General Motors responde a Ford con sus nuevas pick-up Heavy Duty

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Hace una semana Ford presentaba su nueva gama de pick-up Super Duty, entre las que destacaban las nuevas F-250 y el poderoso motor turbodiésel 6.7 V8 PowerStroke, desarrollado por la propia Ford. Junto a una nueva caja de cambios y gracias a sus 390 CV y 1.000 Nm de par, son capaces de arrastrar cargas de hasta 11 toneladas, entregando unos consumos reales sorprendentemente buenos, bajo un trato exigente no suelen superar los 14 l/100 km y en modo tranquilo incluso bajan de los 9 l/100 km.

Aunque no lo parezca es un segmento muy competitivo y con un margen de beneficio importante para los fabricantes. Es por ello que General Motors acaba de presentar las nuevas Chevrolet Silverado HD y GMC Sierra Denali HD, esencialmente el mismo modelo, compartiendo un nuevo motor turbodiésel. Desarrollado por Isuzu, se denomina 6.6 V8 Duramax y tiene una potencia máxima de 397 CV a 3.000 rpm, acompañada de un par máximo impresionante: 1.037 Nm a un régimen de giro de sólo 1.600 rpm.

Estos datos suponen un incremento de 32 CV y 142 Nm sobre la anterior versión del 6.6 Duramax. Sin embargo, al contrario que el motor de Ford, este es una actualización de un propulsor ya existente, no un motor desarrollado de cero como el PowerStroke. En cuanto a consumos, General Motors afirma que con su tanque de 136 litros, las 2500 HD pueden recorrer 1.090 km sin repostar, una sencilla regla de tres nos da un dato de consumo extraurbano de 12.6 l/100 km, aparentemente algo inferior a lo que Ford ofrece.

En cuanto a capacidad de arrastre, con un soporte adecuado una Silverado 3500 HD con sus ruedas gemelas traseras podría arrastrar un remolque de hasta 9.072 kg. Sigue quedando por detrás de una Ford F-350 que en la misma configuración y un motor que tiene 7 CV y 47 Nm menos puede tirar de un remolque de 22.000 libras, unas 11 toneladas. Como novedades en esta evolución de la saga Duramax, Isuzu dota de compatibilidad con biodiésel B20 a su ocho cilindros, al igual que Ford.

En otras pick-up de GM, se ofrecerá una versión algo más descafeinada del 6.6, con 335 CV y “sólo” 928 Nm. También hay una opción de gasolina para estos vehículos, la respuesta al 6.2 Boss V8 de las Ford es una versión mejorada del 6.0 Vortec V8. Este atmosférico entrega 360 CV y 515 Nm de par motor a 4.200 rpm. En los modelos más pesados se reduce su potencia a 322 CV en busca de una mayor fiabilidad, aunque la cifra de par sigue intacta. Todos los motores van unidos a cajas de cambio automáticas de seis relaciones, bien Allison 1000 o GM Hydra-Matic.

GM no ha dado datos prestacionales ni ha desglosado más los consumos. Se ponen a la venta este año como modelos de 2011. Si me viese en la tesitura de necesitar un vehículo parecido – tendría que ser contratista o tener un rancho – o me decantaría más bien por un Ford, que además de un motor igual de potente cuenta con unos sistemas electrónicos de control de remolque mucho más desarrollados. En cualquier caso, son vehículos que pertenecen a EEUU, en Europa no tendrían apenas sentido.

General Motors responde a Ford con sus nuevas pick-up Heavy Duty

Vía: GM, Carscoop
En Diariomotor: Máxima potencia para las renovadas Ford F-Series Super Duty

Lee a continuación: Ram Power Wagon, una bestia off-road espiada sin camuflaje

Ver todos los comentarios 19