CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volvo

2 MIN

Volvo Trucks entrega los primeros camiones híbridos

Volvo Trucks, el brazo del Grupo Volvo dedicado a la producción de vehículos comerciales pesados, acaba de anunciar que en Otoño se 2009 empezarán a operar en el servicio de recogida de basuras de Londres y París varios Volvo FE híbridos. Por el momento se entregarán sólo cuatro unidades, que serán usadas por la empresa concesionaria Veolia Propreté para testar el su funcionamiento, con una más que posible compra de más unidades en un futuro.

Estos camiones están equipados con un motor diésel de seis cilindros en línea, que cumple la normativa de emisiones Euro5, y llevan integrados un motor eléctrico que funciona a bajas velocidades y como apoyo del propulsor principal. Pueden también funcionar de manera completamente independiente según los requisitos de la situación. Volvo afirma que la reducción efectiva de emisiones de CO2 está entre un 15 y un 20% en comparación con un modelo similar no híbrido.

Puede no parecer un gran avance medioambiental pero cuando hablamos de que los escapes de un camión expulsan a la atmósfera literalmente kilos de CO2 en ciclo urbano toda reducción de la contaminación es bienvenida. Volvo ha además desarrollado un kit plug-in para su novedoso producto: consiste en un batería adicional enchufable con la que se puede conseguir unas emisiones de CO2 hasta un 30% menores respecto a un camión estándar de tamaño similar.

Para que nos hagamos una idea del importante avance que esta tecnología supone, debemos tener en cuenta que el consumo de gasóleo de un camión de la basura como los que por las noches podemos encontrar en cualquier ciudad se cifra en unos 100 l/100 km. Una cifra enormemente alta que puede reducirse hasta unos 70 l/100 km con los sistemas híbridos de Volvo. Estoy seguro de que la impresión que causarán a Veolia Properté será muy buena.

Vía: carscoop En Diariomotor: Iveco Stralis Active Space Super3, el gran camión que transporta Ferraris, El camión sauna, lo mejor para la Rusia más fría