el coche sin apagar el motor. Y es que cuando circulamos estamos produciendo energía y recargando la batería. Salvo que esta estuviera ya en muy mal estado, y directamente no fuera capaz de acumular suficiente carga para acciones como arrancar el motor, no tendremos mucho problema para de este modo dar carga a la batería y no tener necesidad de cambiarla por una nueva.

La correa de servicio no debe confundirse con la correa de distribución

La correa de servicio no cumple las mismas funciones que la correa de distribución. La correa de distribución se encuentra dentro del motor y mantiene el cigüeñal y el árbol de levas sincronizados. Esto le garantiza al motor que las válvulas de admisión y las válvulas de escape se abran y cierren al mismo tiempo que los pistones, para que el motor funcione sin problemas.

La correa de servicios, en cambio, es la que mantiene los accesorios del motor funcionando sin problemas y de manera eficiente. Esta conecta todos los accesorios que se encuentran en el exterior del motor con el cigüeñal.

Las dos pueden diferenciarse fácilmente con solo mirarlas. Una correa de distribución es dentada, ya que ha sido diseñada para que se adapte a las ruedas dentadas del cigüeñal y el árbol de levas. La correa de servicio tiene múltiples ranuras en forma de V, que corren verticalmente a lo largo de la correa.

¿Cuándo se debe reemplazar la correa de servicio?

La correa de servicio es una correa diseñada para durar y se estima que puede durar funcionando de forma eficiente entre 60 mil y 100 mil millas. Al realizarle el mantenimiento regular al coche, debe realizarse el reemplazo de esta correa, aun cuando se vea en buen estado. Esto es para evitar que esta se pueda romper al encontrarse en carretera.

Síntomas de una correa de servicio en mal estado

  • Presenta signos de desgaste; como grietas, deshilachado, etc.
  • Se escucha un chirrido que es indicador de que la correa desliza.
  • Hay una falla de rendimiento en el coche, que se evidencia en una falla de la dirección asistida, descarga repentina de la batería o motor calado.
  • Se activa la luz del motor en el tablero de conducción. Ruidos inusuales.

Como hemos explicado, la correa de servicio es clave para hacer funcionar todos los sistemas eléctricos del coche, por lo que cualquier síntoma de fallo de un sistema eléctrico, o sobre todo de más de uno a la vez, podría apuntar a una avería o un problema derivado de la correa de servicio. No tiene por qué ser necesariamente la correa de servicio, pues podría tratarse también de un problema con los tensores que mantiene esta correa en tensión, lo que haría que esta patinase sin traccionar bien en la rueda del alternador o bien en la rueda del motor.

En cualquier caso, aunque una avería relacionada con la correa de servicio puede afectar a una gran cantidad de sistemas del vehículo y hacer que no funcionen adecuadamente, o incluso que no nos permitan desplazarnos ni un metro porque hay un problema con determinados sistemas de seguridad, la reparación no tendría por qué ser costosa, al ser un componente relativamente asequible, y no implicar una gran cantidad de tiempo para la correspondiente reparación.