Rally Costa Brava 2008, galería de fotos y un pequeño vídeo

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

Este fin de semana se corrió el Rally Costa Brava 2008 con competidores y coches competitivos de lujo. A través de estas imágenes podemos acercarnos a algunos detalles de los mismos y, aunque nos faltan imágenes de los coches corriendo en directo, sirven para al menos sentir parte del gran espectáculo que encierra. Tronxo nos envía todas estas fotografías y algunas de sus experiencias.

De lo que puedo fotografiar nuestro lector, da gusto ver a los deportivos más clásicos de competición en el mundo del rally como el Mitsubishi Lancer Evolution o el Subaru Impreza STI, tratados por diferentes equipos como auténticos reyes con los típicos kits que envuelven sus carrocerías de etiquetas y su corazón de poder con recambios deportivos, llantas sobredimensionadas, fuertes suspensiones, etc. Todos ellos muestran su aguerrido aspecto por fuera y su parquedad liviana de pesos en el interior.

En algunas imágenes podemos apreciar el interior de un Nissan 350Z preparado y no deja de sorprender el material en bruto con el que se configuran los paneles, el volante o incluso la palanca de cambios. No hay concesiones a lo meramente plácido, pero así tiene que ser para facilitarle la vida al concentrado piloto y para que el peso sea el mínimo que marque la normativa vigente. Como es de esperar, Tronxo nos comenta que estar dentro de estos vehículos es agradable por lo deportivo pero ligeramente ensordecedor para los oídos.

Eran cinco los modelos de esta marca japonesa los presentes en el evento, siendo mayoritariamente propiedad de Barc Blázquez-Muntada. Contaban con distinto nivel de preparación y diferente objetivo durante las pruebas, pero el más potente de ellos alcanzaba los 340 CV de potencia con unas ligeras modificaciones de su motor V6. Cierto es que es un motor relativamente suave, pero preparado y con salidas de escape puntillosas su capacidad sonora es abrumadora. Entre otras cosas, mantenía a raya su peso cerca de los 1.400 kg y montaba un diferencial autoblocante ajustable a cuatro posiciones según las circunstancias de competición.

Más o menos poder al control de tracción, más o menos sacudidas al forzarlo en las curvas. Así es según esta configuración, influida desde luego por la tracción total y un rápido cambio secuencial de 6 marchas. El mayor de estos 350Z iba preparado con discos de freno AP Racing y pinzas de 6 pistones en el eje delantero además de con una suspensión refinada por NadalSports. Y en cuanto a la carrocería, la jaula de rigor en su interior y detalles como cristales de policarbonatos, protecciones y moldes en fibra de carbono y unos curiosos retrovisores minúsculos, también necesarios para cumplir las normativas.

También nos comenta nuestro lector algunos detalles más profundos de estos Nissan. Por ejemplo, algunos de ellos cuentan con unas llantas Braid de 18” que alcanzan un precio de 400 euros por unidad y el 350Z principal de Barc cuenta con un depósito de 100 litros de combustible para mejorar su autonomía de combustible. El que utilizan es de gran calidad, alcanzando los 102 de índice de octanaje. Estos modelos sobrepasan un gasto de 6.000 euros por rally, que es casi casi lo que se considera mínimo. Por ese coste se puede competir con un Evolution, incluyendo el gasto de boxes, recambios, gasolina, etc.

Entre las otros “gallos del corral” también se encontraban pequeños modelos como los Peugeot 206, los Suzuki Swift o los Renault Clio, aunque sin duda los que marcaban la diferencia eran modelos como el Porsche 911 o el Ferrari F430 GTA que participa en el circuito GTS. Como final de fiesta, un vídeo de uno de los Nissan 350Z entrando en boxes para el recambio de ruedas y repostaje de combustible.

Apuntando una serie de datos sobre los eventos realizados, una de las pruebas memorables que discurrieron en el Rally Costa Brava fue la del Europeo FIA Histórico. La victoria se la adjudicó el inglés Richard Tuthill con su Porsche 911, por delante del español José Manuel Ferreiro con su Ford Escort MKII.

Sin embargo la competición principal fue la puntuable para el Campeonato de España de Rallyes, en la que vencieron el equipo gallego formado por los hermanos Sergio y Diego Vallejo a bordo de un insuperable Porsche 911 GT3. Fue sin duda una carrera reñida, dado que el segundo puesto se lo adjudicó el Peugeot 207 S2000 de Enrique García Ojeda a sólo 2 segundos de la victoria. Más información.

Rally Costa Brava 2008.

Gracias a Tronxo por las fotos y el vídeo.

En Diariomotor: La historia de los rallyes en vídeoRally en el Carrefour, las chicas también se picanMongol Rally, la competición benéfica arranca este mes | IX Rallye Rías Baixas Clásico | Fotos del Rally Costa Brava

Lee a continuación: El Seat Ibiza Cupra se estrena en el RallyRACC Catalunya-Costa Daurada

Ver todos los comentarios 6