CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tuning

3 MIN

Un Lada que quiso ser Mustang y se quedó a medias

David Villarreal | @davidvillarreal | 28 Jul 2010

Imagínate que vas caminando por las calles de una ciudad ucraniana y que entre la multitud de Lada, Dacia y antiguos Volga-GAZ aparcados en los márgenes de las carreteras, te encuentras de frente con lo que parece un Mustang de quinta generación. Ahí está su gran parrilla delantera, con su caballito en pleno sprint en el centro, los característicos faros redondos, un capó abultado con una franja transversal. Pero hay algo que no cuadra, ¿tal vez sea una preparación?

Con mucha imaginación y poco dinero los propietarios de este Lada (¿podría ser un Samara de los 90?) decidieron dar un paso más para acercarse a lo que siempre habían soñado y definitivamente tener su propio Mustang, o al menos algo que se le asemejase. Con un frontal que más o menos está conseguido, aunque no logre engañar a nadie, el trabajo queda totalmente desmerecido cuando lo vemos de lado con su trasera de tipo hatchback y sus cinco puertas mal disimuladas para hacerlo parecer un cupé de sólo dos.

Pero no os vayáis muy lejos, por que este Lada que quiso ser Mustang nos guarda aún más sorpresas. La trasera hatchback sigue estando ahí, por mucho que un spoiler prolongado haciendo las veces de voladizo del maletero nos quiera dar la impresión de que esto es un cupé con carrocería de tres cuerpos. Ahí mismo vemos un improvisado difusor trasero con cuatro salidas de escape, de las que me apostaría lo que fuera dos de ellas no son reales y las otras dos se corresponden con una única salida dividida en dos. Ojo a los LEDs de las luces de posición y de freno. ¿En Ucrania no hay organismos de inspección técnica de vehículos (ITV)?

La lección de tuning ucraniano prosigue. El habitáculo tiene una peculiar mezcla retro-futurista con pantallas LCD y LEDs, pero también pieles y madera en los paneles y los asientos, así como en ese volante que parece que se lo han robado al comandante de algún navío. En el maletero aún más sorpresas. A juzgar por las fotos los hidráulicos han perdido fuerza y ni tan siquiera el portón de sostiene abierto, por lo que un travesaño de madera lo sujeta en su posición más elevada. Ahí dentro nos encontramos con el equipo de sonido, las cajas del subwoofer y más tapizados de piel.

El Lada que quiso ser Mustang

Vía: English Russia En Diariomotor: Lada Tuning o como convertir un utilitario en un coche fantástico | Lada 2105 con motor de Nissan Skyline, tuning de altos vuelos | The Low-Club Ukraine, low riding tras el telón de acero

Vídeo destacado del Ford Mustang