comscore
MENÚ
Diariomotor
Industria

3 MIN

Los sistemas Stop&Start no terminan de calar en EEUU

En el mundo en el que vivimos los fabricantes buscan nuevas maneras para hacer que ahorremos combustible en sus vehículos. Hoy en día, cada vez más marcas equipan de serie sistemas Stop&Start, que desconectan el motor en cuando nos detenemos, evitando tener el motor al ralentí durante mucho tiempo. Es un sistema de serie en todos los híbridos del mercado, y una de los factores que contribuyen a su espectacularmente bajo consumo de combustible.

La implantación de esta solución microhíbrida, junto a otros sistemas de regeneración de energía permite ahorros reales en conducción de ciclo urbano, es sencilla de instalar y cada vez se está extendiendo más en todo el mundo… salvo en EEUU. Actualmente, más del 10% de los coches que se venden en Europa lo montan, mientras que en EEUU no llega al 1%. Las proyecciones para el año 2016 superan una penetración del 70% en Europa, y en EEUU apenas muestran un 5%. ¿Por qué?

Pues por una razón muy sencilla: las pruebas de homologación de consumo apenas muestran diferencia en vehículos equipados con Stop&Start según el ciclo de consumo de la EPA (Environment Protection Agency). Según un informe de SeekingAlpha, el máximo beneficio en las cifras de consumo según este tipo de test es del 5% en ciclo urbano. La cifra combinada apenas es afectada. En condiciones reales, permite ahorros del 10%, y en tráfico intenso incluso el 20%. Y los consumidores se lo van a perder.

Fabricantes como Mazda han protestado ante esta situación, buscando algún tipo de incentivo o reclamo oficial de venta para los coches equipados con este sistema. Una buena forma de beneficiar a vehículos equipados con este sistema sería algún tipo de beneficio fiscal o un distintivo en la etiqueta de la EPA que todo coche debe llevar. Resulta interesante analizar las razones de esta baja implantación, pero puede que estemos pasando por alto una de las razones técnicas de más peso.

El porcentaje de coches automáticos que se venden en EEUU supera el 90%. Las cajas automáticas de convertidor de par no se llevan bien con los sistemas Stop&Start, pero ya hay algunas de las nuevas cajas que mediante un circuito hidráulico auxiliar permiten una correcta integración con este sistema. Opino que es cuestión de tiempo, voluntad “política” y avances en economías de escala.

Vía: TTAC En Diariomotor: Opel Corsa y Agila incorporarán la función Start & Stop | Audi A3 con start-stop ahora también automático | El nuevo sistema stop-start de Citroën