Citroën C4, presentación en Suecia (II)

 |  @Ivantxu  | 

Ya os hemos guiado un poco por el exterior e interior del nuevo Citroën C4 y en esta segunda parte os hablaremos del apartado dinámico. Durante nuestro periplo por Dinamarca y Suecia tuvimos la ocasión de probar el nuevo C4 en tres variantes de motor distintas, dos diésel y una propulsada a gasolina, pero si algo tienen en común todos ellos es el número de puertas. Sabiendo que muchos de vosotros gustáis de las tres puertas en vuestros coches, esto os va a sentar como un jarro de agua fría y es que no existe de momento ni hay planeado para el futuro una carrocería de tres puertas para este coche, a diferencia del que le precede.

Arrancamos el primer C4 en Copenhague, y salimos directamente hacia el puente de Oresund, que comunica el territorio danés con Suecia. Las unidades que tuvimos oportunidad montaban tres de las seis motorizaciones disponibles para la gama C4, siendo estas la 1.6 THP de 155 CV, 1.6 e-HDI de 110 CV y 2.0 HDI de 150 CV. Ambas variantes a gasóleo incluyen filtro antipartículas y el de gasolina sólo está disponible acoplado a la nueva caja de cambios automática, de la que hablaremos con mayor detenimiento más adelante.

Comportamiento y dinámica

En ciudad

Mientras que las autoridades procuran persuadirnos de que usemos el coche en nuestros desplazamientos urbanos, los fabricantes intentan hacer que los atascos y trayectos cortos característicos de este tipo de movimientos sean un poco más cómodos y no pasen factura a nuestra cartera. Por ello en el C4 se ha apostado por cajas de cambios automáticas para gran parte de su rango y tras la denominación e-HDI nos encontramos la solución microhíbrida del fabricante galo.

Este sistema de start-stop es con diferencia el mejor que hemos probado hasta la fecha, como es de esperar detiene el motor en en el momento de la parada, pero cuando toca reanudar la marcha no hay que esperar para nada y la puesta en marcha del bloque se hace de forma silenciosa y sin ningún traqueteo. Esta opción se puede desactivar mediante el botón “eco”, elevándose así un poco el régimen de giro al que se cambian las marchas de la caja automática pilotada.

La elección para ciudad está clara si lo que nos interesa es comprar un Citroën C4, la motorización 1.6 e-HDI de 110 CV, que conjuga una potencia más que suficiente para desenvolverse con soltura en el ambiente urbano y un reducido consumo de 4.2 l/100 km.

En carretera

Si el uso que tenemos pensado para nuestro flamante C4 tiene un alto porcentaje de kilómetros en carretera, entonces la elección adecuada serán las motorizaciones 1.6 THP de 155 CV o 2.0 HDI de 150 CV que nos aportan más músculo, siempre necesario para los adelantamientos. El motor a gasolina es muy refinado y a penas transmite vibraciones, aunque la variante diésel no le anda muy lejos y con un consumo de 4.9 l/100 km es 1.4 l/100 km inferior al primero.

El tarado de las suspensiones se sale un poco de lo tradicional en Citroën, se ha optado por un ajuste más duro que repercute en un menor balanceo y cabeceo. En curva el aplomo del conjunto es evidente y la dirección transmite perfectamente lo que está ocurriendo en nuestra conexión con el asfalto. Estos elementos hace que disfrutemos más de la conducción, pero sin restar ni un ápice del comfort del que suelen hacer gala los coches que lucen el chevron.

Transmisión CMP

El punto flojo de la gama parece ser el cambio de marchas manual robotizado CMP, montado en el modelo con motor 1.6 THP y en el 1.6 e-HDI que probamos. Si bien las relaciones son acertadas, no estamos tan de acuerdo con las transiciones entre ellas, aunque no existen tirones, el tiempo de cambio es elevado y parece realizarse levemente a destiempo con las intenciones del conductor, la falta de costumbre también puede tener que ver en esto último.

Un modo deportivo para la caja de cambios sería una inclusión bien recibida, sobre todo en el caso del 1.6 THP que se ve más deslucido por la lentitud de la transmisión. Las levas detrás del volante nos permiten también cambiar de marcha dándonos más control sobre cuando se va a realizar el salto a otra relación y controlar las reducciones a nuestra voluntad. El kick-down nos permite acceder a toda la reserva de potencia de forma efectiva, llegando a bajar más de una marcha de forma rápida y sin pasar por las relaciones intermedias.

Precios y competidores

El precio de los modelos más básicos con motor a gasolina son especialmente competitivos, arrancando en unos redondos 15.000 € para la versión VTI de 120 CV que pese a no tener un consumo envidiable, nos permite acceder a todas las ventajas que presenta el nuevo C4. Aunque el resto de la gama nos presenta las nuevas motorizaciones, más optimizadas y a un precio también muy competitivo que llega a los 22.400 € del Citroën C4 HDi 150 Exclusive.

Uno de los competidores más duros se encuentra en su compatriota, el Renault Mégane. Introducido en la edición 2008 del Salón de París el Mégane se ofrece en carrocerías de tres y cinco puertas, así como familiar, descapotable frente a la única variante de cinco puertas presente en el C4. Si comparamos al Mégane Berlina Emotion dCi 105 eco2 con el Citroën C4 e-HDi 110 CMP Sport, de precio similar, el Citroën no sólo ofrece 5 CV más, sino que rebaja el consumo urbano en 0,8 l/100 km.

Si se busca un chasis bien afinado entonces el Ford Focus es una opción a tener en cuenta, aunque la actual generación ya se encuentra al final de sus andadas y se verá sustituida en los próximos meses. Por 20.200 € podemos adquirir un Ford Focus Titanium 2.0 TDCi 136 CV frente a los 20.050 € del Citroën C4 2.0 HDI 150 CV Sport ganando el francés no sólo en potencia, sino también en precio y consumo.

Podríamos continuar durante dos artículos más analizando los rivales del Nuevo Citroën C4 por lo poblado del sector de los compactos, pero creo que terminar con el Seat León es bastante apropiado. Si buscamos el equivalente a la motorización 1.6 e-HDI de 110 CV presente en el C4, nos encontramos ante el competitivo 1.6 TDI CR Ecomotive de 105 CV que por 19.260 € es tan solo 260 € más caro pero ofrece una sustancial bajada en el consumo hasta los 3.8 l/100 km frente a los 4.2 l/100 km del Citroën que aunque pueda no parecer demasiado es un 10% menor.

Conclusión

El Citroën C4 original recibe con esta segunda generación un más que digno sucesor, con el que el fabricante demuestra que sabe escuchar a sus clientes y rectificar los detalles que menos habían gustado. El interior brilla con luz propia y no sólo por su luminosidad, sino por la calidad en los acabados, aunque peca de complejo en el manejo por el alto número de botones, una costumbre que muchas marcas ya han abandonado. Aunque muchos acusarán el diseño de este coche de soso, este diseño menos atrevido llegará al corazón de más potenciales compradores, convirtiéndolo en un superventas garantizado.

De poco sirve el diseño exterior si el comportamiento en marcha no acompaña, cosa que en este caso no ocurre, con un comfort en marcha a la altura de los mejores de su segmento. La única mancha en el expediente de este renovado coche es el cambio CMP, pero compensa su relativa lentitud con la comodidad que aporta en situaciones de atasco en las grandes ciudades. Si además añadimos a la mezcla la presencia de las optativas e-HDI nos encontramos ante una gama ampliamente versátil que dará guerra a todos los competidores que osen medirse con él.

A destacar

  • Interior mejorado
  • Aplomo y comfort en marcha
  • Sistema e-HDI microhíbrido

A mejorar

  • Cambio automático lento, aunque práctico para la ciudad
  • Demasiados botones
  • El subwoofer del sistema de sonido Denon roba unos preciosos litros de maletero

Citroën C4, presentación en Suecia (I)

Imágenes: Iván Palleiro
En Diariomotor: Citroën C4, presentación en Suecia (I) | Citroën C4 2011, primeras impresiones desde París | Citroën C4 2011

Lee a continuación: Citroën C4, presentación en Suecia (I)

    Citroën C4
    Solicita tu oferta desde 12.700 €
    • Mytek

      Una pregunta a la audiencia: ?se puede cambiar el sonido de los intermitentes a cualquier coche? ?Algun preparador? Lo digo porque este C4 tiene esta opcion, que me parece genial.

    • jorg

      Desde siempre los cambios automáticos de citroen no han sido muy buenos, creo que nos hemos acostumbrado a cambios del tipo DSG o 7G tronic que son insuperables

    • Rambo

      Automatico de citroen! no gracias, vaya manera de suicidar un coche que acaba de salir a mi parecer tendrian que dar la opción de escojer en vez de obligar a utilizar la caja automatica por narices pero bueno asi les ira de bien… luego lloraran.

    • Lopez Gil

      Lo he probado y es una Picasso en versión compacto, o un C3 más grande, una soseria total de coche. El que busque algo de tacto deportivo que huya de Citroen.

    • marce

      Carroceria en tres puertas YAAAAA porque si se hace como en el xsara es menos costoso que como se ha hecho en el c-4, ademas habiendo vendido casi las mismas unidades en 3 como en 5 puertas ……. en los modelos antes citados NO LO ENTIENDO

    • Jetfire

      Tengo ganas de verlo, por detrás no me gusta, se da un aire (no me pongais verde, plis) al a3. Creo que ha sido su inspiración clara. Al igual que los alemanes es soso y racional, correcto, como dijo alguien en la 1ª parte, pero esto llega a un público más extenso.
      Me alegro que citroen suba de calidad en lo que respecta a interiores.
      Supongo que a esos precios, al poco tiempo de salir le harás los famosos descuentos de citroen porque 22000 pavos por un compacto de citroen, pues como que no.

    • Anónimo

      “Si el uso que tenemos pensado para nuestro flamante C4 tiene un alto porcentaje de kilómetros en carretera, entonces la elección adecuada serán las motorizaciones 1.6 THP de 155 CV o 2.0 HDI de 150 CV que nos aportan más músculo, siempre necesario para los adelantamientos.”

      Otra tontería, en un compacto, el 1.6 e-HDI de 110 CV por carretera tiene que ir sobrado

    • kingGeorge

      “Si el uso que tenemos pensado para nuestro flamante C4 tiene un alto porcentaje de kilómetros en carretera, entonces la elección adecuada serán las motorizaciones 1.6 THP de 155 CV o 2.0 HDI de 150 CV que nos aportan más músculo, siempre necesario para los adelantamientos.”

      Otra tontería el 1.6 e-HDI de 110 CV por carretera tiene que ir sobrado.

    • Pingback: Citroën C3 y DS3 e-HDI — Diariomotor()