La saga Audi RS: RS4 Avant 2000

 | 

Siguiendo la temática del primer post sobre los Audi más radicales nos encontramos ya entrados en el año 2000. En estos momentos la marca ya no ve necesaria la colaboración con Porsche, por lo que también se pierde cierto halo de exclusividad, aunque siguen estando dispuestos a lanzarles un órdago a los reyes de la categoría por la época, BMW y Mercedes.

Audi debía seguir dejando con la boca abierta después de la apabullante puesta en escena del RS2. Antes de este Audi RS4, Audi ya comercializaba un S4 sobre la plataforma B5 con un impresionante motor 2.7 biturbo de 265 CV. Un servidor tuvo la posibilidad de probarlo en un Allroad en versión de 230 CV y me dejó maravillado.

Pero sólo 265 CV se nos antojaban demasiado pocos viniendo de los 315 CV del RS2, sobre todo teniendo en cuenta además que el M3 E46 reinaba a sus anchas con su formidable 6 cilindros en línea con distribución doble Vanos de 343 CV.

Audi RS4 Avant 2000

Por otro lado también tenía este hipotético nuevo integrante de RS un grano, el Mercedes C32 AMG que con un V6 compresor erogaba 354 CV. Para enfrentarse a todos ellos Audi partía de su A4 B5, con la característica arquitectura de Audi de motor longitudinal colgado por delante del eje delantero y tracción integral Quattro.

Proyecto 100% Quattro, adios Porsche

Como comentamos anteriormente este RS4 ya no iba a disfrutar de la colaboración de Porsche por lo que los de la casa de los 4 aros se dispusieron a crear una división deportiva, también se incluye el programa de personalización Audi Exclusive, así como los modelos Sline; bajo la división Quattro Gmbh. En la creación de los modelos RS sus objetivos eran claros, vehículos de alto rendimiento de gran carga tecnológica y atractivos al cliente tipo Audi, así suena muy bonito, pero ponerlo a la práctica no era tan fácil.

Audi RS4 Avant 2000

Al lío: colaboración con Cosworth

A partir del S4 1998 2.7 biturbo de 265 CV (5 válvulas por cilindro), el RS4 B5 aportaba el mismo esquema, únicamente en versión Avant, donde la carrocería recibía además de los rigurosos aditamentos aerodinámicos y estéticos un ensanchamiento de vías notable que alcanzaba una anchura de 1.8 metros por una altura de 1.4 m donde los materiales ligeros tales como el Aluminio ya se encontraban por doquier, esta nueva estampa dejaba una huella en el viento alcanzando un Cx de 0.34 nada llamativo para nuestros días, pero destacable para una versión familiar.

Donde Quattro Gmbh metió más la nariz fue en apretar las tuercas al formidable, ya ya sé lo he dicho dos veces, 2.7 biturbo del S4; en este caso, Audi también contó con otros compañeros de fatiga de los más reconocidos cuando se habla de sacarle la quintaesencia de un motor Cosworth Technologies. A partir del 2.7 original, se modificaba el sistema de admisión y escape, se mejoraba los turbo con mayor presión de soplado y se incorporaban 2 intercoolers SMICs por cada bancada de cilindros. Además de todo esto se instalaban bujías NGK de larga duración, a parte de la obligada nueva gestión BOSCH del motor.

Audi RS4 Avant 2000

Todo ello dejaba un resultado de los más sugerente: 380 CV a 7.000 revoluciones por minuto, un par motor de 440 Nm a 6.000 revoluciones por minuto, el 0 a 100 km/h lo realizaba en 4.9 segundos ó el 0 a 200 km/h en 17 segundos, una velocidad máxima de 250 km/h (pacto de caballeros alemanes en vigencia) y un consumo de 12 litros a los 100 km en ciclo combinado. Como diría un tal Clarkson de un tal programa de coches de la BBC, “Power”.

Aunque los 1.660 kgs de peso pueden parecer muchos para un deportivo, la verdad es si nos paramos a pensar en la naturaleza de este “aparato”, ya no parecen tantos, y si se comprueba como desaparecen a golpe de gas, menos.

Audi RS4 Avant 2000

Todo este torrente de potencia tenía una ventaja intrínseca respecto al antiguo RS2, mientras éste por debajo de las 3.500 revoluciones parecía un humilde Audi 80 2.3, para luego salir catapultado al más puro estilo Space Shuttle hasta el corte de inyección, el RS4 tenía una curva de par más lineal gracias al trabajo de sus 2 turbos y de su cilindrada, donde a través de su caja de cambios de 6 velocidades era más fácil encontrar una zona óptima para el motor. Con este RS4 Audi ya mezclaba con mayor maestría el uso más turístico con la búsqueda del mayor rendimiento.

Para parar, y controlar, todo este aluvión de potencia Audi echó el resto equipando a este RS4 de unas llantas de 18” en medida 255/35 ZR18, en diseño de nueve radios, para los más detallistas son el modelo que inspiró a los sucesivos modelos Sline de Audi en diferentes medidas, y dejaban el hueco para un fantástico equipo de frenada, de éste se decía que los frenos eran mayores que las ruedas estándar de un Ford focus de la época, ahora esta similitud sería imposible debido al excesivo tamaño de llantas de cualquier modelo de calle con casi ninguna aspiración deportiva.

Audi RS4 Avant 2000

Dejando este capítulo al margen, en este equipo de frenos, se vería otra vez la colaboración con Cosworth fue decisiva. Las dimensiones de estos frenos eran de 360 mm y doble pistón para el eje delantero y de 312 mm y pistón simple para el eje trasero, unas cifras que para la época eran de lo más respetable. El sistema de tracción era el legendario Quattro con diferencial central Torsen, donde ya en esta versión se dejaba encantar por todos los adelantos que la electrónica le brindaba dejando los bloqueos para cada eje al EDS y perdiendo, para algunos donde me incluyo de manera equívoca, la capacidad del bloqueo manual del diferencial y que ya Audi no volvería a recuperar en cualquier modelo Quattro.

Audiencia expectante

Bueno el RS4 ya estaba en el albero, y tanto la prensa especializada como sus rivales más próximos C32 AMG y M3 como mencionábamos anteriormente, ya estaban impacientes en “pillarlo”, si se dejaba, claro. La verdad es que si nos referimos a los fríos números estaban bastante igualados 4.9 segundos el RS4, 5.2 el M3 y C32, en esta medición siempre la tracción integral juega un papel fundamental, en el tema de par el C32 AMG era un auténtico campeón donde los 450 Nm, los alcanza a los 4400 revs/minuto, valor parecido a nuestro protagonista el RS4, pero tenía una banda de utilización del motor muy amplia desde apenas las 2.000 revoluciones por minuto hasta las 6.600.

Audi RS4 Avant 2000

Dejando de lado las personales características de cada modelo, la verdad el que siempre ha sido el gallo de corral fue el M3 e incluso para muchos ni siquiera el E90 V8 parece haber conseguido hacerle sombra, el conjunto era perfecto y el RS4 aunque superaba prestacionalmente al M3, la personalidad de tracción integral del RS le daba un carácter menos “puro” para algunos, respecto a sus rivales.

Grandes comparativas han intentado dejar claro esta cuestión, pero lo que queda claro es que en esta versión Audi, Quattro Gmbh y la inestimable ayuda de Cosworth consiguieron que un familiar se codeara con purasangres, como en esta comparativa de VOX donde unos afortunados alemanes comparaban este RS4 con el M3 y el 911. Curiosa por lo menos la estampa, lástima de alemán. Aunque en las pruebas se comprueba como nuestro familiar está “al nivel”:

Audi RS4 Avant 2000

Equipo de primera

Cuando se habla de un RS, además de un alto rendimiento, se presume que la última tecnología en el segmento la encontraremos en estos modelos. Navegador, faros de Xenón, asientos Recaro, programa de estabilización ESP, además de un largo etcétera donde todo esto se veía envuelto de la mayor calidad Audi donde el cuero Valcona o la fibra de carbono se daban lugar en el mismo habitáculo.

Las opciones se limitaban a algún programa de personalización estando el equipo a un gran nivel. Los airbags de cortina Sideguard fueron incorporados en este modelo como novedad en la marca.

Un coche que para muchos consiguió alcanzar sus objetivos, y que dejaba las puertas abiertas a que los futuros RS aunaran con mayor sintonía las máximas prestaciones con el día a día. 6030 unidades fueron comercializadas en Europa, Asia, Norteamérica además de algún país latinoamericano entre 1999 y el 2001.

En la siguiente entrega, para mañana, nos movemos al 2002 para hablar del primer RS6.

Audi RS4 Avant 2000

En Diariomotor: La saga Audi RS: Introducción

Lee a continuación: La saga Audi RS: RS2 1994

Solicita tu oferta desde 31.200 €
  • R34

    simplemente espectacular…mi coche favorito….alguien me presta 20.000 euros?jejejeje. algun dia será mio!

  • la agresividad de este modelo junto con el de la siguiente generacion son muy parecidas, esteticamente creo que son los mas agresivos en la linea audi.

  • MAKAKO

    Me encantan los RS4 sobre todo en la version Avant es el coche de mis sueños junto los Ferraris algun dia me conprare uno aun q sea de 2ª mano.

    Cuando estoy aburrio cojo paginas de conpra y venta y me pongo a mirar los q hay en venta

  • Anónimo

    esto si que son cochazos de verdad, y lo de la version avant…. todo un acierto

  • dbg

    hahajahaja se me cae la baba,simplemente impresionante

  • alejandroRP

    buaafff…
    todavia tengo por ahi la comparativa con el M5 de la car&driver alla por el años 2001 o asi…
    una pasada de coche sin duda..

  • SeCano

    Buf…
    …simplemente precioso. Rojo, con asientos Recaro en tono crema, techo corredizo, Naviplus…
    Gracias por el reportaje!

  • Nkt

    Mi enhorabuena a Carlos por el reportaje…

    Simplemente brutal!. Siempre había esperado unos reportajes así sobre los modelos RS de Audi, pues son mi gama deportiva favorita por delante de los “M” de BMW o los AMG de Mercedes.

    No digo que sean mejores o peores… pero yo siempre me he decantado por Audi por delante de Mercedes o BMW.. Para gustos colores!!!

  • oskar

    El coche es magnífico.. pero.. xq no lo hicieron sedán? :S

  • Pingback: La saga Audi RS: RS6 2002 — Diariomotor()

  • kike

    es un buen carro yo tengo uno y lo necesito vender es plata