CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

El Corvette será más eficiente gracias a un V6

David Villarreal | @davidvillarreal | 25 Mar 2010

Poco a poco vamos conociendo la planificación de las generaciones venideras del Corvette. Según estas primeras informaciones la estrategia que seguirá General Motors con el Corvette se centrará en dos pilares fundamentales: la eficiencia y la contención de los costes y a largo plazo la implantación de cambios radicales en su arquitectura para convertirlo en el verdadero deportivo del futuro.

El primer cambio que podríamos ver en los próximos años con la llegada del nuevo Corvette C7 es la introducción de un motor V6 más eficiente que eche más leña al fuego de la batalla del “mpg” y la eficiencia que están librando actualmente General Motors y Ford con el Camaro y el Mustang respectivamente.

A parte de la introducción de un motor V6, el nuevo Corvette C7 no tendrá demasiados cambios más allá de una nueva carrocería de construcción ligera y diversas medidas enfocadas a la reducción de consumos. El objetivo es dejar de lado la imagen de deportivo altamente contaminante y apostar por su nueva imagen de deportivo sostenible.

Los cambios realmente importantes llegarían con el Corvette C8, no antes de 2016, que será un superdeportivo completamente nuevo que pretenderá innovar y no sólo con su tecnología sino también con su diseño. Y en este sentido es muy probable que el último prototipo presentado, el Corvette Stingray Concept 50th Anniversary tenga mucho que decir.

Nadie duda de que el Corvette ZR1 es una máquina suficientemente bestia como para medirse a superdeportivos europeos que prácticamente doblan su precio. En cualquier caso General Motors aún no está del todo satisfecha con el resultado y pretende renunciar a una de las señas de identidad del Corvette, el motor delantero longitudinal, para “pasarse” al motor central, suponemos que delantero para mantener el insustituible capó alargado.

Esto último no es tan descabellado teniendo en cuenta que antes de la crisis, la bancarrota, los planes de viabilidad y las ayudas gubernamentales, General Motors ya había apostado por el motor central para el futuro C7. Aunque debido a los recortes de presupuesto tuvieron que parar el desarrollo y apretarse el cinturón. Ahora que las cosas se han estabilizado no nos extrañaría que hayan retomado el proyecto o estén pensando en retomarlo muy pronto.

En cualquier caso que nadie se alarme. El V8 seguirá vivo en el Corvette, de hecho de introducirse, los motores V6 estarían sobrealimentados para poder sustituir probablemente a los actuales 6.2 LS3 V8 de 430 CV, manteniendo los V8 como los más potentes de la gama Corvette. Por lo tanto la llegada del V6 no supondría el destierro definitivo de los V8.

Vía: Autoweek
En Diariomotor: Corvette Stingray Concept 50th Anniversary | Corvette C7, primeras recreaciones

Vídeo destacado del Corvette