2020 Chevrolet Era, un prototipo amigo con el Medio Ambiente

 |  @jose_garcia  | 

Ver diseño tan ambiciosos en diseñadores jóvenes me recuerda a los grandes prototipos que se hacían en la década de los ‘50, donde el límite de las posibilidades lo ponía la imaginación de los diseñadores e ingenieros que llevaban a cabo el proyecto en cuestión. La cosas no cambian y de vez en cuando, nos encontramos con historias similares pero con proyectos de nuestro tiempo (futuro).

Uno de ellos es este 2020 Chevrolet Era, un estudio de diseño de la diseñadora Yana Briggs, una estudiante del Art Center College of Design de Los Ángeles y que ha visto como la propia General Motors patrocinaba su último proyecto, un coche del futuro amable con el Medio Ambiente y que además de ser respetuoso con el mismo, también hace que el aire que respiran los que están a su alrededor sea algo más saludable.

La silueta de este 2+2 esconde un techo panelado con placas solares para aprovechar la energía del Sol y transformarla en la electricidad necesaria para abastecer a este 2020 Chevrolet Era. No nos dice nada de su sistema de propulsión, pero lo más lógico es que fuese eléctrico si la intención es la de hacer un coche no contaminante. El sistema de placas solares se utilizaría para dar algo más de autonomía al conjunto.

Al no tener emisiones, Yana Briggs ha ideado un sistema que recicla el aire que pasa a traves de su carrocería para purificarlo. La polución que entra por el frontal del coche para por el sistema denominado O₂ Filter Exhaust y lo transforma en aire limpio, cargado de oxígeno, para crear un ambiente más limpio en las ciudades. Una gran idea difícil de ver en un coche de producción, la verdad.

Fuente: Automotto
Más información: Briggs Design
En Diariomotor: Michelin Challenge Bibendum

Lee a continuación: Caterham Drive Experience: disfrutando del mito en circuito (II)

  • Crespo_Racing

    Por detras es feisimo pero por delante los faros me encantan.

  • ramon

    FEO

  • Alonso Escareño

    El batimovil?

  • Carlos Guillén Salce

    Esta demasiado increible un coche auténtico y genial,aunque los faros de adelante hubieran sido mas grandes.