Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Así deslumbró Rolls-Royce en el Salón de París

( @ClaveroD ) el

Si hubo un stand que brilló con luz propia en el Salón del Automóvil de París, ese fue el escenario que firmó Rolls-Royce. La firma británica no escatimó en recursos y decidió llevarse allí cuatro unidades, entre las que destacaban el espectacular y nuevo Rolls-Royce Phantom Metropolitan Collection y el todavía más exclusivo Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe Waterspeed Collection. Lujo, calidad y exceso se dieron la mano ofreciendo una auténtica experiencia visual y sensorial para todos los que se acercaban a su recinto acristalado.

Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe Waterspeed Collection<

Suscríbete a
Altas
Prestaciones
Recibirás cada sábado en tu correo el artículo de Diariomotor Altas Prestaciones

En la planta baja del pabellón número 5 del palacio de exposiciones que sirve como escenario al Salón del Automóvil de París, junto a las firmas BMW y MINI, Rolls-Royce construyó el expositor más pequeño de estas tres firmas, pero ofreciendo un despliegue de semejante magnitud que hacían de sus firmas hermanadas un mero escaparate por el que pasar sin siquiera detenerse. Conociendo el nivel de involucración que ha adquirido Rolls-Royce para con las ediciones limitadas, ver en vivo y en directo las dos últimas de estas creaciones se antojaba como un suceso imposible. Por suerte no fue así.

Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe Waterspeed Collection<

Aunque parezca mentira, uno de los aspectos que más llamó mi atención no fue otro que descubrir que ninguno de los presentes preguntaba por prestaciones, potencia o, sencillamente, qué había debajo del capó de cualesquiera de estos Rolls-Royce. Todos los visitantes con los que coincidí mientras estuve en el stand de Rolls, tan sólo hacían alusión a calidades, al diseño de los interiores, a la abundancia de materiales y, cómo no, a los famosos paraguas que son instalados de serie y convenientemente camuflados en cada modelo firmado por Rolls-Royce.

Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe Waterspeed Collection<

La estrella indiscutible del stand no era otro que el Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe Waterspeed Collection, y lo era por su llamativa estampa en color “Maggiore Blue” y por su emplazamiento independiente frente a los otros tres Rolls que lo convertían en un reclamo imposible de pasar por alto. Tal era el grado de éxito de esta unidad, que era muy habitual ver a directivos de otros fabricantes acudir a conocer más de este modelo en vivo y en directo.

Rolls-Royce Phantom Metropolitan Collection

Mientras el Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe Waterspeed Collection goza de un planteamiento más deportivo y lúdico para disfrute de sólo 35 afortunados propietarios, el Rolls-Royce Phantom Metropolitan Collection es la encarnación del lujo que sólo se concibe en la gran ciudad, rodeada de calles bulliciosas abarrotadas de tráfico y tiendas de Cartier.

La edición Metropolitan Collection está inspirada en las metrópolis y la vertiente artística que hizo tan especiales a los años 30. Sólo 20 unidades fabricadas por encargo que harán las delicias de todos esos magnates que buscan la perfecta simbiosis entre el más exquisito de los lujos y la sobriedad y tonos grises de las metrópolis.

Rolls-Royce Phantom Metropolitan Collection

El clasicismo expuesto por Rolls-Royce sigue siendo su principal seña de identidad. Multitud de detalles siguen recordando el por qué Rolls-Royce sigue siendo una obra de arte sobre cuatro ruedas. Numerosos guiños al pasado como el delgado aro de su volante, la apertura opuesta de sus puertas o el ya mencionado paraguas, siguen haciendo de Rolls-Royce una firma por la que el tiempo pasa a un ritmo menor y más elegante. Sería fácil describir un Rolls en cientos de imágenes y todas diferentes, pero aún así siempre pasaríamos por alto algún detalle que hablaría de historia, tradición y fabricación artesenal.

Rolls-Royce Phantom Metropolitan Collection