comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Motor Trend le da caña al Ford F-150 SVT Raptor 6.2 V8

Según Motor Trend, el Ford F-150 SVT Raptor es el Porsche 911 GT3 de las pick-up. Nacido en la competición, es lo más próximo a un pick-up de las carreras Baja que podemos conducir por las calles. De serie viene equipado con un 5.4 V8 de 320 CV, pero por 3.000 dólares adicionales podemos equipar un fantástico V8 de nuevo desarrollo: un 6.2 V8 que ya desarrolla 410 CV, y un par motor de 585 Nm. ¿Qué tal irá el Porsche 911 GT3 RS de los pick-up? Por lo que parece fantásticamente bien.

Antes de enseñaros el vídeo os recordamos algunos detalles de la pick-up más bestia del mercado. Desarrollada por SVT, la Raptor se deshace de todo el esquema de suspensiones que monta la F-150 y equipa partes de alta resistencia de origen competición. Los amortiguadores son de Fox Racing y admiten un castigo que destrozaría la suspensión de serie en pocos kilómetros. Su recorrido es de 11 pulgadas en el eje delantero y nada menos que 13 pulgadas en el vivo eje trasero. Los chicos de Motor Trend se van a divertir.

El probador se expresa muy bien, viene a decir que con el nuevo motor ese toque de potencia que le faltaba queda más que subsanado. El “truck” se defiende mucho mejor en zonas complicadas como la arena suelta, ya que han podido probarlo a fondo en una pista en el desierto. La caja de cambios automática también ha sido recalibrada, y ahora mantiene marchas bajas cuando entramos en una curva, en lugar de subir de marchas y dejarnos sin potencia cuando más la requerimos.

Otras impresiones compartidas con el Raptor de motor 5.4 V8 es el fantástico control de la suspensión, que permite una gran respuesta en terrenos rotos y complicados, siempre a velocidades insanas. En modo 4×2 la zaga culea incesante, y hay que tener una buena anticipación para tomar esas curvas a alta velocidad. En 4×4 – aunque no el diferencial trasero no se pueda poner en modo autoblocante – la tracción de las ruedas delanteras es vital para salir con decisión de las curvas.

En definitiva, un coche que no nos importaría llevar a un camino de tierra y hacer un poco el bestia, un coche pensado para divertirse, sin compromisos. Bueno, quizá el consumo sea para asustar en las condiciones del vídeo, 30 l/100 km son totalmente factibles con semejante conducción. Yendo tranquilos no creo que baje de 10 l/100 km ni en autovía. Pero me da igual.

Vía: autoblog.it En Diariomotor: Ford F-150 SVT Raptor