Así se conduce un coche desde un iPhone

 |  @davidvillarreal  | 

¿Qué puede llevar a alguien a renunciar al placer de agarrar el volante con las manos y pisar enérgiamente el pedal del acelerador para conducir? Ni más ni menos que la pasión por el iPhone de Apple es la que lleva a algunos a modificar su vehículo para lograr el sueño de conducir su propio automóvil desde la pantalla de este conocido teléfono móvil.

En este caso han sido unos intrépidos “McGuivers” de Texas los que han logrado hacer que su automóvil se pueda controlar completamente desde el iPhone, convirtiéndolo en un auténtico vehículo de radiocontrol a escala real que sorprendentemente se mueve con relativa soltura y lo mejor de todo es que han tenido la genial idea de compartir los planos y los esquemas de la electrónica para que cualquiera pueda fabricar su propio Vehículo iPhone.

El protagonista del video es un Oldsmobile Delta del 88 transformado para la ocasión con un ordenador portátil, un receptor inalámbrico y un conjunto de motores eléctricos y palancas que se encargan de accionar la dirección y los pedales de este automóvil mediante los controles del iPhone con la precisión suficiente para moverse con seguridad a poca velocidad, aunque lógicamente aún resultaría demasiado peligroso como para moverse entre el tráfico.

Por sorprendente que pueda resultar, en este caso no estamos ante una nueva broma del April’s Fool como el Seat León de control remoto que vimos hace un par de años y es mucho más espectacular que el Mazda RX-8 controlado por el iPod Touch que tan solo contaba con funciones “sencillas” como el arranque del motor, la iluminación, la apertura y cierre de las puertas y los controles del equipo de sonido.

Si os ha picado la curiosidad de cómo han conseguido esta conversión, aquí arriba teneis el video que os muestra los elementos que han instalado en este viejo Oldsmobile para conseguir que funcione. Aunque si realmente sois tan atrevidos como para querer probarlo en vuestro propio vehículo, os recomiendo que os paseis por la web de Waterloo Labs y tomeis nota de todos los documentos técnicos en los que explican con detalle como se ha desarrollado este sistema.

En fín, yo personalmente me he quedado boquiabierto con el trabajo de estos intrépidos Geeks cuyos proyectos realmente prometen, por absurdos y poco prácticos que puedan parecer en un principio. Pero nadie les quitará el mérito y el trabajo que lleva una conversión tan complicada como ésta.

Vía: Waterloo Labs
En Diariomotor: Mazda RX-8 controlado por el iPod | Seat León a control remoto

Lee a continuación: Sistema de visión nocturna de Bosch, para evitar atropellos