Spyker vende su división de coches deportivos y se centrará en Saab

 | 

La pequeña compañía de deportivos artesanales Spyker sorprendía hace unos meses al comprar Saab, cuando muchos ya casi la dábamos por muerta en las manos de General Motors. Afortunadamente, Spyker consiguió la financiación que necesitaba y rescató a la marca sueca de una muerte segura, por lo que esperemos que tengamos Saab para mucho tiempo.

Ahora, apenas un año después, llega un nuevo movimiento: Spyker se deshace de su división de coches deportivos, de idéntico nombre al de la empresa, que pasará a manos de la sociedad CPP Global Holdings, con sede en Coventry y propiedad del magnate ruso Vladimir Antonov. Así, la empresa que ahora conocemos como Spyker pasará a centrarse exclusivamente en Saab.

La operación se completará por un total de 32 millones de euros, de los que CPP pagará 15 millones inmediatamente y los otros 17 millones a lo largo de los próximos seis años, a medida que vaya obteniendo beneficios. Esto no pone sino de manifiesto la verdadera entidad de Spyker, una empresa bastante pequeña que pese a ello ha conseguido rescatar un clásico nombre como el de Saab de las manos del gigante estadounidense de la automoción.

La empresa holandesa comandada por Victor Muller suelta lastre y cambiará de nombre, ocupándose únicamente de Saab, mientras que CPP pasarán a encargarse de la fabricación y de la explotación comercial de los deportivos Spyker Cars, desde ahora bajo su entera propiedad. De hecho, CPP ya se encargaba de la manufactura de chasis y paneles para Spyker desde el año 2000, y de la fabricación completa de los Spyker C8 Aileron desde el año 2009.

Vía: Autocar
En Diariomotor: Spyker compra Saab y la salva del cierre | Spyker C8 Aileron | Spyker C8 Aileron Spyder |

Lee a continuación: Santana se despide definitivamente