El Mini Cooper S diésel, cada vez más cerca

Colaboradores  | 

Mucho se ha especulado sobre la aparición de un Mini con un motor diesel más potente que el que lleva el Mini Cooper D, que es el actual tope de gama con sus 112 CV. Es decir, un motor que se ubicaría en la franja de los 140/150 caballos. Autoweek publica esta semana unas instantáneas que parecen no dejar lugar a las dudas: Un Mini descapotable donde las siglas que aparecen en el portón posterior dicen Cooper SD.

El coche exteriormente no llama la atención por ningún detalle en especial. Parece un Mini Cooper S Cabrio gris, con un nuevo paquete existente de vinilos para la versión que se vende ahora. Sólo lo delata una simple letra en el portón trasero. Es una lástima que en las fotos de la gasolinera, no se aprecie con qué combustible se está llenando el depósito del coche. No sería de extrañar que se presente en el próximo Salón del Automóvil de Paris.

Se sigue especulando sobre el motor que podría llevar este modelo y en un principio se hablaba sobre todo del 2.0 turbodiésel de BMW que es usado por la marca muniquesa en tres rangos de potencias (116, 143 y 177 caballos). Aunque esta opción parecía no tener mucha razón de ser porque los motores de BMW van en posición longitudinal mientras que en el Mini se ubican en posición transversal. Pero al parecer, los tiros van a ir por otro lado.

El rumor que está tomando más fuerza es que el nuevo motor sería una adaptación del actual 1.6 diésel existente en la marca con los rangos de 90 y 112 CV (One D y Cooper D) al que se le extraería algo más de su quintaesencia para lograr elevar su fuerza hasta los 140 caballos. Si esto es cierto, el Mini sería el primero en tener este motor con ese nivel de potencia porque hay que recordar que es el mismo 1.6 diésel desarrollado por PSA-Ford y que equipan muchas marcas actualmente.

A pesar de todo, parece que la marca anglo-alemana quiere dejar esta versión un escalón por debajo de actual Cooper S de gasolina, que actualmente se mueve con 184 caballos. Algo relativamente lógico desde el punto de vista emocional, ya que la versión diésel no lucharía en prestaciones con el fenomenal motor de gasolina. Lo que sí parece diluirse un poco si finalmente la opción es el 1.6 diésel, es la posible existencia de una versión John Cooper Works movida por gasóleo.

Eso si, desde el punto de vista económico no me cabe la menor duda de que si el mercado pide una versión diesel aún más potente, BMW ofrecería una nueva versión del Mini para satisfacer esas necesidades. Personalmente, me resulta un poco chocante ver asociada la letra ‘S’ a una versión de gasóleo. Pero la pela es la pela el mercado manda y sin duda esta versión hará las delicias de quien quiere un Cooper S, pero no puede permitirse los gastos subyacentes a la versión de gasolina.

Vía: Autoweek
En Diariomotor: Mini Cooper, Cooper Cabrio y Clubman 2011 | ¿En un año tendremos un Mini Cooper S diésel de 150 CV? | Mini lanzará un Cooper S y un John Cooper Works diésel

Lee a continuación: Mini Cooper, Cooper Cabrio y Clubman 2011

El MINI es prácticamente un 2+2 sin maletero, un pequeño capricho urbano que sale a carretera para brillar con luz propia por su respuesta dinámica.

Ver todos los comentarios 24