CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Coches de lujo

3 MIN

La exageración de un Mercedes: Maybach Zeppelin en el Salón de Frankfurt 2009

Juanma Nuevo | @JuanmaNuevo | 27 Sept 2009
Maybach Zeppelin en el Salón de Frankfurt 2009
Maybach Zeppelin en el Salón de Frankfurt 2009

Decir que Maybach es la marca de lujo de Mercedes puede sonar redundante pero esa es la realidad. En el Salón de Frankfurt 2009 la marca no presentaba ninguna novedad pero pudimos observar con todo detalle una unidad del Maybach Zeppelin, que fué presentado en Marzo de este año en Ginebra.

Este acabado es una edición limitada a 100 unidades y se ha lanzado en honor a un modelo de la marca en los años 30 y se basa en las versiones “S” tanto de la batalla “corta” 57 como de la larga 62. A principios de año ya os informamos de las características y diferencias respecto a sus hermanos de gama, pero a pesar de ello a simple vista parece un Maybach más, será porque no estoy acostumbrado a verlos todos los días.

Exteriormente éste y todos los Maybach me parecen poco originales. Es como una versión aún más alargada del Mercedes Clase S Largo al que se le han modificado los pilotos delanteros y traseros, es decir como un “Mercedes S limusina“. La línea sigue siendo elegante y el tamaño hace el resto para que impresione al verlo.

Una vez sentado en el asiento delantero la primera sensación es parecida a la de hacerlo en el Rolls-Royce Ghost. Esto es debido al olor a cuero de gran calidad y a pisar sobre alfombras de lana. Pero ahí acaban los parecidos con la marca inglesa. Mirando desde esa posición hay muchos elementos que recuerdan a la Clase S de la anterior generación: el cuadro de instrumentos, la salida de aire superior del salpicadero o el incluso el volante. Hasta un conductor habitual de la marca de Stuttgart no notará que falta la estrella presidiendo el capó delantero porque en su lugar está el logo de Maybach. Eso sí, en la calidad de materiales y ajustes se nota que es algo más.

Los asientos traseros serán con casi total seguridad el lugar que ocupe el dueño del coche. Aquí no hay otra cosa que espacio y lujo por todas las esquinas del habitáculo incluyendo una pantalla para cada pasajero como debe ser. Mirando el techo tapizado en alcántara encontramos tres relojes analógicos (cromados, por supuesto) indicando velocidad actual, hora y temperatura. Pero desde luego, si me permitís la expresión, la “pijada” de este coche es una esfera situada encima de la consola central y que distribuye “suavemente” el perfume que coloquemos en su interior. ¿Su precio? 5.200€ a sumar a los aproximadamente 540.000€ del 57 Zeppelin y a los 618.000€ del 62 Zeppelin.

Sinceramente, pienso que como vehículo de representación está muy superado tanto por el Rolls-Royce Phantom y el recién llegado Bentley Mulsanne. No por calidad sino por empaque y diseño en general. Eso sí, si el millonario en cuestión busca aparte discreción en la medida de lo posible y no le gusta tener mucha madera en el interior, este coche puede ser una buena opción para él.

Maybach Zeppelin en el Salón de Frankfurt 2009

14
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Maybach Zeppelin