¿Se acerca el fin de la velocidad ilimitada en las Autobahn?

Víctor Fernández  |  @vfdezd  | 

Fotografía de una Autobahn alemana

Las últimas semanas están siendo tremendamente activas en cuanto al debate de los límites de velocidad en los países europeos. En España aún escuece en la población la decisión del Gobierno de limitar a 110 km/h las autovías y autopistas nacionales, una medida tomada para reducir el consumo de combustible. En la otra cara de la moneda, Holanda ha aumentado en algunos tramos la velocidad máxima hasta 130 km/h, y Reino Unido quiere elevar esa cifra hasta las 80 mph (128 km/h).

Sea en el país que sea, existe un tope máximo a partir del cual hay grandes posibilidades de ser multado por exceso de velocidad, a excepción de Alemania, donde cuentan con las estupendas Autobahn. Son el sueño de los velocistas de toda Europa, y del mundo entero, ya que no existe ningún tipo de límite de velocidad durante centenares de kilómetros por todo el país. Las tasas de mortalidad por accidentes son de las más bajas del mundo, de ahí que poca gente se plantee realmente modificar esta situación…hasta ahora.

Hace unos días se celebraron elecciones en el Estado de Baden-Württemberg, y ha resultado ganador el partido de Los Verdes en coalición con los socialdemócratas del país. Una de las primeras propuestas que han realizado desde el seno del partido es la de establecer un límite de velocidad de 120 km/h en todas las autopistas del Estado. La propuesta cuenta con el apoyo de sus compañeros de Gobierno pero el principal partido opositor y, obviamente, los fabricantes se oponen a dicha medida.

Autobahn alemana

Para quien no lo sepa, este Estado tiene por capital Stuttgart, la sede de marcas tan íntimamente ligadas a la velocidad como son Porsche o Mercedes-Benz. Tradicionalmente, uno de los principales mercados de estas marcas y otros muchos fabricantes de coches de alta cilindrada (sí, lo sé, suena a noticia de telediario) es Alemania, debido a que es uno de los pocos lugares del mundo donde se puede aprovechar todo el potencial de este tipo de vehículos sin necesidad de tener que entrar en circuito.

La razón que esgrimen los impulsores de esta propuesta es la alta contaminación producida por el parque automovilístico alemán. Según ellos, cerca del 30% de las emisiones de gases producidas en el país se debe al tráfico rodado. Ciertamente, una imposición de velocidad máxima ayudaría a reducir estas emisiones, aunque habría qué calcular qué porcentaje se lograría limar, teniendo en cuenta que no todo el mundo va a 300 km/h constantemente como mucha gente se piensa.

Siendo objetivos, es innegable que el consumo de combustibles derivados del petróleo se reduciría, ayudando no sólo a rebajar la contaminación sino también la dependencia energética del petróleo por parte de Alemania. Aquí entra en juego hasta dónde está dispuesto el Gobierno y la población a llegar con tal de controlar sus emisiones, pero desde fuera del país veríamos muy chocante que se decidieran imponer límites en las Autobahn.

Por el momento no hay nada oficial, es tan sólo una intención del Gobierno entrante. Hay que tener en cuenta que hablamos de sólo un Estado de los 16 que componen el país. Sin embargo, si saliera adelante la medida, cosa que aún parece lejana, podría sentar un precedente en otros Estados federados. Hace algo más de dos años ya se produjo una limitación de la velocidad en Bremen, aunque en ese caso sólo fue un tramo de 60 km y no todas las vías rápidas del Estado. Seguiremos pendientes a esta compleja proposición.

Fuente: Autoblog.it
En Diariomotor: Primera autobahn con límite de velocidad | A más de 350 km/h en la Autobahn: Bugatti Veyron y BMW M5 Hurricane RS | Los alemanes quieren límites en las autobahn

Lee a continuación: Una empresa navarra "electrifica" tu viejo coche

Ver todos los comentarios 15