27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

El CEO de Tesla apuesta un millón de dólares con el periodista del motor Dan Neil sobre el Model S

( @jesusmonterob ) el

Desde que se anunció por parte de Tesla el Model S, muchos han puesto en duda la capacidad de la empresa para llevar a buen puerto los tiempos de desarrollo del modelo. Unos tiempos que a todas luces eran demasiado optimistas para el desarrollo de un vehículo de estas características.

Pues bien, Dan Neil, un afamado periodista del motor norteamericano, columnista de The Wall Street Journal y antiguo colaborador de Car and Driver, Los Angeles Times y Autoweek, se apostó con Elon Musk, CEO de Tesla, mil dólares contra un millón a que el Model S no saldría en tiempo y forma como afirmaban desde el fabricante.

Según la información obtenida de unos correos que se enviaron entre ambos, en la apuesta están acordadas una serie condiciones:

  • La producción en serie del modelo tiene que comenzarse y empezar a entregarse a los primeros clientes para finales del año 2012
  • El modelo tiene que estar certificado por el NHTSA con una puntuación de seguridad de cuatro o cinco estrellas y tiene que tener siete plazas
  • Los precios tienen que ser de 57.400 US$ para el modelo básico con 260 km de autonomía, 67.400 US$ para el de 370 km y 87.400 US$ para el de 480 km de autonomía

Todos estos detalles ya han sido confirmados por Tesla para su nuevo modelo, pero en los correos había un detalle más importante del que todavía no se sabe nada y que podría dar un giro completo a la política de mantenimiento de las baterías de Tesla.

Según la apuesta, una de las condiciones de la misma era que el Model S tuviese la capacidad de sustituir sus baterías en pleno viaje al estilo de como lo hace Better Place. Esto nos dejaría un poco sorprendidos, pues de todo lo que se sabe sobre el Model S en ningún momento se ha hablado de tener la capacidad de sustituir las baterías de esta forma.

En vez de esto, el plan de Tesla siempre fue, que cuando una cliente fuese a hacer un viaje el doble de largo de la autonomía del vehículo, desde Tesla se le daría la facilidad de intercambiar su batería por otra en uno de los concesionarios oficiales, para poder continuar su camino y recuperar su batería original en el viaje de vuelta.

De esta forma se multiplicaría por dos la autonomía del vehículo, eso sí, siempre y cuando exista un centro autorizado de Tesla en la mitad del camino.

Parece ser que al final este último punto podría haber sido fruto de un mal entendido, y aunque me encantaría que Tesla adoptase la idea de Better Place para permitir cambios rápidos de batería en tan solo unos minutos, pienso que en la apuesta, Elon Musk se refería al tipo de cambio propuesto inicialmente por Tesla a través de sus concesionarios.

De todas formas y en cualquier caso, con esta apuesta todos ganamos. Si Elon Musk cumple, ganamos los consumidores, que tendremos un gran coche con todas sus características en las fechas prometidas, y si pierde la apuesta por lo menos el dinero se irá para una buena causa, Médicos Sin Fronteras, que es a donde donará el millón de dólares Dan Neil si lo gana.

Fuente: Autoblog Green
En Tecmovia: Tesla nos muestra el Model S junto al Roadster en vídeo | Ya no se pueden encargar más unidades del Tesla Roadster en Estados Unidos | Tesla Model X, el primer prototipo de un SUV deportivo verá la luz en diciembre | Tesla Energy Storage System, el secreto del Tesla Roadster

Comentarios...

No está permitido comentar.