comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Tateyama Kurobe, la carretera de hielo y nieve de los Alpes japoneses

La tenacidad del pueblo japonés ha quedado patente a lo largo de la historia. Una prueba fehaciente la tendríamos en que una cultura milenaria como esta haya podido emerger en el que probablemente sea el país más escarpado del mundo. De hecho las islas japonesas son en realidad la cima de una extensa cordillera que sobresale en las aguas del Océano Pacífico. Lo que supone un problema para el desarrollo de las comunicaciones y las infraestructuras niponas, es también un deleite para los sentidos que nos deja estampas tan sorprendentes como la que os presentamos hoy mismo.

Se trata de la famosa carretera de nieve de la ruta de Tateyama Kurobe. No apta para claustrofóbicos, esta peculiar vía parece haber sido excavada en el propio hielo para permitir el tráfico rodado entre las localidades de Tateyama y Ogizawa en los que son considerados los Alpes japoneses. Este idílico paisaje cuenta en alguno de sus tramos con paredes de hielo y nieve compactada de más de 20 metros de altura, algo así como un edificio de 7 plantas.

El atractivo visual es tal, que todos los años se permite el acceso a peatones durante al menos un mes para que turistas y curiosos se acerquen a contemplar esta escena espectacular.

Con todo y con eso en el periodo invernal la vía se cierra y tan sólo se reabre entre los meses de abril y noviembre, no sin antes poner en marcha toda una legión de eficaces y gigantescas excavadoras y máquinas quitanieves que van eliminando insistentemente el “sólido elemento” que se acumula sobre el asfalto. De hecho lo que vemos en las fotografías es el aspecto que presenta en primavera. Durante el verano y otoño se deshiela por completo.

Cada vez que veo imágenes de carreteras tan complicadas como esta no puedo evitar recordar que en ciudades como Madrid, poco acostumbradas a las nevadas, basta con que la caída de unos copos de nieve para que se produzca inevitablemente el caos circulatorio.

Sin embargo para la gente del país del sol naciente ni un grosor de 20 metros de nieve es suficiente motivo como para dejar aisladas las localidades que une la ruta de Tateyama Kurobe.

Fuente: Fanmakimaki | Genjutsu | Puri Trans World En Diariomotor: La única carretera del mundo que prohibe usar el cinturón de seguridad | Dalton Highway: la ruta del petróleo hasta casi el Océano Ártico | Hringvegur: el anillo de hielo y fuego de Islandia