Los coches que no vendan los concesionarios podrán ser devueltos al fabricante

Fran López  | 

Conocida popularmente como la Ley Sinde, la Ley de Economía Sostenible (LES) ha sido definitivamente aprobada, dando mucho que hablar acerca de las medidas incluidas para evitar las descargas no autorizadas de material protegido por derechos de autor. Sin embargo, a pesar de pasar más desapercibidas, incluye muchas otras medidas y reformas de las que poco se han hablado hasta ahora, y en relación con el tema que nos ocupa, una cuestión que cambiará bastante el sector de la venta de automóviles nuevos.

Normalmente, los fabricantes exigen a cada concesionario unos objetivos comerciales, lo cual incluye una compra mínima de unidades. A partir de ahora, sin embargo, la relación comercial existente entre un concesionario y la marca de la que depende podría cambiar, ya que el fabricante se vería obligado a recomprar aquellos coches que el concesionario no haya vendido en un plazo de dos meses.

De esta forma, si el concesionario no ha vendido un vehículo que había adquirido al fabricante pasados dos meses, éste estará obligado a recomprárselo en las mismas condiciones en las que lo había suministrado al concesionario. Además, si el concesionario dejase de representar al fabricante, el distribuidor podría tener derecho a recibir una indemnización por cuestiones como inversiones pendientes de amortizar.

Cuestiones puramente económicas que podrían influir en cierto modo en la venta de automóviles nuevos, así como a la vez dar un pequeño balón de oxígeno a muchos concesionarios y a los trabajadores situados en posición muy delicada, asfixiados por la crisis y el bajón de ventas experimentado en los últimos años.

Desde el punto de vista del concesionario, las nuevas condiciones parecen más favorables: reducirían el stock acumulado al poder deshacerse de aquellas unidades a las que no les dan salida, pudiendo reducir sus costes y hacer que la inversión sea un poco menos arriesgada. Para el comprador, esto también podría traer consecuencias: ¿quizás la desaparición casi total de los coches en stock o kilómetro cero (ya matriculados para cumplir objetivos de ventas) a precios más ventajosos?

Vía: El Mundo Motor
En Diariomotor: Las amargas lágrimas de Faconauto y los concesionarios españoles | Coche nuevo, seminuevo o “kilómetro cero” |

Lee a continuación: Las ventas del Alfa Giulietta, viento en popa

Ver todos los comentarios 19