La saga Audi RS: RS6 2008

Colaboradores  | 

Aunque en estos días uno de los términos más en boga es el dowsizing, Audi respondía en 2008 a sus rivales directos con autoridad. Y después de que el anterior RS6 C5 disponía de un V8 biturbo, os podéis imaginar el tipo de motor que tenían preparado para el nuevo Audi RS6.

V10 con sabor italiano

El motor del nuevo Audi RS6 es un impresionante V10 biturbo a 90º de 5 litros FSI lubricado por un sistema de cárter seco que desarolla una potencia de 580 CV. Pero si impresiona el valor de potencia máxima, todavía causa más impresión la forma que traza su curva de par, dibujando una meseta desde las 1.500 rpm hasta las 6.250 rpm con un valor de 650 NM.

Este motor tiene su parentesco con el que comenzó equipando el Lamborghini Gallardo y que ahora también disfruta su primo, el R8 V10. Toda esta potencia es transmitida al suelo por la sempiterna tracción Quattro que, al igual que el último RS4, dispone de reparto asimétrico para favorecer un comportamiento más neutro.

Uno de los puntos donde más resquemores ha levantado este RS6 es el tipo de caja de cambios elegida, una caja Tiptronic de convertidor de par de 6 marchas adaptativa, que aunque se ha ajustado para que la respuesta sea rápida y directa, no es igual de efectiva que una caja de doble embrague al estilo DSG o DKG y menos rápida que la SMG de embrague pilotado que equipa su más encarnizado rival, el M5.

Un pesado muy rápido

Aunque Audi ha intentado con el uso de materiales ligeros como puede ser el Aluminio en capó, puertas o suspensiones, el peso del RS6 es bastante elevado, 2025 kgs. Es por esto por lo que aún superando al M5 en 73 CV y en más de 100 NM de par, sus prestaciones son muy similares; 0-100km/h en 4,5 segundos o, alcanza los 200km/h desde parado en 14.9 segundos.

Como, casi siempre la velocidad está limitada hasta 250 km/h, pero si el dueño lo desea (2.080 euros) puede optar por una limitación más holgada hasta los 280 km/h, perfecto para las autobahn y poder adelantar a cualquier M ó AMG limitados.

Respecto a consideraciones de chasis, suspensiones y frenos, este Audi RS6 se basa en el A6 C6 que hereda un esquema muy similar al tradicional de las berlinas Audi con motor longitudinal colgado por delante del eje delantero. Para controlar las nada desdeñables inercias de este monstruo del asfalto este RS6 recurría a la última evolución del chasis DRC, donde coexisten por primera vez los amortiguadores interconectados con elementos neumáticos.

Esta suspensión tiene tres niveles de suspensión preconfigurados que podía ser seleccionados por primera vez en un audi RS, mediante el sistema MMI Multi Media interface . Al mismo nivel que acelera, los frenos deben estar al nivel de las circunstancias. De serie los frenos son unos impresionantes discos delanteros de 390 mm con unas pinzas monobloque de seis pistones Brembo, y unos discos traseros de 356 mm con unas pinzas monobloque.

Opcionalmente se puede equipar de unos maravillosos discos de freno de compuesto cerámico que ahorran 13 kg de peso al conjunto y que aumentan la fatiga del sistema exponencialmente, solo tiene dos peros, primero solo se puede equipar con las llantas de 20”, y segundo su precio opcional de 10.425 euros que lo hace un elemento prescindible, más que por eficacia, por su estratosférico precio, y eso teniendo en cuenta que el RS6 base parte de 123.000€ con un equipo bastante completo, aunque abierto a todo tipo de sibaritas de carteras repletas.

El trío alemán y alguien más

Como siempre cuando un Audi RS se mira en un espejo, encuentra a un competidor tanto de Mercedes, E63 AMG, como por parte de BMW, M5. Lo más llamativo de este duelo teutón, es que se ha incorporado un invitado de última hora. Jaguar XFR, que con su nuevo 5.0 V8 supercharged 510 CV, no está dispuesto a ser un mero espectador.

Con los años los típicos roles que cumplía cada modelo han cambiado sensiblemente. Por una parte el E63 AMG con su V8 atmosférico ha dejado su carácter burgués para convertirse en un generador de pasiones, el M5 sigue disfrutando del maravilloso 5.0 V10 atmosférico de 507CV muy equilibrado y en medio de estos, como siempre, el RS6.

Respecto a su comportamiento, el Audi da un gran paso hacia delante a nivel de sensaciones, respecto al antiguo RS6 V8, esta nueva versión al trazar curvas cerradas y arrancar a la salida, la típica apertura de trayectoria, no se manifiesta, si no que, por lo contrario nos encontramos con un comportamiento muy neutro. Realmente satisfactorio, aunque siempre la conexión que disfruta el conductor de un M5 no lo llega a alcanzar el Audi.

Por último también llama la atención lo rápido y fácil que consigue velocidad, por lo que llegamos al corte de encendido por encima de los 250km/h con enorme facilidad, lo más parecido a un tren de alta velocidad para asfalto.

Equipamiento, lo que quieras

El equipamiento que puede llegar a llevar encima un RS6 es tan extenso, como cada uno de sus clientes quiera que sea. Atendiendo a las posibles necesidades de cada comprador el programa Audi exclusive ofrece singularidades como puede ser un look negro que sustituye el característico aluminio cepillado de las versiones RS por un negro brillante que le dan un cierto toque “agresivo”. Por no hablar del volante RS acabado en ante o los espectaculares bacquet multicontorno en sustitución de los asientos de serie.

Aunque hemos relatado ciertas opciones exclusivas, el equipo de serie es relativamente completo, como corresponde a su precio base de 123.000 euros. La lista incluye entre otras cosas, asistente al parking con cámara trasera, equipo Bosé de sonido, asientos de cuero Napa, inserciones en carbono, por no hablar del completo ordenador de abordo comandado por el Multi Media interface que nos permite incluso recibir emisiones de radio digital DAB, o disponer de un cronómetro para tiempos en circuito.

En definitiva Audi con este RS6 quiere dar un golpe de efecto y estar en una situación de privilegio respecto el M5 V10, o respecto al novísimo E 63 AMG V8. Pero como hemos relatado anteriormente nuevos actores entran en juego, por un lado, el citado XFR, aunque recientísimamente un compañero mucho más serio entra en juego y desde una casa con mucha relación con los cuatro aros, el Porsche Panamera turbo.

A falta de comparativas exhaustivas, la verdad, parece que Porsche ha impreso su “savoir faire” en esto de los deportivos, tanto en prestaciones (0-100km/h en 4,2 segundos), como por precio (150.000 euros), es superior, y por ahora toda la prensa especializada coincide en el buen desempeño del nuevo miembro de la casa de Stuttgart. Esperaremos expectantes este duelo de titanes.

Como siempre os dejamos un video desde Option Auto donde se puede observar como empuja este cohete 5.0 V10 TFSI, por no mencionar su bramido al alcanzar velocidad, llega hasta emocionar.

Audi RS6 Avant 2008

En Diariomotor: La saga Audi RS: Introducción

Lee a continuación: La saga Audi RS: RS4 2006

Toda la información que necesitas sobre el modelo Audi A6 Avant: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 10