Actualizado 18:43

Dodge Viper ASC-McLaren DiamondBack

( @omiguel ) el

American Speciality Cars (ASC) presentó en el NAIAS, el salón del automóvil de Detroit, en el año 2006 una versión preparada del Dodge Viper en la que había colaborado con la mismísima McLaren para trabajar sobre el motor V10. Este prototipo se denominó DiamondBack Viper Concept y básicamente estaba construido para mejorar el ratio de peso/potencia que el deportivo americano tenía originalmente. Tres años después acaban de ponerlo a la venta a un “accesible” precio de 295.000 dólares, y eso gracias a que ya se ha usado porque originalmente su alcanzaba los tres cuartos de millón.

Esta preparación subía un escalón con respecto al modelo del 2006, gracias a que McLaren puso su experiencia en la Fórmula 1 al servicio de su brillante motor de diez cilindros para sacarle una potencia de 615 CV. Este aumento no era especialmente significativo con respecto a la potencia original del motor pero se acompañaba de otra serie de cambios especialmente pensados para ganarle segundos al cronómetro. Por ejemplo se redujo el peso en unos 40 kilogramos con la inserción masiva de fibra de carbono en lugar de otros materiales más pesados y mejorando el tránsito del aire con un mejorado kit de carrocería.

Dodge Viper ASC-McLaren DiamondBack

El modelo original del Viper en el 2006 era capaz de surcar los 96 km/h en un tiempo de 4 segundos, mientras que el DiamondBack reducía ese tiempo hasta los 3.5 segundos para alcanzar la centena de km/h. Este es el tiempo que es capaz de realizar el actual Viper de serie pero en su momento suponía una mejora de este tiempo en un 13%, que para un deportivo bastante afinado de por sí no estaba mal. En esta mejora también se incluyen como causas unos mejorados muelles que roban 3 cm de altura y en una salida cuádruple de escape en acero inoxidable.

Dodge Viper ASC-McLaren DiamondBack

Externamente luce una elegante tonalidad Artic White con líneas en McLaren Red y en Viper Blue, una perfectamente combinación con el negro de la fibra de carbono. Esta se distingue en los huecos de respiración del capó, los bajos, los laterales, el techo y una forma todavía más masiva en la parte trasera. Hasta en las ruedas se guarda un buen ajuste cromático con su borde cromado, su interior negro y las pinzas de los frenos en tonalidad roja. Por dentro tampoco es un Viper convencional, pues añade una moderna piel y unos baquets deportivos con harneses de color azul con cuatro puntos de seguridad.

Lo cierto es que como opción para unos grandes ricachones está bastante bien, es un modelo totalmente único y es más asequible que por ejemplo un Mercedes SLR McLaren. Por cierto, que estéticamente el DiamondBack tiene un aire con el Hamann SLR Volcano.

Dodge Viper ASC-McLaren DiamondBack.

Vía: autoblog.com

En Diariomotor: Dodge Viper SRT10 ACR, nuevo rey del Nürburgring