Toyota se enfrenta a una llamada a revisión de 3,8 millones de coches

Fernando Moreno  | 

Toyota ha iniciado una campaña en Estados Unidos enfocada a informar a algunos de sus clientes de un pequeño problema que afecta a varios de sus modelos. Se trata de un ligero defecto en la sujeción de las alfombrillas de sustitución que podría provocar que el pedal del acelerador se quede bloqueado, acelerando el coche sin ningún control y dificultando la maniobra de frenado.

La marca nipona está ahora en manos de la NHTSA (la agencia de seguridad vial estadounidense) que podría decretar la obligatoriedad de poner en marcha una campaña de llamadas a revisión. De confirmarse este extremo, Toyota tendría que hacer pasar por el taller a 8 de sus modelos, incluido algún Lexus, sumando nada menos que 3.800.000 unidades. Sería la mayor operación de este tipo que tendría que encarar el fabricante japonés en Estados Unidos.

El embrollo tiene su origen en un extraño accidente acaecido el pasado mes de agosto en San Diego, California. Momentos antes del siniestro, uno de los pasajeros llamó el teléfono de urgencias asegurando que el pedal del acelerador se había atascado y el coche había alcanzado ya los 190 km/h. En el impacto murieron 4 personas. El ministro de tráfico estadounidense ha tomado cartas en el asunto, asegurando que su institución tiene en su poder un centenar de expedientes donde se informa de un problema de bloqueo en el pedal del freno. El 17 de ellos, el percance acabó en accidente, con un cómputo total de 5 muertos.

Por si todo esto no fuera suficiente, las alfombrillas que monta de serie Toyota no son las causantes del problema. El hecho surge cuando el propietario del vehículo sustituye las de serie por otras diferentes o coloca un juego nuevo para proteger las que trae el coche. La alfombrilla nueva no queda bien sujeta, hasta el punto de interferir con el recorrido del pedal del acelerador.

Aparte del descalabro económico que puede suponer la campaña, lo que realmente teme el consorcio nipón es el grave daño que pueda sufrir la imagen de sus dos marcas implicadas, Toyota y Lexus.

Vía: spiegel
En Diariomotor: Toyota Land Cruiser 2010 I Toyota Auris HSD Full Hybrid Concept, primeros datos

Lee a continuación: Tommy Kaira y ASI al ataque del Toyota Prius

Ver todos los comentarios 14