Porsche necesita un roadster económico para ganar clientes jóvenes

 |  @davidvillarreal  | 

Desde hace muchos años Porsche ya no es la marca de automóviles limitada a pasionales deportivos de antaño. Y es que consiguieron demostrarnos que un Porsche además de elegante y deportivo puede ser práctico y para toda la familia, véanse Cayenne, Panamera y no dentro de mucho Cajun, que con total seguridad se venderá tan bien o mejor que los modelos que le preceden.

¿Cuál es el problema de Porsche? Matthias Mueller, CEO de la marca, no tiene ningún reparo en reconocer que la media de edad de sus clientes está en los 53 años. Esa era su afirmación en declaraciones al periódico alemán Handelsblatt. Porsche cautiva a clientes a los que de jóvenes ya se les caía la baba al ver un nine eleven y ahora, con cierta edad, pueden permitirse el lujo de hacerse con este deportivo. Y es que a fin de cuentas y por mucho que hayan pasado los años, la esencia del Porsche 911 sigue intacta. ¿Pero qué hay de los clientes más jóvenes que buscan deportividad, estilo y a un precio asequible? La respuesta la da Matthias. Es necesario un porschete de entrada…

El bueno de Matthias no ha inventado la pólvora. La idea de lanzar un Porsche económico, o como diríamos en los tiempos que corren, low-cost no es nueva. Ya lo intentaron en los años 60 con el 914, más tarde en los años 70 con el 924, en los años 80 con el 944 y en los años 90 con el 968. Cada uno de ellos correría suerte dispar, pero las intenciones no habían variado demasiado…

Según Mueller en Stuttgart ya se ha iniciado un proyecto que tiene como objetivo resucitar el clásico 550 Spyder, no ya con objeto de relanzar un remake del clásico de aspecto retro, sino de resurgir el espíritu del deportivo descapotable biplaza de antaño (más allá del Boxster), económico y juvenil. Para ello aprovecharían una nueva plataforma de acero y aluminio del grupo Volkswagen, compartida con Audi (y el esperado Audi R4), con motor central.

El ahorro llegará tanto en cuanto en cuanto buena parte de las piezas serán compartidas con Audi y se emplearán soluciones más económicas y ahorradoras, tales como dejar a un lado el flat-6 (bóxer de seis cilindros) para sus hermanos mayores y sustituirlo por el nuevo y esperado motor de cuatro cilindros enfrentados, que con 2.5 litros y turbo mediante podría desarrollar hasta 360 CV. Este motor probablemente será una de las novedades más interesantes que veremos también dentro de unos años en la gama Boxster y Cayman.

Matthias Mueller asegura además que no piensan abandonar el bóxer de seis cilindros, ni mucho menos, pero siguiendo la máxima del “nunca digas de este agua no beberé” tampoco descarta que en un futuro podamos encontrarnos con un Porsche 911 Carrera de cuatro cilindros

Fuente: Autocar.co.uk | Handelsblatt
En Diariomotor: El Porsche Cajun se deja ver, ¿será realmente así? | Porsche confirma el desarrollo de un cuatro cilindros

Lee a continuación: RUF CTR 3, el heredero moral del Porsche Carrera GT

  • Doricus

    Si algo nos ha demostrado Porsche es que son especialistas en romper las normas y triunfar. Francamente, me encantaría ver ya mismo ese boxer de cuatro cilindros.

  • Ya han existido 911 de 4 cilindros

  • AB

    Veamos. Creo que si hablamos en plata, o sea en euros, nos entenderemos mejor.

    Lo menos que se da en Porsche, el Boxster, cuesta según catálogo unos 53 mil euros, “pelado”. De ahí se pasa, sin contar Panameras y esas cosas, al 911 por unos 96 mil, tambien “pelado”.

    Entonces ¿de que precio estamos hablando cuando decimos “económico y juvenil”? (no consideremos el despropósito de “low cost”).

    Entendiendo por “joven” gente de no más de alrededor de 30 años, pocos se van a comprar un coche que se pase mucho de los 30 mil. Si consideramos gente de unos 40 años, la mayor parte de los que lo podrían pagar necesitan más bien un monovolumen… con lo que los compradores del modelo tendrían que ser gente de los que tienen en el garage dos o más coches pero ¿hay tantos?. En el mismo saco podríamos poner a los que les compra el coche el papi.

    Si empezamos a hablar de motores especiales, aunque tengan unos miserables cuatro cilindros, y del 7º de caballería al galope, dudo mucho que el invento baje de los 40 mil, con lo que considerando que para poner “bonito” a un “pelado” (en los coches alemanes en general) puedes gastarte entre 10 y 15 mil euros más por encima del precio oficial, y eso intentando ser austero, lo de “económico y juvenil” parece más bien una broma.

    Los Porsche son caros, por tanto, si realmente necesitan y quieren un producto asequible a un público diferente de su clientela habitual, no tienen más remedio que buscar algo con un precio de catálogo alrededor de los 30 mil (para el “pelado”) y para eso no hay más remedio que ir a buscar motores y piezas a los almacenes de Volkswagen/Audi. Y después dejar a los ingenieros de la casa darles el toque Porsche. En realidad así nació Porsche.

    Todo lo demás no sería más que marear la perdiz; hacer un nuevo Boxster con otro nombre, y un precio prácticamente igual y para el mismo tipo de cliente que tienen hoy, y, a la vez, poder subir al Boxster de categoría y con un precio más próximo al 911.