Seat introduce en los Ibiza, León y Altea los últimos motores VAG

 |  @omiguel  | 

Por fin Seat se decide a incluir más motores creados dentro del grupo VAG en sus modelos más populares. Los dos motores que más importan son el diésel 1.2 TDI y el gasolina 1.2 TSI que llegan para sustituir a los ya anticuados motores 1.4 TDI y 1.6 respectivamente.

El 1.2 TDI de tres cilindros y 75 CV es una de las novedades del Ibiza caracterizado por el uso del common-rail. Respecto al 1.4 TDI al que deja atrás el nuevo motor, visto ya en el “Polo Bluemotion”, marca un consumo y una emisión de CO2 notablemente inferior que su antecesor: 3.8 l/100 km (frente a 4.3 litros) y 99 gr/km (frente a 114 gr/km). El Ibiza de cinco puertas y el Sportcoupé podrán incorporar este motor a partir del acabado Reference por 15.240 y 14.900 euros respectivamente.

La próxima versión del Ibiza Ecomotive hará uso de este nuevo motor y conseguirá alcanzar unas emisiones de la nombrada molécula cifradas en 89 gr/km. Además del nuevo bloque diésel el Ibiza relacionado con la cantante Shakira, el Ibiza Good Stuff, suma a su equipamiento (llantas de 16” Sonda, navegador TomTom V5 con soporte, radio CD-MP3 con USB y cristales tintados) el manos libres Bluetooth. Esta versión, que es más un paquete, sigue estando disponible con los motores 1.4 de 85 CV y 1.6 TDI de 90 CV.

Seat León

Tanto el León como el Altea, como ya adelantamos de la mano de la propia Seat, reciben en la gama el motor 1.2 TSI de 105 CV a partir de los 17.200 euros con el acabado Reference. En ambos modelos, incluyendo el Altea Freetrack, se incorpora el asistente de arranque en pendiente de serie (salvo en el acabado Emoción) y en los Altea y Altea XL desaparece el actual motor 2.0 TDI de 170 CV.

Seat Altea, Altea XL y Altea Freetrack

Lo último que trae Seat de novedades está en los colores. A partir de ahora se pueden escoger el color Blanco y el Amarillo Crono para los Ibiza, León, Altea y Exeo (estos dos últimos solamente disfrutan del color Blanco) como pinturas opcionales con precio. Ambas parten de los 139 euros en el Ibiza, de los 140 euros en el León o el Altea/Altea XL o de los 146 euros en el Altea Freetrack.

Vía: Seat

En Diariomotor: Seat Ibiza e Ibiza SportcoupéSeat León 2009Seat Altea, Altea XL y freetrack 2009 | Motores 1.2 TSI y 1.6 TDI para Seat León y Altea

Lee a continuación: Nuevo Seat León, primeras recreaciones

Solicita tu oferta
  • Jorge

    Evolución lógica. Y ahora que van a hacer los taxistas que quieran un altea con motor GLP porque antes usaban el 1.6 atmosférico

  • gtr

    y no le ponen el 1.2 tsi al ibiza???

  • @gtr, lo hablamos hace un tiempo lo del 1.2 TSI

    https://www.diariomotor.com/2009/07/16/seat-ibiza-fr-tdi-1-2-tsi-y-ecomotive-1-2-tdi-a-la-vuelta-de-la-esquina/

    pero no hemos vuelto a saber nada concreto.

  • que noticion!!!! No me lo puedo creer!!!!!Dios!!

  • csb

    ah, pero… es que todavía sigue el Grupo VAG invirtiendo en SEAT permitiéndole equipar tecnología “moderna” ¿? yo creía que casi le estaban ya haciendo el traje de madera….. bueno, todo llegará (lamentablemente para muchos, sin cuidado el futuro de SEAT personalmente)

  • Raul

    La fabrica de Seat no va a desaparecer. Lo que seguramente desaparecera sera la imagen de la marca o en parte la marca. Ya existen intenciones por parte del presidente tanto de cambiar Logotipo y quien sabe si el nombre de la marca. Al parecer no es de su agrado…..ya veremos que ocurre.

  • Anónimo

    15000e por el tdi de 75cv????????

    en fin.

  • Antonio

    Seat se convertira en el alfa romeo de Audi, pocas ventas mundiales y coches deportivos.KAPULLOS!

  • Kev

    Sí, el ibiza tendrá el moderno motor 1.2 TSI del grupo VAG.
    Respecto a los comentarios negativos de ciertos usuarios, solo me queda decir que se equivocan, SEAT no quebrará, es evidente la excelente acogida que estan teniendo los cambios en la gama de la marca( tantoe en el diseño de la carrocería como en la utilidad de los moteres). Esto ayudará bastante a estabilizar la situación de la marca española. Lamentablemente, la gente muchas veces es envidiosa y solo es detractora de grandes avances significativos para otros.